Mi palabra

La comunidad euro–pea choca con la dignidad y soberanía de Venezuela

"La manipulación mediática hace más daño

que la bomba atómica, porque destruye cerebros"

Noam Chomsky

En la etapa democrática de la República Bolivariana de Venezuela, desde la caída de la dictadura de Marco Pérez Jiménez, hasta la quinta sin retroceso, a pesar de los miles de obstáculos, no se había visto una campaña electoral, sin la propaganda de calle –afiches, pendones, pintas de murales y el alboroto del perifoneo– todo, absolutamente todo ha quedado a través de las redes sociales y, como todo el mundo carga un celular y, desde que aparecieron se acabaron los desocupados, por supuesto, que hasta los niños saben de la presencia de algunos candidatos, ya que, los demás aparecen en el tarjetón electoral para inflarle el autoestima a muchos de ellos.

El principal candidato y con la mayor opción de triunfo: Nicolás Maduro Moros, quien ha sido el blanco de todas las miradas, pero lo más peligroso, porque de las miradas nadie se muere, ha sido el ataque despiadado del imperialismo y su horda de la oposición venezolana, desde el mismo momento de salir electo por primera vez, como presidente de Venezuela y, no es cualquier ataque, porque han recurrido a los más criminales y descarados métodos, hasta intento de magnicidio en medio de un bloqueo para producir una hambruna, como arma de guerra y esto sin tomar en cuenta los arrebatos de rabia, desesperación y pedimentos de la violencia por parte de la inhabilitada, a quien le ha faltado poco rezarle e implorarle a Hitler, para ver si desde la eternidad le echa una manito para invadir a Venezuela

El otro con chance muy remoto, pero chance aún, como en el juego de la lotería, representa una simbiosis electoral muy rara, pero precisamente esos son los métodos utilizados por el imperialismo a través del gobierno de los Estados Unidos, cuando intuye, que el camino es empinado y pedregoso; agarran cualquier político obsoleto, pensando inflarlo con el apoyo mediático. La encargada de la promoción es la inhabilitada –y eso que está en dictadura– con un afiche del candidato real, que, al terminar los actos, lo debe tirar bien lejos con cara de pocos amigos.

La campaña electoral, hasta los momentos se viene desarrollando en sana paz, a pesar de la cantidad de mentiras sofisticadamente preparadas por ese aparato mediático, con miles de tentáculos capaz de atrapar a todo aquel, que no se encuentre suficientemente preparado para distinguir a este poderoso enemigo y además preparado para aupar a cualquier organismo, que se le brinde para apoyarlo en todo, menos sin recibir el pago, como está sucediendo con la Comunidad Europea; un brazo descaradamente entremetido del imperialismo para atacar a los pueblos, que no comulgan con ellos. Pruebas hay suficiente y apenas dieron señales de su presencia en Venezuela, el presidente Maduro, les señaló el camino de regreso.

Ahora, la oposición y la inhabilitada, ya que, el candidato real, habla, cuando su representante le da un pellizco, han montado una alharaca –¿Cuándo no? – Para presentar el hecho, como un atropello, cuando es parte del libreto del gobierno de los Estados Unidos, para sacar a flote candidatos de abortos anunciados, ya que, no hay otra manera de darlo a conocer y menos de presentarlo, como favorito, cuando se desconoce totalmente su actividad política; pero además en su contra juegan señalamientos muy graves comprometedores, entre ellos de haber formado parte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) conocida, como la quita y pone gobierno de acuerdo a los intereses de los gobiernos de los EE. UU.

Desaparecida la OEA y su títere Almagro, acompañando al penúltimo invento del imperialismo, queriendo sorprender a los mismos gatos, como fue: el Guaidó. Ahora, se aparece la Comunidad Europea, con otro intento más para tratar de pisotear y descalificar antes la opinión pública lo que todo el mundo conoce: un CNE invulnerable, el cual ha emitido resultados en pro y en contra del gobierno, producto de un sistema confiable, con tecnología de punta y si no es así, como salió electo el "filósofo" del Zulia, Galíndez en Cojedes y un número incontables de diputados, alcaldes y concejales de la oposición. Lamentablemente la derecha se maneja con las mentiras y los engaños, a tal punto, que están lanzando más bolas, que los mismos jugadores de bowling, pero recargadas y, en algunos casos son verdades anunciando los crímenes por adelantado cumpliendo las órdenes de Washington.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 730 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Narciso Torrealba

Narciso Torrealba

Más artículos de este autor