De golpes y más , toma del Cuartel Bolívar San Cristóbal

23 de Abril del año 1.960.el General Juan María Castro León, toma el cuartel Simón Bolívar de San Cristóbal, estado Táchira

Participa en el levantamiento contra el general Marcos Pérez Jiménez del 1 de enero de 1958 y a raíz del derrocamiento del Gobierno (23.1.1958), es ascendido a general de brigada y designado ministro de la Defensa en el primer gabinete de la Junta de Gobierno presidida por el contralmirante Wolfgang Larrazábal

Vocero de un sector importante de las Fuerzas Armadas, Castro León pronto está en desacuerdo con las decisiones de la Junta. En julio de 1958, una crisis política estalla entre las Fuerzas Armadas y el Gobierno. Castro León prefiere dimitir (22.7.1958) y abandonar el país. Es pasado a retiro el 24 de noviembre de 1959.

A principios de Abril de 1960, Jesús Farías es llamado al Ministerio de Relaciones Interiores debido a la denuncia del PCV en torno a un plan de asesinato de dirigentes civiles y oficiales del ejército, combinado con el asalto de la UCV, la Casa Sindical y las sedes partidistas, fraguado por esbirros desempleados de la Seguridad Nacional que portaban credenciales falsas de AD y COPEI. Los comunistas ubican el epicentro del plan en la casa de Miguel Moreno en Nueva York, contactado directamente con el dueño de una línea aérea y Romero Villate, quien está en suelo colombiano.

San Cristóbal es sobrevolada por aparatos con luces apagadas, supuestamente provenientes de la República Dominicana de Chapita Trujillo (Tribuna Popular, 08/04/60).

La prensa andina, informa de la estancia de Castro León en Cucutá, así como la detención de Miguel José Hernández Carabaño, incautada por la DIGEPOL la carta suscrita por el cabecilla de la rebelión instándolo a acompañarlo a prender el fósforo en San Cristóbal (El Centinela, 19/04/60)periódico regionmal propiedad del Sr Morales..

Además de la invitación postal, le encuentran "Visión y revisión de Bolívar" de Salcedo-Bastardo, "Elementos de política" de Adam Güller y "Política y parlamento" de Numa Quevedo (AD, 23/04/60), piezas para una futura proclama. Atravesar la frontera y amanecer en la capital tachirense es el itinerario de rigor.

Los actos de celebración de la Independencia, presumimos, obliga a diferir por un día las operaciones. El capitán Bernabé Serrano llega a Cucutá y trae al líder de la rebelión, escondiéndolo en la casa del coronel Lizarazo (auto ascendido a general), hasta que es conducido al casino donde enciende su verbo frente a la oficialidad.

El presidente Betancourt telefonea a su colega colombiano, preocupado por la concentración de "perezjimenistas" en la frontera. Pero el 20 de abril de 1960, a las dos de la madrugada, entró por Cúcuta con un pasaporte falso, con un plan para derrocar al gobierno de Betancourt.

Una hora después llegó a San Cristóbal, al Cuartel Bolívar, sede del Agrupamiento Militar N° 1 del Ejército y asiento del batallón de Infantería Ricaurte, el cual les fue abierto por el mayor Rafael González Windevoxel, tomando por sorpresa a la guarnición y poniendo el batallón al mando del teniente coronel Alcides González Escobar.

El general Castro León anunció a los militares alzados que todo el personal militar quedaba ascendido inmediatamente a un grado superior.

Castro León logró controlar el cuartel Bolívar y ocupar las sedes de los despachos oficiales. Sin embargo, no recibió la adhesión de ninguna otra guarnición como esperaba, y su movimiento quedó aislado. En la plana mayor de la nueva intentona de Castro León se encontraban el teniente coronel Juan de Dios Moncada Vidal; los mayores Manuel Azuaje, Luis Alberto Vivas Ramírez, Graciano Fariñas y José Isabel Gutiérrez; los capitanes Bernabé Serrano, Américo Serritielo y José María Galavís; y el teniente Silvio Guillén; además del general Francisco Lizarazu, jefe de la Guarnición, quien entregó el cuartel Bolívar a Castro León.

} Algunos de estos oficiales se unieron posteriormente a las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y sus destacamentos guerrilleros para continuar la lucha contra los gobiernos del pacto de Punto Fijo.

Huelga general en San Cristóbal. Obreros, campesinos y estudiantes resisten. El comercio y el clero no se animan a incorporarse a la rebelión. Sin dudas, es el ejercicio de una defensa convencida de la democracia que se inicia.

Las carreteras están selladas por la maquinaria pesada. Desde Caracas se toman las providencias del caso para bloquear a la entidad federal. Incluso, Simón Alberto Consalvi y Valmore Acevedo intentarán organizar una guerrilla de campesinos, cortar las comunicaciones, pero el aeropuerto de Santa Bárbara del Zulia, el más cercano al centro de los acontecimientos, está en manos del coronel Contreras, insurgente.

El de Santo Domingo está bajo control oficial. En La Fría, el mayor Cárdenas contacta con el mayor Pacheco Vivas. San Antonio cae en manos del gobierno. 8 camionetas sin ruedas obstaculizan el paso hacia El Vigia. Con uniforme militar, el hermano de Castro visita a familiares en Capacho..

Cuando unidades militares desde Maracaibo y Valencia se dirigían a San Cristóbal para combatir a Castro León, éste y sus oficiales abandonaron las instalaciones militares. Castro León fue apresado en Capacho (Táchira).

Una huelga general convocada por el Comité de Defensa de la Democracia contra el alzamiento paralizó todo el país.

Iluso, Castro León despacha desde el Cuartel Bolívar, yéndose el tiempo en la expedición de salvoconductos, inútiles correspondencias, y un ejemplo bastante elocuente radica en la libertad de movilización del gobernador Ceferino Medina gracias a una autorización firmada a nombre de un ciudadano inexistente. El Liceo Bolívar sabe de la ocupación militar, al igual que un banco. Algunas opiniones coinciden en sus lentas y quizás abigarradas decisiones, inseguro de las capacidades con las que estratégica y tácticamente cuenta. Tiene el respaldo de oficiales de estado mayor, pero no cuida de las medidas más elementales y el plan de operaciones no se muestra con nitidez, amparado en el azar y, por supuesto, provocando acciones desordenadas. A lo mejor pudo llegar a Barquisimeto y la espiral propagandística hubiese hecho lo suyo en el resto de los cuarteles del país.

La situación es insostenible y Castro intenta huir, pero es apresado en "La Cedralita", Distrito Capacho, cuando se detuvo a tomar café en la casa de Antonio María Parada no sin proponerle llevarlo por mil bolívares a Cucutá. Lleva una cantidad considerable de dinero en cheques y en efectivo, pesos colombianos, dólares estadounidenses y canadienses que posteriormente entraron a la Caja de Tesorería General del Gobierno de Táchira (El Centinela, 24/04/60).}

En Caracas, son detenidos Gonzalo Veloz Mancera, expresidente de Televisa, y Angel Zambrano, presidente de la Federación de Béisbol Amateurs, "ligados a personeros del régimen depuesto el 23 de enero y colaborador de Pérez Jiménez" (El Nacional, 23/04/60).

Alirio Ugarte Pelayo, embajador venezolano en México, asevera que los facciosos reclutaron a miembros de la hitleriana División Azul

El movimiento fracasa a las pocas horas de haberse iniciado y Castro León es detenido, enjuiciado por rebelión militar y trasladado a la prisión del cuartel San Carlos de Caracas donde muere.

Jean-William Lapierre, en "El análisis de los sistemas políticos", ha versado sobre el sistema cultural, dado por el conjunto de creencias, normas, valores de sostén, difundidos a través de la propaganda y la educación. Un ancho terreno de abstracciones, necesario de abonar mediante actos muy singulares de satisfacción y de apoyo".
Por una parte, el sostén específico está referido al nivel de satisfacciones que derivan de las decisiones públicas. La prensa de la época reseñó el contenido de la libreta de Castro León, en la cual apuntó su negación a la reforma agraria, en favor del desarrollo de las obras públicas (María Elena Páez, Elite: 30/04/60). El Centinela del 23/04/60 y 27/04/60, reseñaba que el grupo de captores de Castro León, además de Antonio María, sería beneficiario del Instituto Agrario Nacional. La edición del 24/04/60, informa que el gobernador Medina inaugura diferentes obras, como el acueducto y la planta eléctrica, en el Distrito Lobatera.

Y, por otra, encontramos el sostén difuso, suerte de depósito de las actitudes de apoyo al régimen. La radio jugó un papel estelar. Eran muchas las arengas del general Castro León, aunque no logró el tiempo necesario para un ensayo similar al del general español Queipo de Llano. Cuando los facciosos se rinden, alrededor de las tres de la mañana, la emisora "Ecos del Torbe" transmite las señales de parlamentarios, de líderes estudiantiles y del gobernador. Lo más llamativo era la aceptación y respeto del compromiso militante, a diferencia de hoy. Y no tanto porque el órgano divulgativo acciondemocratista haya dicho que de los seis captores, tres eran de AD y tres de COPEI (AD, 23/04/60): hay un saldo de heridos y muertos en La Concordia, entre los cuales figura Víctor Gómez, miembro del Buró Liceísta de AD (Momento, 29/04/60), un joven que seguramente no figura en la memoria adeca.

Incluso, los ánimos están exaltados y hay quienes, con un superapego simbólico, piden la ejecución de los alzados. En un artículo que formará parte de "Los días y la política", Gonzalo Barrios dirá: " Los sucesos del Táchira, demasiado breves para el gusto de algunos, iluminaron como un relámpago ciertas trastiendas. No sabemos si la consigna del ‘paredón’ tuvo desde sus orígenes el valor de simple metáfora que ahora se le confiere. Pero algunos grupos aislados – tal vez por su ignorancia- todavía continúan reclamando su aplicación en el más directo sentido de la palabra".

.Parte de nuestra historia golpista en búsqueda de la libertad negada por gobiernos de derecha.

NO SE DEBE SER DEBIL, SI SE QUIERE SER LIBRE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 950 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor