Reflexiones ingenuas

Sin no tetas hay paraíso

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo.

La crisis que vive la sociedad, en todos sus escenarios y ambientes, constituye una dramática tragedia que trasciende los límites de la imaginación humana.

Basta dar un paseo por las redes sociales para ver las innumerables "barrabasadas", epíteto que uso para denominar a los errores conductuales, literarios y de otra índole, imaginables en espacios ocupados por seres con profundos desequilibrios mentales.

La violencia, drogadicción, desenfreno, ambición, odio, rencor, envidia, rivalidad, trampa y un largo etcétera son los temas que ocupan los lugares mediáticos a las denominadas redes sociales incluyendo la TV, radio difusión, internet, whatsaaps y similares.

Pero esta situación, diseñada premeditadamente por las empresas trasnacionales, en complicidad con los imperios capitalistas tiene varios perversos objetivos todos ellos a acabar, a mediano plazo, con gran parte de la población humana.

Si vemos con cuidado, las naciones poderosas están fabricando naves interplanetarias para arribar a espacios inter esterales (satélites, planetas) a fin de establecer sus espacios de vida mientras el resto de la población humana es desaparecida por la hecatombe nuclear.

Mientras tanto en la mayoría de los países de nuestro planeta está vivendo una situación caótica que va, desde la hambruna programada hasta la confrontación bélica entre naciones que ocasiona la pérdida de vidas humanas, de productos para la alimentación de millones de personas entre ellos niños, ancianos, contaminación, ambiental, industrias en situación de quiebra…

En nuestro país hay una situación especial en la cual además de un colapso en el sistema eléctrico que se caracteriza con la caída de la energía eléctrica en casi todo el país todos los días con zonas realmente críticas como lo es el Zulia en donde los apagones duran hasta 10 horas. Igualmente con el sevicio de agua potable, calles en mal estado, basura en las principales vías de comunicación y un largo etcétera.

Las medidas cohersitivas han impactado severamente en la calidad de vida de los venezolanos afectando su economía y con ello el funcionamiento de escuelas, universidades, ministerios, entes autónomos, gobernaciones…

Pero también hay que destacar los hechos de corrupción, desidia oficial, incapacidad por parte de muchos funcionarios que ocupan cargos públicos, sabotajes al funcionamiento de las instituciones,

Nuestro país es un reflejo dramático de la crisis mundial ya descrita en líneas anteriores.

El pueblo venezolano en su totalidad aspira cambios sustanciales en su calidad de vida empezando por la capacidad de adquirir la canasta básica, medicinas, servicios médicos eficientes, educación de calidad, servicios públicos, alumbrado público, agua potable, reparación de calles y avenidas y un enorme etcétera.

Pero lo más importante es la dignificación de un pueblo que, sometido por el imperio a padecer años de penurias por una medida inhumana e injusta, sea respetado por quienes hoy dirigen los destinos del país

El próximo proceso electoral debe ser el escenario para optar por una real oportunidad para elegir a quien debe enrumbar al país hacia una sociedad justa, progresista, igualitaria con sus debilidades e injusticias resueltas derrotando los planes intervencionistas, terroristas, desestabilizadores.

Estas elecciones constituyen el momento real para enrumbar al país al socialismo, protagonismo, justicia social.

Si se mantiene el clima de inseguridad, desigualdades, corruptelas cualquier cosa puede ocurrir.

Ojalá que no.

Patria, socialismo o muerte. Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 935 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: