Matria tovareña (34)

Tovar en deuda con Domingo Alberto Rangel

Hoy es su centenario en el más cómplice de los ostracismos.

"En hombres como yo resulta normal un discurso incendiario, un ensayo apasionado, un artículo polémico pero unos versos resultarían tan incongruentes como la humildad en el león o la altivez en el ratón"

Domingo Alberto Rangel en Versos del amor silvestre (1994)

La ciudad amanece taciturna, un día de albricias es de mutismo total, cuando debería de estar sonando centellas ni el rio Mocoties deja oír su murmullo. Nada incita a la curiosidad, ya Tovar no es el mismo de antes, quienes han ostentado el poder en los últimos 25 años nos convirtieron en un pueblo insensible, displicente y desagradecido. Hoy, sin razón aparente su hijo mayor en las letras Domingo Alberto Rangel Bourgoin ha sido desterrado como en la antigua Grecia, su aislamiento no es por ninguna transgresión, sino por escribirle a la ciudad las mejores páginas de su historia y cantarle en elocuentes versos su amor, porque Domingo Alberto también era poeta y lo dijo de manera premonitoria: "Prefiero el ostracismo a tu vagancia,/ Tovar sin el muelle de tus ojos/ donde amarraba yo todas mis ansias"

¿Dónde quedó el Tovar bullicioso, esplendido y justiciero?, el que con tanta vehemencia quedó forjado en viejas crónicas que dan cuenta de tu agradecimiento con Don Elías Burguera en 1900, el Pbro. y Dr. Juan Bautista Arias en 1905, el padre Amable Escalante en 1918, la Niña Ananías Avendaño en 1937, el padre Moreno en 1943 y Monseñor José Humberto Paparoni en 1952, por sólo nombrar los actos de justicia más viejos. Aunque duela decirlo, ya Tovar no es Tovar o al menos no es el Tovar al que Domingo Alberto idealizó como el: "Tovar de leyenda y fantasía,/ fino el ingenio, la lengua de veneno,/ pueblo de amor y fantasía./"

"Tu lejana quietud hoy me condena/ al exilio de amor de mi terruño/ …" para decirlo con versos de Domingo Alberto y que no sean mis palabras sino las suyas las que censuren este día que pasará a formar parte de la historia negra de la ingratitud académica y del pueblo, ¿Por qué el olvido de las autoridades ante la figura perene de un hijo generoso?, Tovar fue y seguirá siendo la "Patria del alma" de Domingo Alberto y jamás podrá ser la cárcel de su recuerdo. Los carceleros de hoy mañana serán parte del degredo político. En recuerdo de Domingo Alberto sobrarán y se multiplicarán los homenajes.

Tovar está en deuda con Domingo Alberto Rangel porque la: "Quietud es muerte irrevocable,/ del que acepta los reinos de la sombra/ y se rinde al miedo memorable", por eso elevo mi voz de protesta y nunca podré ser parte de esta farsa que vivimos donde a los hombres de honor los tiramos al piso, mientras elevamos en los pedestales a los falsos "profetas de la revolución". No existe justificación posible para que hoy en Tovar no se haya conmemorado por todo lo alto el centenario del Dr. Domingo Alberto Rangel. Ha llegado el momento que: "Pongamos a arder la tea del alma/ el espíritu será siempre una chispa/ …"

Domingo admirado amigo, combatiente sin sombra, esperaré por tu regreso que vendrá acompañado de un nuevo amanecer del país. La Venezuela por venir y por la tanto luchaste desde los ímpetus juveniles de aquel finales de diciembre de 1935, cuando exaltado con los compañeros de tu generación derribaron el kiosko de La Plazuela en señal de alegría por la caída de la dictadura, hasta tus últimos días atrincherado en el periódico El Libertario fustigando a la "boliburguesía" de manera lapidaria: "Ya el chavismo tiene su oligarquía propia", que por cierto nos arruinó o adelantándose a plantear "¿Otra crisis como la de 1929?" o censurando al rey del "Perjuro" que había prometido "No devaluar jamás" o ¿Qué hacer en la Venezuela de hoy? Donde nos alertaba de la necesidad de alejarnos de la monoproducción petrolera y diversificar la economía: abriendo industrias no cerrándolas, estimulando la agricultura no desapareciéndola, creando conciencia no envileciéndola, su mensaje todavía tiene plena vigencia: "…hay que permanecer al margen de ese sistema pero organizados y en lucha, atentos al menor vuelco de la situación que pueda aprovecharse a favor de los de abajo. Ese es el único camino" En tu honor se impone seguir clamando por una Venezuela y un Tovar donde se imponga la luz ante la oscuridad, la verdad ante la injusticia y la democracia ante la tiranía.

Hoy escribo corto, me duele el alma, tengo los sentimientos encontrados y mi pensamiento está de luto por quienes han silenciado la figura preclara de "Un tovareño llamado Domingo Alberto Rangel" en el día de su Centenario. ¡Que viva Domingo Alberto el escritor más prolífico, más sesudo e ingobernable de Tovar! Su mayor pecado ser único e irrepetible. Siempre "alzado contra todo" y todos. Felices 100 años, pasaran 1000 para que Tovar vuelva a Tener una mente tan lucida como la suya. Una verdadera enciclopedia ambulante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1696 veces.



Néstor Abad Sanchez


Visite el perfil de Néstor Abad Sanchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: