Reflexiones ingenuas: "reversibilidad"

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo.

La historia de la humanidad ha sido siempre la historia de la lucha de clases.

La sociedad capitalista tiene como objeto la acumulación de capital en manos de unos pocos estos son la burguesía, quien a través de los mecanismos de dominación (estado, escuela, ideología) impone su ética, su moral y los valores propios del capitalismo al resto de las clases sociales.

Desde el surgimiento del capitalismo en la historia, en el siglo XVIII en Inglaterra, la burguesía impuso su dominio a través de la apropiación de los medios de producción y del trabajo realizado de la fuerza productiva de los trabajadores.

Al trabajador, al obrero, se le cancela por su trabajo, un salario que es el equivalente al resultado de la transformación del capital en mercancía, es decir, la materia prima en materia elaborada. Dicha mercancía va preñada del plus valor, es decir, valor de cambio el cual, en el mercado, aumenta su costo y este excedente o plusvalía va a para a las manos de la clase burguesa y sus intermediarios (empresarios, vendedores, proveedores).

Hoy, el capitalismo clásico, ha asumido condición trasnacional con la cual han surgido grande cadenas de comercialización del trabajo y con ello se abaratan los costos de producción pero se aumenta el precio al entrar a un mercado mundial que va generando más capital el cual aumenta la acumulación del mismo y la cadena de explotación.

Marx y Engels fueron los que develaron las formas económicas y sociales de cómo opera el capital a nivel nacional y anunciaron la aparición del capitalismo trasnacional.

Las luchas obreras en contra de la clase burguesa se iniciaron en Inglaterra durante el siglo XVIII en Francia la dio Comuna de París, la primera experiencia de gobierno obrero que duró 61 días. La Comuna de París constituye el primer gran hito del movimiento obrero en tanto que rompe con la propia lógica de resistencia intrínseca a las luchas proletarias que se habían librado hasta entonces.

La Primera Internacional fue la primera gran organización de intentó unificar a los trabajadores de los diferentes países. Fue fundada en Londres y agrupó a socialistas británicos, anarquistas y socialistas franceses e italianos republicanos. Colaboraron con ella Karl Marx y Bakunin

Posteriormente aparecieron nuevas organizaciones de trabajadores, todas ellas con el objetivo de luchar contra el capitalismo en sus diferentes formas y conquistar el poder a fin de lograr la desaparición del capitalismo y con ello la igualdad social de la sociedad haciendo desaparecer las clases sociales y la explotación del hombre por el hombre y por el estado.

Rosa Luxemburgo alerta en su obra "Reforma o Revolución" (escrita en 1899) sobre las desviaciones y mixtificaciones de las luchas obreras y sus objetivos económicos, políticos y sociales.

En América la lucha de clases y el movimiento socialista en Estados Unidos tienen una riquísima historia, incluso fechas claves de la lucha de clases mundial como el Primero de Mayo y el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, tienen su origen en las luchas de la clase obrera estadounidense.

El capitalismo yanqui se construyó sobre la base del despojo territorial y genocidio de los pueblos originarios y la esclavitud masiva de africanos y sus descendientes.

Hizo falta una revolución, que culminó con la Guerra Civil de mediados de siglo XIX, para acabar con la esclavitud institucional.

Aunque incluso, después de la emancipación, los negros fueron sometidos al brutal régimen de segregación y persecución legal y explotada aun después de su emancipación. El racismo estructural es una característica central del capitalismo yanqui desde sus inicios, y le ha resultado increíblemente efectivo a la burguesía como arma para mantener a los trabajadores divididos.

Éste ha sido un eje de la lucha de clases hasta nuestros días.

Tras el triunfo de la burguesía del norte en la Guerra Civil, esta impulsó el mayor ritmo de crecimiento económico de la historia de la humanidad, y lo logró en base a la superexplotación de trabajadores blancos, negros, chinos e inmigrantes europeos.

La revolución industrial en Estados Unidos fue vertiginosa. Las industrias del acero, el petróleo, el ferrocarril y los bancos permitieron a un puñado de empresarios, como Rockefeller, Gould, Morgan y Carnegie, acumular fortunas multimillonarias y un poder político supremo.

Los métodos inescrupulosos de estos magnates para acumular y defender sus negocios: estafa, extorsión, soborno, robo y violencia.

Nada de esto se logró sin resistencia. La "era dorada" de los barones ladrones también es la del surgimiento de las primeras organizaciones políticas y sindicales de la clase obrera.

La lucha por las ocho horas que dio origen al Día Internacional de los Trabajadores tras la revuelta de Haymarket en Chicago en 1886, fue la culminación de una oleada de huelgas combativas dirigidas por revolucionarios anarquistas y socialistas.

A fines de siglo XIX se consolidaron los primeros sindicatos nacionales en con la primera federación obrera, la AFL, y en 1901 se fundó el Partido Socialista de América dirigido por Eugene Debbs. (Ob. Cit. EEUU: historia y actualidad de la lucha de clases y la izquierda. Liga Internacional Socialista. 13 de noviembre 2020).

En Venezuela la primera etapa del movimiento obrero organizado surge después de la muerte de J.V. Gómez donde que dio origen a la CVT en el año 1938.

Otra forma de expresarse la lucha revolucionaria, tanto en Latino América como en África, Asia y algunos países de Europa fue la guerra de guerrillas. La guerrilla urbana es un tipo específico de tácticas de guerrilla aparecido en la segunda mitad del siglo xx, que se caracteriza por desarrollarse en un ambiente urbano como parte de una estrategia coordinada de lucha militar, muchas veces de naturaleza anticolonial o revolucionaria.

También la guerra de guerrillas en las montañas constituye otra forma de expresarse la lucha revolucionaria. Al carecer de la fuerza numérica y del armamento idóneo para enfrentarse un ejército regular, las guerrillas evitan el enfrentamiento en campo abierto. En vez de ello, actúan desde bases establecidas en terrenos inaccesibles y remotos tales como bosques, montañas o junglas, dependiendo del apoyo de sus habitantes para conseguir reclutas, alimentos, cobijo e información.

Estos movimientos revolucionarios constituyen una expresión de la lucha de clases pero muchos de ellos fueron derrotados o perdieron el objetivo fundamental de la misma que es la lucha de los trabajadores por conquistar el poder, destruir al estado burgués y construir una sociedad sin clases otorgándose a los obreros el poder político, económico y social a fin de lograr la auténtica revolución socialista.

En Panamá, México, Cuba, Nicaragua, El Salvador, Venezuela, Uruguay, Perú surgieron movimientos guerrilleros durante el siglo XX. El origen de esta lucha armada era la situación neocolonial que caracterizaba al continente, en la que el poder imperial con el Apoyo de los E.U. y las burguesías locales estaban dispuestos a impedir con las armas cualquier intento independentista.

En los actuales momentos las supuestas luchas de clases se centran en movimientos pequeños burgueses, reformistas y mixtificadores que desvirtúan el objetivo fundamental de las mismas y los pocos que mantienen una visión de clases con un contenido verdaderamente revolucionarios están debilitados por el actual escenario de penetración y deformación de los objetivos y modalidades reales de una lucha de clases que tenga como objetivo destruir la sociedad capitalista actuar y lograr una verdadera revolución proletaria.

Es que el capitalismo tiene la capacidad de mimetizarse y la burguesía penetrar los movimientos obreros para distorsionar los objetivos reales de las luchas de los trabajadores y convertirlos en sus acólitos y agentes.

Un caso emblemático ocurrió en Venezuela durante los años 1999 y siguientes cuando la CTV tomo posición contra el Presidente Chávez y se unió a la acción de Fedecámaras para derogar el decreto que anunciaba una modificación de los estatutos de la Sindicatos para la elección de sus directivos, su supervisión a través del CNE y la realización de un referéndum para determinar su aprobación.

Pero esta situación no sólo pasó en Venezuela. Las alianzas entre los sindicatos y los partidos burgueses es una constante en casi todos los países del mundo.

El capitalismo logra penetrar a las organizaciones revolucionarias y las transformas en organismos que promueven visiones distorsionadoras de los postulados reales que persigan la transformación de la sociedad capitalista por una sociedad socialista que persiga la eliminación del estado, las clases sociales, la desigualdad, la injusticia, la explotación del hombre por el hombre y por el Estado.

Diversas y variadas estrategias usan para tal fin. Hoy día el capitalismo ha construido un adefesio pequeño burgués denominado igualdad de género lo cual no es más que un distractor que persigue cambiar los objetivos reales revolucionarios por formas distorsionadoras de lo que constituye el verdadero objetivo de la revolución socialista.

A través de esas trampas ideológicas el capitalismo genera modas, usos, costumbres que le generan mecanismos para la producción de capital a través de la publicidad, la escuela, las instituciones sociales.

Estos mecanismos han permitido al capitalismo mantener y profundizar la explotación de la clase obrera poniendo como objetivos de lucha medidas mistificadoras y ajenas a lo que es el pensamiento socialista y revolucionario.

Después de un fallido golpe de estado en el año 1992 y a principios del siglo XXI surgió un movimiento popular que, encabezado por el Cte. Chávez, logró la presidencia del país en un proceso eleccionario en el cual fueron derrotados los partidos que representaban la oligarquía criolla y con ello a las transnacionales de los cuales eran testaferros. Estos gobiernos habían sumido a los venezolanos al hambre, miseria, desempleo y habían entregado las riquezas del país como el petróleo, hierro, aluminio y otros a los gobiernos de los E.U., España, Francia y otros.

El Comandante Chávez llamó a un referendo consultivo a través del cual se cambió la concepción burguesa de la democracia representativa por el de una democracia participativa y protagónica con el cual se le da al pueblo la posibilidad de participar directa o indirectamente en los asuntos cruciales del país y de la población en todos sus niveles.

El gobierno del Comandante Hugo Chávez nacionaliza las empresas básicas (Hierro, Petroquímica, Petróleo, Comunicaciones, Trasporte, Electricidad, Oro, algunos Bancos).

Además creo un sistema de misiones para incluir, atender y mejorar los servicios de educación, salud, alimentación a la población.

La muerte inducida del Pte. Chávez sorprendió al mundo. Pero una guerra asimétrica por parte de los E.U., la cual se caracterizó por una campaña internacional de satanización y descalificación del gobierno la cual fue apoyada por la U.E y varios países, inclusive, de América Latina.

Después de la muerte del Comandante Chávez y con el ascenso de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela encargado en el 8 de marzo del año 2013 y su posterior elección en el mes de abril del mismo año, se generaron una serie de protestas por parte de la oposición, conocidas como las guarimbas, apoyadas y estimuladas por los E.U. y varios países como Colombia, Inglaterra y España que ocasionaron aproximadamente 163 muertes, casi 2.000 heridos y cuantiosas pérdidas económicas y destrucción de escuelas, CDIs, vehículos públicos y privados.

Los ingresos públicos de Venezuela se han visto afectados desde la aplicación de medidas coercitivas y unilaterales impuestas por las distintas administraciones estadounidenses desde el año 2013, cuando la economía nacional comenzó a ir en declive al ser atacadas las principales industrias nacionales, las cuentas en los bancos internacionales. Además Inglaterra se apropió de las reservas de oro que tiene en sus bancos…

Hasta la fecha, 928 sanciones contra Venezuela han ocasionado un daño profundo en la economía, la producción, el desarrollo y el bienestar del pueblo, principal víctima de las medidas. Las 154 entidades venezolanas sancionadas por los Estados Unidos incluyen organismos públicos y empresas privadas.

Es importante señalar que señalar que antes del gobierno de Chávez hubo gobiernos revolucionarios que transformaron o intentaron transformar sus países del modelo capitalista dependiente a sociedades incluyentes, democracias populares, es decir, gobiernos revolucionarios. Como ejemplo tenemos a Cuba y Nicaragua. Cuba con el Movimiento 26 de julio y Nicaragua con el FSLN. Otros como El Salvador con el Movimiento Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí". De ellos sigue siendo Presidente el Comandante Daniel Ortega en Nicaragua quien trata de hacer transformaciones profundas en el país y el cual ha sido víctima de sanciones unilaterales por parte del imperio y la U.E.

Pero algunos países en los cuales se intentó transformar la sociedad fueron derrocados por intervenciones militares norteamericanas como los casos de Grenada, Chile, Nicaragua, República Dominicana entre otros. También organizaron y penetraron a países para apoyar movimientos subversivos y hacer caer los gobiernos progresistas como el caso de Argentina.

Hoy día hay en Latinoamérica algunos gobiernos como lo son Petro en Colombia, Lula en Brasil, Arce en Bolivia, Xiomara Castro en Honduras, Boric en Chile pero estos gobiernos, a pesar de su política de inclusión y reforma social del estado no buscan hacer transformaciones radicales como lo son el socialismo radical, es decir, son gobiernos democráticos radicales con un sistema económico capitalista y un estado pequeño burgués.

Es decir, hay un proceso de reversibilidad que va de las posturas radicales de carácter populista con un sistema económico capitalista y un estado burgués hasta posturas más liberales, es decir pequeño burguesas, con una economía capitalista.

En el caso de Venezuela la visión de una democracia participativa y protagónica, con una visión del estado interventor y fiscalizador, con una postura socialista que era la aspiración del Cte. Chávez ha sufrido un retroceso populista en el cual hay un híbrido de vuelta al capitalismo radical como lo son las Zonas de Exclusividad Económica y la profundización de una economía de puerto y la privatización de empresas que estaban en manos del estado como es el caso de CANTV y las empresas básicas de Guayana y de gas.

Decir que las medidas coercitivas han sido las culpables de ese retroceso político-social es una falacia porque la mayoría de los países socialistas han sufrido esas acciones y hasta intervenciones armadas por parte del imperio, como lo es el caso de Cuba, Nicaragua en América Latina.

Los peligros que acechan a la humanidad se hacen cada día más agudos. La situación bélica en Europa con Rusia enfrentada a Ucrania, la U.E , los enfrentamientos bélicos en la franja de Gaza con Israel, la polarización entre Rusia, China y Corea del Norte contra los E.U. y la OTAN.

La clase obrera, quien es la que pone las víctimas en los conflictos del capitalismo. necesita trascender de la enajenación a que la tiene sometida la burguesía y asumir su papel revolucionario instaurando un gobierno socialista internacional en el cual el capitalismo, en cualquiera de sus formas y modalidades, desaparezca de la faz de la tierra

Es ahora o nunca.

Revolución proletaria internacional ya.

Hacer la patria libre o morir por ella.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 701 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: