Organización y proyecto Nuestramérica

Hablar del proyecto Nuestramérica nos remite a tiempos pasados donde la lucha en contra del sistema bipartidista trajo consigo no solo la posibilidad de quebrar un sistema acoplado por completo a los intereses de las oligarquías tradicionales sino dio pie a la creación de un concepto de lo político que logró diferenciarse de manera radical con el pensamiento y la acción de una izquierda que había perdido toda fuerza y verdad con el desmoronamiento de la Unión Soviética. La primera fase de lo que obtuvo al menos tres nombres desobediencia, proyecto 92 y proyecto nuestramerica, bajo el intento de unión de la fuerza popular nuestramericana, fue precisamente la ruptura con aquella izquierda dogmática e inservible que se apodaba a sí misma marxista leninista, para reencontrarnos con los principios libertarios que dieron pie a la formación de un movimiento popular no partidario, autónomo, que le dio un carácter pedagógico a una política de comunidades, por ello se habló de una política al mando de las comunidades, donde el problema no era ser gobierno, sino gobernar desde los espacios territoriales que vayan adquiriendo organización. La segunda fase tuvo que ver con el poder constituyente. Si hemos de gobernar más allá del Estado entonces nos es fundamental entender que todo aquello supone el desarrollo de un poder que se constituya a sí mismo de acuerdo a las características del orden de organización donde el mismo movimiento va tomando fuerza. Por esto se trataba de un proceso popular constituyente en órdenes distintos de acuerdo al tipo de espacio donde se lograba organización. El espacio educativo, el quehacer de la tierra, las industrias estratégicas en manos del Estado principalmente la industria petrolera. Con ello entramos en la tercera y más compleja de las fases cuál era la creación de una nueva república que se soporte en base a una verdadera revolución comunal. Todos estos principios se lucharon en múltiples terrenos hasta lograr la caída de la cuarta república.

Aquellos fueron los momentos de la creación del proyecto nuestramerica, donde lo fundamental estaba en la creación de una nueva república. Hoy los momentos son distintos ya esa nueva república fue creada constitucionalmente, se trata entonces de salvarla luego del desastre que se ha creado en las últimas etapas del llamado chavismo. Y existe un problema fundamental que corta la manera de enfrentar este desastre sostenido a punta de cárcel y represión, ese problema es el de la ausencia de organización. El proyecto nuestramerica cambia entonces guardando el epicentro ideológico que lo creo. Desde esos principios ahora si tenemos que luchar por el poder. El Estado social y de justicia, bajo el mando de una democracia libre y protagónica tiene que reconstruirse y para ello será necesario ese Estado que tanto negamos en la antigua república, tiene que estar en manos de una organización diversa a lo cual volvemos a llamar proyecto nuestramérica porque las finalidades últimas ya trazadas hace alrededor de 30 años siguen siendo las mismas, pero sobre una estrategia distinta y la conquista de un liderazgo individual y colectivo que logre cambiar las correlaciones de fuerza y supere no sólo es desastroso y corrupto gobierno, sino todas las formas de oposición que se fusionan ya sea con el mismo gobierno o con el imperialismo anglosajón creador de todas las últimas guerras que se han producido en el mundo. Dos oposiciones y un gobierno bajo la misma lógica del globalismo.

Nos volvemos a reunir entonces tratando de restablecer lo que un día fue la base central de un proyecto revolucionario exitoso en sus primeros momentos, lleno de dificultades si, solventadas en los primeros años, hasta que todo se vino a pique. Un gobierno que mantiene el poder de la peor manera, destruyendo un país y empobreciéndolo, y una oposición sin proyecto tan corrupta como el propio gobierno. Eso nos da a ver que sea cual sea la resultante del proceso electoral, continuará viniéndose la tragedia que nos ha impuesto la historia (siempre y cuando hayan elecciones por supuesto) en grados peores posiblemente. Cualquiera que sea el gobernante buscarán cambiar la constitución y de esa manera emprender el motivo fundamental que los mueve cuál es la venta del suelo y subsuelo de este país. En ese sentido redescubrimos lo que ha sido el proyecto nuestramerica ahora bajo otro motivo e intensidad. Fuera de todo electoralismo la reorganización del espacio que dio pie a la nueva república es fundamental en estos tiempos donde lo esencial está en salvar la nueva república y recuperar la dignidad de la vida, los derechos básicos marcados en la propia constitución. Así como se quebró la antigua república hoy toca quebrar la nueva oligarquía mafiosa, sin desdeñar a futuro el proyecto autogobernante, autovalorizante, autónomo, que forjamos años atrás.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 775 veces.



Roland Denis

Luchador popular revolucionario de larga trayectoria en la izquierda venezolana. Graduado en Filosofía en la UCV. Fue viceministro de Planificación y Desarrollo entre 2002 y 2003. En lo 80s militó en el movimiento La Desobediencia y luego en el Proyecto Nuestramerica / Movimiento 13 de Abril. Es autor de los libros Los Fabricantes de la Rebelión (2001) y Las Tres Repúblicas (2012).

 jansamcar@gmail.com

Visite el perfil de Roland Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roland Denis

Roland Denis

Más artículos de este autor