Se nos fue Iván Freitez: Héroe del 4F 1992. Honor a quien honor merece

Iván Freitez, fue uno de los jóvenes y valientes patriotas que arriesgaron su vida el 4 de febrero de 1992.

Su tarea era detener a CAP. No se pudo. CAP se fue a Venevisión. Otra tarea importante, ese día, asignada por Rojas Suárez ( ex gobernador de Bolívar) asesinar a Chávez. No se ejecutó. Por contra órdenes de Ronald Blanco (ex gobernador del Táchira) Su compadre y amigo.

El 11/04/2002 pudimos constatar sus diferencias. Mientras Ronald Blanco pedía estar al lado del presidente Chávez, Rojas Suárez, estuvo a favor de quienes dieron el golpe y, tal vez, participó en el mismo

Lo cierto es que Iván Freitez después de conocer mejor quién era Chávez, no aguantó mantener el secreto y en Yare se lo confesó. Chávez lo nombró de ipsofacto su guardaespaldas. Con el sargento Freitez, Chávez, cantaba e intentó aprender a tocar guitarra como lo confiesa en Zurda Conducta .

Pude haber conocido a Freitez, en 1994 cuando conocí, personalmente, a Chávez. En la Casa del profesor universitario de LUZ. En su lugar conocí al traidor y bandido del tuerto Andrade. Freitez no pudo asistir a esa reunión según me confesó tiempo después. Conocí a Freitez en diciembre de 1998 en Caracas. A través de Ronald. Quién perdonó su osadía en Yare. Misma que luego hizo pública en YVKE mundial ver en Youtube. Freitez, por razones que desconozco, fue excluido del entorno de Chávez. Dicen que por mala conducta, no tengo pruebas de ello,esa fue la excusa que recibí, sin embargo trabajó un tiempo con los ministros Luis Reyes Reyes y Diosdado Cabello y en una de las oportunidades que lo vi angustiado por no conseguir trabajo, trabajó con nosotros en la coordinación nacional de los nucleos de desarrollo endógenos del ministerio de energia y de PDVSA, donde nunca cobró ni un centavo, siempre agradecí su gesto solidario.

Sólo se que, contraviniendo sugerencias de quienes lo conocían, me uni - en amistad - a él desde entonces. Con una fuerza mágica e inexplicable que nos permitió entre ayudarnos y demostrarnos sinceros afectos hasta el último suspiro de su vida.

Días antes de su partida, este 07/03, con el ánimo por el piso, sintiéndose desahuciado y abandonado, conversé largamente con él sobre el 4F y su experiencia durante todos estos años. Tal como lo dijo Chávez, aquel 4F-92, al preguntarle si había valido la pena este esfuerzo humano colectivo, me ratificó : Hugo POR AHORA, LOS OBJETIVOS QUE NOS HABÍAMOS PLANTEADO NO HAN SIDO LOGRADOS.

Por qué? Le pregunté. Y está fue parte de su respuesta:

Desviaciones y actos de corrupción entre quienes participamos el 4F y de algunos quienes se han sumado, lo han impedido.

Iván llegó a ser taxista para poder sobrevivir y de pronto se hizo millonario al ganar una competencia mundial de poker de cerca de 4 millones de dólares. Ese día emocionado se lo dedicó a Chávez y a Venezuela. (ver YouTube)

A pesar de ello. Quizás, por "mala cabeza" y por los inmensos gastos hospitalarios y "mano suelta", murió con algunas limitaciones económicas.

A la vez, se fue luchando por la vida con las botas puestas. Defendiendo sus ideas. Sin recibir casi ningún apoyo del Estado y del Gobierno que ayudó a crear y sostener. Cometió, como humano imperfecto, muchos errores. A la vez, entregó y arriesgó su vida, su decoro y su dignidad, por un proyecto de cambio en las Fuerzas Armadas y en el país. Que, según lo que me confesó, aún no hemos cumplido.

Fue amigo, padrino y colaborador de líderes y figuras importantes del gobierno y empresariales que, probablemente, hoy hagan silencio ante su partida. Por mi parte, con mi proverbial irreverencia. Esa que compartía con Iván. Hoy puedo manifestar que estoy orgulloso y honrado de haberlo conocido hace 25 años. Iván Freitez fue un soldado valiente, patriota y digno heredero de quienes nos libertaron. La presidencia, la Asamblea Nacional y sus compañeros del 4F. Deberían distinguirlo post morten, con algún gesto o reconocimiento, que lo reivindique y haga justicia de su valía y dignidad.

Me disponía a entrevistarlo y publicar un libro sobre sus experiencias durante su vida militar, el 4F y lo que hemos vivido. Si Dios y su espíritu lo permiten así lo haré. Tengo horas de conversaciones grabadas con él, en las que me reveló muchos secretos. Algunos de los cuales guardaré por diversas razones. Como le sucedía a él no tengo miedo de expresarlos y compartirlos.

Ojalá se conozcan pronto no sólo sus falencias. y lo bohemio de Iván. Sino, sobre todo, el lado humano, sensible, solidario, amoroso y profundo, de quién dudando de algunas religiones, sin embargo creía en Dios e incluso en los seres extraterrestres. Murió creyendo en Chávez y en el futuro de Venezuela.

QEPD



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1364 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: