Atención Venezuela es hora de reaccionar, de ocuparse

¿Será que la corrupción nos carcome y no nos damos cuenta?

Martes, 25 de abril de 2023.- ¿Será que la corrupción nos carcome y no nos damos cuenta?

Esa es un interrogante que danza en la mente de muchos de los que nacimos, crecimos y vivimos en este país latinoamericano, tropical y caribeño.

Y deberíamos añadirle corrupto o aparentemente con mucha corrupción.

Será.

O es que no nos damos cuenta, no queremos darnos cuenta, o es que estamos paralizados y nos arrolla, y esta corrupción, esta enfermedad social por difundida, extendida y generalizada la consideramos parte esencial de nuestro ser nacional y la vemos como algo normal.

Aunque no es normal.

Y pensamos: somos así y ya, nos conformamos y como muchos dicen y nos dicen, quédate tranquilo, eso es lo que hay.

¿Es normal acaso?, me pregunto, como muchos se estarán preguntando que en una situación de escasez generalizada, con el sueldo mínimo más bajo de Latinoamérica y con evidentes signos de empobrecimiento general de la población, con ciudadanos prácticamente pasando mucho trabajo para sobrevivir exista una minoría que muestra, sin ninguna vergüenza, rasgos de súbita riqueza exagerada.

¿Es eso normal?.

Y ante la aparición, el destape de olla de los hechos de corrupción que han aparecido en las últimas semanas percibo una onda de desconfianza y de duda de muchos de nuestros compatriotas, quienes piensan y dicen que no va a pasar nada, que todo quedará en denuncias y más denuncias y que están tapareando, dicen que las autoridades están ocultando a los verdaderos culpables.

Eso dicen.

Hay mucha gente que piensa que esta endemia de corrupción desatada ganará al final y que todo quedará igual.

Yo soy de los que piensa que eso no va a ser así, siento que se está despertando una reacción, un accionar dentro de la gente consciente del país que sabe que no podemos seguir de esa forma y que la situación debe cambiar radicalmente, que deben tomarse las medidas profilácticas necesarias que garanticen el libre y sano desenvolvimiento de las actividades dentro de un ambiente libre de corrupción.

Hay que seguir actuando e informando el desarrollo de las investigaciones y el resultado de los juicios que se lleven a cabo.

El país tiene que reaccionar y buscar soluciones reales al problema de esta corrupción generalizada, que si no es detenida a tiempo nos llevará al despeñadero y a la destrucción.

Atención Venezuela es hora de reaccionar, de ocuparse.

Sin cacería de brujas, solo aplicando estrictamente la ley, garantizando los derechos fundamentales de los presuntos culpables, en un estado de derecho y de justicia como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Recordemos que muchos países a lo largo de la historia de la humanidad se han visto en situaciones semejantes y han logrado de salir adelante.

Amanecerá y veremos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1861 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social