Carnaval de Caracas en 1881 en la Crónica de José Martí

De la crónica de Martí Un Viaje a Venezuela (Un voyage á Venezuela), 1881-1882, a su regreso de nuestro país a los Estados Unidos, recogemos estas gratas observaciones que el Apóstol de la independencia cubana, que con su extraordinaria prosa, hizo en torno al carnaval caraqueño al visitar estas tierras en el año 1881.

LA HABANA PRIMER DIA 030

Fotografía de pintura de Martí, tomada por Wolfgang Vicent en La Habana, 2015

"En Caracas hay una fiesta curiosa, en la que se pueden ver más mujeres hermosas de las que se ven en cualquier reunión igualmente numerosa, en cualquier otro país, incluso aunque fuera el nuestro: es el Carnaval. Desde hace algunos años—la fiesta ha transcurrido bien: es un enervamiento de alegría aristocrática, un esparcimiento elegante, una fiesta para los ojos. Imagínense una decena, una centena, un millar de cajas de colores rotas al viento. La tarde es clara; el cielo, azul; el sol, suave; las casas, a ambos lados de la gran calle Candelaria, donde se celebra el Carnaval, colmadas de mujeres. Nada de trajes, nada de máscaras espantosas, nada de contornos ocultos: es una fiesta al aire libre. Los hombres, y algunas familias que desean disfrutar de las justas, se pasean sobre preciosos caballos del país o en carruajes engalanados con los tres colores nacionales: el amarillo, el rojo y el azul, entre dos filas de ventanas, en las que las jóvenes apiñadas parecen ramilletes de flores. Las aceras están llenas de paseantes.—Sobre los sombreros de seda y los trajes negros ha caído una lluvia de polvos de arroz. Al pasar ante una ventana, una de sus amigas le lanza a la cara un puñado de papeles de colores,—usted se quita su sombrero de seda, al que llaman en Caracas pumpá, por imitar el ruido del cañón al que se compara el malhadado sombrero, y un torrente de almidón se derrama sobre sus cabellos negros.—Algunas veces, cuando llega la noche y la impunidad es casi segura, nueces, cáscaras de papas, tortas calientes son arrojadas por una mano violenta sobre los rostros de los transeúntes.—Pero la verdadera fiesta está en el combate de las ventanas. Los caballeros que pasan detienen súbitamente sus corceles, lanzan flores, bombones exquisitos, joyas de valor, monedas de oro, a las señoritas que adornan las ventanas, y espoleando sus caballos, se acuestan sobre el cuello de las bestias, y parten como flechas para escapar de las nubes de proyectiles que caen sobre ellos.— Leónidas hubiera podido presentar batalla bajo esos palios volantes de confituras, de almendras azucaradas, de golosinas, de granos de café, de caraotas negras, los black beans del país.—Durante los tres días de este fantástico paseo, se hacen ricos regalos."

Del libro "Venezuela y los venezolanos en la obra de José Martí" de Wolfgang R. Vicent Vielma, 2022, extraemos el siguiente texto: en el año 1881 "Gobernaba en Venezuela el Presidente Guzmán Blanco. Eran tiempos en que se inspira en el modelo político francés. Los teatros, las bibliotecas, los archivos y los museos están en boga, así como la construcción de otras edificaciones públicas como el Capitolio, el Panteón Nacional, diversas plazas, avenidas y puentes; redes de servicios de agua, electricidad y el inicio del tendido de ferrocarriles. Importante para estos años el diseño del proyecto "La Apoteosis de Bolívar". Se preparaba el país para celebrar en los próximos dos años el Centenario del Libertador. En el año 1881 se estaba celebrando el Centenario del Nacimiento de Andrés Bello, cuya poesía es editada por Arístides Rojas, brilla la primera edición de "Cuadros Históricos" de Eduardo Blanco, más conocido como "Venezuela Heroica". En ese año ve la luz el primer número de "El Cojo ilustrado" y el "Gloria al Bravo Pueblo" de Salas y Landaeta, se declara como el Himno Nacional de Venezuela. La población de Venezuela para ese año era de 2.005.139 habitantes y en Caracas 55.638 personas residían en sus seis parroquias".

Transcripción de textos: Wolfgang R. Vicent Vielma. Licenciado en Geografía, Investigador de la Casa de Nuestra América José Martí; Profesor Asociado de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Bolivariana.

Caracas, 9 de febrero de 2024

Plaza Bolívar de Caracas,1876. Donde se aprecia la sede la Opinión Nacional.

Reproducción de fotografía de la Plaza Bolívar de Caracas de 1876



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1312 veces.



Wolfgang R. Vicent Vielma

Trabajador de la Casa de Nuestra América José Martí en Caracas y Profesor de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Bolivariana (UNEFA)

 wolfgangvicent@gmail.com

Visite el perfil de Wolfgang R. Vicent Vielma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: