Desarrolle su propia rutina, súmele lo que crea necesario

La Rutina del Guerrero

Lunes, 05 de febrero de 2024.- Usted se levanta en la mañana, se despierta temprano, se asea, se mueve, se activa y se dispone a la lucha.

Comienza su lucha, su enfrentamiento con la vida, ¿por qué?, porque usted es un guerrero, una guerrera y como tal, su vida, tu vida, nuestra vida es un luchar, es fajarse, es bregar.

Para eso nacimos.

Tal cual lo establece el código que comparten todos los que forman parte, que formamos parte, de esta cofradia que compartimos la ocupación de este golpeado, amenazado y maltratado planeta azul nuestro, al cual nos afanamos en destruir con una variedad inusitada de formas.

Todos somos guerreros y todas somos guerreras.

Todos, no tenga usted la menor duda.

No la tenga.

La duda ofende.

Y como guerreros requerimos preparación, acondicionamiento tanto físico como mental para la acción, para estar prestos para el combate, para la lucha, para el enfrentamiento duro, sabio, inteligente y metódico con lo que venga.

Para tener claridad en la batalla que tenemos por delante, la batalla por la vida.

Y por ello requerimos de preparación, de acondicionamiento, insisto, tanto físico como mental.

E igualmente debemos desarrollar rutinas que nos fortalezcan y nos permitan desarrollar nuestras capacidades para el combate, al máximo de nuestras posibilidades.

La rutina del guerrero.

Sin entrenamiento adecuado, sin esfuerzo y sin rutinas enriquecedoras esto no se puede lograr.

El mundo que nos tocó, este en el cual vivimos, está abarrotado de conflictos que ponen en peligro la existencia misma y aparentemente no hay opción, por lo que tenemos que ser guerreros de la vida para intentar sobrevivir en este caos que hemos creado y seguimos creando, a menos que se recupere el buen sentido y la racionalidad, lo cual parece poco probable.

Estamos condenados a ser guerreros e intentar sobrevivir en este alocado mundo que nos rodea.

La rutina requiere esfuerzo, constancia y sacrificio.

No importa en que lado de la acera estemos, siempre y cuando nuestra lucha sea firme, real y verdadera y nuestro compromiso determinado, honesto y cierto.

Dondequiera que usted se encuentre, cualquiera sea su ubicación, recuerde siempre, le toca luchar, esforzarse, avanzar, ejercer como guerrero, como guerrera.

La rutina del guerrero exige disciplina, constancia y fuerza de voluntad.

En la parte de la rutina relacionada con lo físico se impone una disciplina estricta de ejercicios diarios, sin escusas para no realizarlos y usted debe adaptarlos a sus condiciones de salud, de edad, a sus circunstancias particulares y al tiempo disponible para realizarlos.

El ejercicio nos prepara y nos fortalece.

Si desea avanzar en ese duro camino, recuerde que requiere claridad de propósitos, una determinación a prueba de desengaños y un norte claro y preciso.

La autodisciplina es fundamental en el establecimiento de la rutina del guerrero.

El equilibrio emocional, la tranquilidad y la paz espiritual forman parte del paquete, de estos elementos necesarios y fundamentales de la rutina del guerrero.

Desarrolle su propia rutina, súmele lo que crea necesario y prepárese adecuadamente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: