Economía sin paternalismo

En las dos décadas anteriores, la banca venezolana fue obligada a implementar unas gavetas crediticias para impulsar sectores como el agro, turismo, comercio, construcción, entre otros. Las tasas de interés eran preferenciales y con el paso del tiempo terminaron siendo reales negativas. Por ejemplo, la inflación de abril de 2014, estuvo en 61,5 %, mientras las tasas de interés se ubicaron en 16,38 %. Una terrible distorsión que fue uno de los componentes del desastre económico de los últimos 10 años.

La razón es que quienes podían pedir créditos bancarios, usando las gavetas, obtenían préstamos en bolívares con tasas muy por debajo del alza de precios. En un país con un control de divisas, el dólar aumentaba diariamente, lo que hacía que los beneficiarios de estos empréstitos se refugiaban en dólares masivamente. Este mecanismo, permitía que meses después, con una pequeña proporción de divisas, al ser vendidas en el mercado paralelo, se pagaba el préstamo en bolívares y quedaba una gran proporción de divisas en cuentas en el extranjero.

Esa acción también presionaba el dólar al alza, lanzando gasolina a la inflación. Lo que menos hicieron fue aumentar la producción agrícola, los servicios turísticos, la construcción se paralizó, el comercio terminó desabastecido, es decir, hubo un efecto contrario.

Los perjudicados fueron los ciudadanos comunes y los trabajadores que no tenían acceso a estos créditos. El efecto inflacionario de esta práctica lo pagó la mayoría que sin ningún remedio vio caer sus ingresos y mermar sus salarios por la inflación. Mientras quienes lograron obtener divisas por esta vía, pudieron protegerse de los efectos del alza del dólar.

Hoy ese tipo de créditos ya no existen. Ahora las tasas de interés están indexadas a la variación del dólar y se establece un Índice de Variación que publica el BCV. Se puede decir que hay tasas cercanas a la realidad, lo que dificulta el acceso al crédito bancario, pero ya no se genera la distorsión inflacionaria que terminan pagando los más pobres.

A pesar de ello, los datos positivos siguen surgiendo. Conindustria reportó recientemente una recuperación de 17 % del sector en el primer trimestre de 2024. Es importante señalar que en estos momentos no hay dólares preferenciales, no hay subsidios a ninguna empresa, no hay créditos blandos. Hay una economía pura, más real. En muchas décadas, los empresarios venezolanos no gestionaban empresas sin el exagerado proteccionismo estatal que de una manera u otra cubría a unos. Son tiempos en que los empresarios deben demostrar si son rentables, si son productivos, si pueden gestionar empresas en entornos sin paternalismo estatal. Si los hay y los reportes que surgen son buenas noticias para los venezolanos.

SENCILLITO

LA TRANSICIÓN: El embajador de Colombia en Venezuela, Milton Rengifo, llevó a cabo una consulta con empresarios, políticos, profesores universitarios y otras embajadas, para construir un documento que se propondrá al gobierno venezolano, para una transición política. Básicamente, trata de que quien pierda las elecciones no sufra persecuciones judiciales. También se abordan aspectos como el de las sanciones, las inhabilitaciones, la re-institucionalización y la defensa del Esequibo. Debería ser presentado antes del 10 de junio. Si se aprueba, los venezolanos lo refrendarían en una consulta popular el mismo día de las elecciones presidenciales. Sin embargo, en el gobierno nadie parece hablar de transición.

MEDIACIÓN: El gobierno colombiano y el ELN avanzaron en la firma del primer acuerdo de seis en medio de conversaciones de paz. El acto se logró en Caracas. De esta manera, Caracas cumple con Bogotá, luego que el presidente Gustavo Petro pidiera anteriormente ayuda a Nicolás Maduro, con el propósito de que se facilitara el proceso. A cambio, Petro ofrece seguir mediando ante Washington, relajamiento de sanciones a Venezuela.

BITCOIN Y EL SISTEMA ELÉCTRICO: El gobierno venezolano está desmontando granjas de minería de Bitcoin, en una supuesta acción para proteger el sistema eléctrico nacional. Hasta ahora los reportes señalan de desconexión de unas 11 mil máquinas. Las mismas serían del modelo ya obsoleto S19, que dejaron de ser rentables en el mundo, debido al alza de la dificultad de minería. El consumo de una de esas máquinas es comparable al de un refrigerador común de un hogar encendido todo el día, es decir, desconectaron el consumo de unas 11 mil neveras.

CUBANOS Y LAS ELECCIONES: Opositores cubanos esperan una victoria electoral de la oposición en Venezuela, ya que estiman que habría una ola expansiva para producir cambios en la isla, sin embargo, muchos no desestiman alguna maniobra de parte del gobierno para permanecer en el poder.

TENSIÓN: Un buque mercante, convertido en buque militar iraní, se dirige al Atlántico Sur. Se desconoce su destino, aunque Washington toma previsiones por si se dirige a Venezuela. Esto explica el sobrevuelo de aviones norteamericanos en el espacio aéreo de Guyana. Irán está colaborando con Venezuela desde hace años con equipamiento militar. Es notable la presencia de lanchas iraníes Peykaap-III, cerca de aguas guyanesas, reportada por medios especializados en temas militares. Se trata de botes con lanzaderas de misiles para operaciones de guerra no convencional. Según los expertos, el equipamiento tiene todo el potencial de entorpecer las operaciones marítimas entre Guyana y EE. UU., con su comercio petrolero, con acciones similares a las de los hutíes en el Mar Rojo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 700 veces.



Alex Vallenilla


Visite el perfil de Alex Vallenilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alex Vallenilla

Alex Vallenilla

Más artículos de este autor