Regresar masivamente a clases en septiembre sería la primera derrota de Maduro

Los docentes venezolanos tienen hoy en sus manos todas las posibilidades de arrancarles al gobierno neoliberal de madro, el derecho constitucional a tener, al menos, un salario básico mensual de 380 $, además del otro derecho de elaborar ellos mismos su convención colectiva que se merecen.

Pero para lograr efectivamente transformar esas posibilidades en una realidad concreta deberán dar un verdadero salto cualitativo en su venido a menos orgullo de docentes, en su conciencia y por consiguiente que estos dos cambios se cristalicen en una práctica radical organizativa gremial nueva.

Cuando los docentes disipen los nubarrones que nublan su conciencia y se quiten el enmohecimiento que cubre su orgullo de ser docentes, ese día se podrán dar cuenta de que el magisterio es una poderosa fuerza social que cuando se decide a luchar por sus reivindicaciones termina estimulando y mueve a toda la sociedad a hacer lo mismo, y no hay que hacer mucho esfuerzo por descubrir la razón, es que la educación resulta ser un problema de toda la sociedad.

Sin embargo, para que el gremio docente hoy en Venezuela pueda en verdad llegar a ser esa poderosa fuerza necesita cumplir con una serie de requisitos intrínsecos que obstruyen un desenlace a su favor, a) deslastrarse del individualismo y asumir que es necesario actuar en bloque, defendiendo el interes común del gremio docente, b) las maestras y maestros de Venezuela deben quitarse de encima estar "representadas" por las distintas federaciones gremiales que tanto daño le hacen a los intereses y derechos de los trabajadores de la educación, c) el magisterio venezolano debe articular sus luchas laborales a las luchas que llevan a cabo el conjunto de las clases trabajadoras en Venezuela, d) las protestas por un salario de 380$ indexados y la discusión de una convención colectiva desde las bases del nagisterio debe incluir también la demanda politica de un proyecto de país donde se acabe con los factores que reproduzcan el empobrecimiento de la sociedad y se concentre la riqueza en pocas manos delictivas, e) el magisterio debe evitar la trampa de los politiqueros de la derecha de abandonar las escuelas para seguirlos a ellos para escucharles su sarta de estupideces demagógicas, h) unidos y organizados en los comités independientes de trabajadores de la educación (CITE) en cada escuela enfrentar a algunos directores y supervisores que se ponen al servicio de los enemigos de la educacion y en contra de sus compañeros de trabajo i) propinarle al gobierno antie-ducativo y antipopular de maduro una primera derrota política, asistiendo masivamente a las escuelas porque es allí y no en otro lugar, que conjuntamente con las madres, padres y representantes y con los mismos estudiantes, se puede diseñar y organizar la huelga general de la educación venezolana. Este es el camino correcto.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: