Crítica ácida

Palestina y Venezuela dignidad histórica 1 de 3

La sagrada tierra santa de donde es Jesús de Nazareth, en el movimiento político mundial parió un ser que, cambió la humanidad, siglos después en la tierra de gracia venezolana nació otro extraordinario gigante conductor de multitudes, Simón Bolívar, ambos personajes destinados a la paz y la buena voluntad con trascendencia imperecedera.

Nada que ver los legados de Jesucristo y Simón Bolívar, con las criminales conductas siglo XXI de políticos desarraigados de toda intención sana, ninguna religión desde la creación del mundo perdona autores de masivos asesinatos, en Palestina 2023- 2024 la mitad de víctimas de tales barbaridades son niñas y niños indefensos a causa de bombas

Los homicidas jefes prvocadores de hambre generalizada no tienen la anuencia terrenal ni del ALTISIMO que, rija la religión profesada por semejantes seres, sus intereses mezquinos los rechaza hasta la inútil ONU, la burocracia exquisita del organismo pagada por los U S A ha aprobado por los momentos tímidas resoluciones.

Cuando la ONU se desmarca del atorrante sionista criminal de lesa humanidad, Netanyahu, así serán de bárbaras sus acciones homicidas. En Venezuela entretanto estamos aprobando en la revolución bolivariana, antiimperialista y humanista, leyes en la enseñanza de nuestros infantes y desde los niveles de escuela motivarlos a la humanidad.

Nuestros niños nos oirán hablarles de cooperación, solidaridad, ejecución de defensa a los derechos humanos, la naturaleza e incluso a los derechos de los animales, eso nos llena de orgullo patrio ejemplar. Se aprobó por ejemplo en la Asamblea Nacional que, el 15 de mayo es "Día de la Familia" en Venezuela.

Coincide ese 15 de mayo con la importancia de la fecha para los palestinos. a quienes el mundo no salvaje, apoya y se elevan manifestaciones mundiales repudiando la muerte de civiles inocentes y la destrucción de su hábitat en Gaza y Cisjordania globalmente hay descalificación a los asesinatos programados por los sionistas.

Franja de Gaza y Cisjordania, niños masacrados, o heridos llorando minutos antes filmados jugando y en segundos, heridos en incomprensibles actos, sus miradas tiernas en preguntas silenciosas y mi mente va a la historia con Boves, Antoñanzas, Cervériz, degolladores de niños aborígenes, similares a misiles y bombas sionistas capitalistas de hoy.

Homicidas sin preocuparle a la humanidad occidental, en la ONU o donde sea, neo conquistadores aupando a sus soldados a hacer desaparecer los niños, similar a aquellos asesinos de infantes aborígenes degollados, terror mortal y dolor como arma de dominación, salvajes en la neo perdición siglo XXI cometiendo reptilianidades.

Este es el primero de tres artículos de crítica ácida, donde tengo oportunidad de narrar como por los años 80 del siglo pasado estando de visita en Las Trincheras un día de vacaciones en que decidí con mi esposa ir a las llamadas aguas termales en esa localidad carabobeña, conocí un señor radicado en Valencia y nacido en Palestina.

Le invité a entrevistarlo el 15 de mayo en la emisora de Maracay donde trasmitía el programa "Equilibrio Informativo", procurando como decía en identificación, "si busca informarse sin deformarse", para aquellos años las audiciones radiales debían ser obligatoriamente condescendientes con los gobiernos de AD y COPEI de lo contrario no iban al aire.

El caballero palestino se extrañó que le dejase hablar del sufrimiento infligido por Israel y EE UU a esa tierra de él y sus ancestros, le preocupaba el riego que corríamos los comunicadores sociales si nos atrevíamos a señalar las perversidades de los U S A y sus aliados hebreos, por supuesto que, entre ellos los judíos y sus negocios en territorio gringo. Continuaré en el próximo artículo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 610 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: