Reflexiones ingenuas: "guapos y apoyados"

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo.

Tanto la oposición venezolana (y por supuesto los marionetistas que manejan sus hilos) como quienes apoyan al gobierno nacional o se han mantenido distante de la actividad política, han quedado atónitos al escuchar las declaraciones del Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela con relación a la trama de corrupción que azotó al Gobierno Nacional y de los movimientos conspirativos para derrocar al Presidente Maduro.

Y no es para menos.

Realmente se necesita una estructura muy intrincada y sofisticada para llevar a cabo las acciones con las cuales se desfalcó a PDVSA y a las empresas filiales sin que nadie del gobierno nacional se hubiese dado cuenta. O si se dieron cuenta no comentaron ni denunciaron nada con lo cual se convierten en cómplices silentes.

Pero además, el enriquecimiento a vista de todos, de los empresarios que participaron en estas acciones, los funcionarios involucrados, no generó ninguna sospecha a pesar de ser público y notorio.

Me pregunto, ¿Será que en la administración pública no se llevan mecanismos administrativos y contables y auditorías a lo largo del año o al fin del mismo para ver cómo van los procesos administrativos, evaluar fallas, logros, avances, pérdidas?

Hay un dicho popular que dice que "ni la gripe ni la riqueza se pueden ocultar" sin embargo este dicho pareciera que nos dice: "he dicho que he dicho un dicho, dicho que no he dicho yo, pues si yo lo hubiera dicho del dicho que no"

Supongamos que los procesos administrativos son tan enrevesados que resulta imposible su evaluación y seguimiento permanente.

Pero…y este es un gran pero.

El acusado principal de esta trama de corrupción (y ahora descubierto de la conspiración para derrocar al Pte. Maduro) fue Vicepresidente de la República en el año 2017, en el 2018 Ministro del Poder Popular para Industria y Producción Nacional en el año 2020 y Ministro del Poder Popular de Petróleo y Vicepresidente para el Área Económica de Venezuela. Jefe de la Misión Identidad en el año 2003, Diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela en el año 2006, Viceministro de Seguridad Ciudadana en el año 2008 hasta el año 2012, Gobernado del Estado Aragua por el PSUV en el año 2012, Viceministro del PSUV en los años 2011 hasta 2013 para la región de los Andes y en enero del 2013 fue Vicepresidente del PSUV para la región Centro-Occidental sucediendo a Nicolás Maduro.

Ná guará.

Para nadie es un secreto que el susodicho ostentoso de ese currículo es también un mafioso a toda carrera que enroló en el PSUV a quienes también están involucrados en la trama de conspiradora y los colocó en cargos importantes de la administración pública en donde fueron artífices de innumerables hechos de corrupción a la vista de todos (y otros que aún están ocupando sus cargos pero que deben estar más chorreados que palo de gallinero) hechos que fueron denunciados a su debido tiempo pero a los cuales le hicieron caso omiso y sin que fueran investigados. Es decir, guapos y apoyados.

Sólo hay que hacer una pequeña investigación periodística para confirmar lo que aquí señalo.

La trama conspirativa para implosionar la economía nacional y con ello la caída del gobierno nacional a través de una alianza con la oposición radical y fascista no debe ser una sorpresa. Al fin y al cabo era necesario el control del Estado para poder imponer un gobierno que permitiera que los nuevos ricos, ahora dueños de inmensas fortunas, disfrutaran de sus fortunas en forma libre y descarada.

Y con ello el alivio de las sanciones cosa que constituye una vía para gobernar a su arbitrio y albedrio (lo cual era parte de la trama). Es decir una sociedad capitalista liberal con un gobierno persecutor de aquellos que le huelan a revolucionario y chavista.

Dos cosas me pregunto.

La primera: ¿Realmente el Presidente Maduro desconocía lo que arriba estamos señalando toda vez que eso es sabido por Raimundo y todo el mundo?

La segunda: ¿Será que el presidente Maduro desconoce que muchos de su entorno cercano pertenecen a ese grupo y están activos y contestes con la aventura novelesca del delincuente de ciernes?

El Presidente Maduro tiene una gran tarea por delante.

La primera de ella es satisfacer con una propuesta para el ajuste del salario de los trabajadores de la administración pública que satisfaga sus aspiraciones.

La segunda, tan importante y trascendente como la primera, depurar a su equipo de gobierno de quienes obstaculizan e imponen políticas nefastas del gobierno así como realización de prácticas proselitistas que sólo favorecen su ego personal. Adivinen adivinadores.

Tercero, sanear la administración pública de quienes entraban, sabotean con actos personalistas, despóticos, represivos a sus trabajadores, así como a quienes los dirigen.

El proceso electoral venidero implica realizar una campaña pulcra, creíble. La oposición utilizará todas las armas que estén a su alcance y una de ellas es la utilización de la situación que se generó con el descubrimiento de la corrupción dentro de PDVSA.

Esperemos que las aguas vuelvan a su cauce y la vuelta a la construcción de una patria socialista y revolucionaria.

De lo contrario todo el esfuerzo que se ha hecho en estos 25 años estará perdido.

Y que Dios nos coja confesados.

Hacerla patria libre o morir por ella.

Chávez Vive La Lucha Sigue



Esta nota ha sido leída aproximadamente 919 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: