Globalización y diversidad cultural


La reciente invasión anglo-norteamericana a Irak
plantea nuevamente el problema de la convivencia entre
culturas diferentes en el contexto del mundo
globalizado. El saqueo de los museos y el incendio de
las bibliotecas coránicas en Bagdad, según diferentes
testimonios, no parece haber sido obra de la
casualidad.

Todo indica que estos actos destructivos fueron
ejecutados con toda la intención de contribuir a
borrar la memoria histórica de ocho mil años de
civilización que tiene la región Mesopotámica. Aunque
de parte de las fuerzas invasoras nadie asume la
responsabilidad de estos saqueos e incendios contra el
patrimonio cultural iraquí (que en sentido estricto es
patrimonio cultural de toda la humanidad), testimonios
de corresponsales como Robert Fisk, indican que hubo
una tolerancia de las fuerzas ocupantes hacia estos
actos de vandalismo. La protección absoluta que
implementaron los gringos en las instalaciones
petroleras, brilló por su ausencia en los museos y
bibliotecas.

Si hubieran volado una refinería, con toda seguridad
en corto tiempo se podría construir otra. Pero los
tesoros arqueológicos robados y los textos incinerados
no podrán recuperarse nunca. Ese detalle lo saben muy
bien quienes están detrás de estos actos. En ocasión
de la guerra contra Afganistán, luego de los atentados
de Septiembre de 2001, el primer ministro italiano
Berlusconi tuvo el "desliz" de afirmar en público que
los pueblos musulmanes eran inferiores culturalmente
ante occidente, y que estaban destinados a estar
sometidos por el mundo cristiano. Aunque muchos
criticaron en ese momento las palabras de Berlusconi,
él simplemente reconoció lo que constituye la norma de
las relaciones que ha impuesto occidente al resto de
culturas desde hace 500 años.

Lo que acaba de ocurrir en Bagdad es la repetición de
los saqueos y destrucciones que el imperio Español
realizó contra las civilizaciones Inca y Azteca. La
globalización sigue desarrollándose bajo los mismos
principios etnocidas y genocidas que guiaron los
períodos de conquista y colonización de América,
Africa, Asia y Oceanía desde finales del siglo XV.

El mundo occidental y cristiano aprendió en esa época
que un pueblo es sometido más fácilmente si pierde su
identidad, si sus valores culturales fundamentales son
borrados del mapa y de la memoria. Eso hicieron cuando
obligaron a los pueblos indígenas a cristianizarse,
olvidando a juro sus religiones y sus costumbres. O
cuando impedían a los esclavos traídos de Africa
practicar sus ritos y hablar en sus idiomas
originales.

Tal vez eso es lo que se intenta actualmente en Irak.
El modo de vida americano quiere imponerse sobre las
cenizas de los museos y bibliotecas babilónicas.
Nuevamente hoy se debe reivindicar que la
globalización sólo es viable si existe respeto por la
diversidad de culturas. Ninguna cultura es superior a
otra. Simplemente son diferentes.

(*)Director de Formación General.FEC-LUZ



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5680 veces.



Profesor Roberto López Sánchez(*)

Roberto López Sánchez (Caracas, 1958). Historiador. Profesor Titular de la Universidad del Zulia (1994-2019). Magister en Historia de Venezuela y Doctor en Ciencias Políticas. Luchador social, activista del movimiento estudiantil y profesoral, vinculado al trabajo obrero, campesino, ambientalista, indígena y cultural desde 1977. Participante de la lucha armada revolucionaria (1977-1988); miembro del Frente Guerrillero Américo Silva. Sometido a persecución política y juicio militar en 1982. Actividad revolucionaria clandestina durante 1982-1988. Fundador de la Unión Nacional de Trabajadores-Zulia y miembro de su comité ejecutivo (2004-2012). Integra el consejo consultivo de la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores del Zulia (organismo que sólo ha sido convocado en una oportunidad en cinco años). Ha sido director de las Divisiones de Extensión y de Formación General; Secretario Docente de EUS; Coordinador de la Unidad Académica de Antropología, del Diplomado en Consejos Comunales (cinco cohortes graduadas) y el Diplomado en Formación Sindical con (cinco cohortes graduadas) en la Facultad Experimental de Ciencias (FEC). También ha coordinado la Zona Zulia-Falcón del Ministerio del Trabajo (2004). Ha publicado: El movimiento de trabajadores en Venezuela durante la revolución bolivariana: 1999-2012 (2017); Movimiento estudiantil y proceso político venezolano (2007); El protagonismo popular en la historia de Venezuela (2008-2015); Los Consejos Comunales y el Socialismo del Siglo XXI (2009); y Venezuela ante la globalización, la crisis mundial y los retos de su desarrollo (2012), además de 5 capítulos de libros científicos, 45 artículos científicos y 50 ponencias en eventos nacionales e internacionales. Es miembro del Programa de Estímulo a la Investigación (PEII), nivel C. Egresó en pregrado con 19,41 puntos de promedio (LUZ, 1994). Ha dirigido 10 proyectos de investigación en la FEC-LUZ. Actualmente dicta semestralmente las materias de Historia de Venezuela, Historia de América, Intercambios económicos y simbólicos, y Poder y Movimientos Sociales, en la Licenciatura en Antropología de LUZ. Ha dictado los seminarios Lucha de clases en el siglo XXI. Movimientos sociales y formas de participación política; y El análisis marxista y la sociedad global del siglo XXI, en el programa de Doctorado en Ciencias para el Desarrollo Estratégico de la Universidad Bolivariana de Venezuela, en Maracaibo. En la División de Extensión de la FEC desarrolla anualmente seminarios sobre: Crisis política en Venezuela; Marxismo y Antropología; Movimientos Estudiantiles en Venezuela; Movimiento de Trabajadores en la Venezuela Contemporánea; Crisis Económica Mundial y su repercusión en la economía venezolana; Movimientos Sociales y Protagonismo Popular en la Historia de Venezuela (dictado también en el Centro Internacional Miranda -CIM- y en Fundacite-Mérida en 2016); y el seminario La Lucha Armada en el Oriente de Venezuela: 1965-1990, en el CIM (2017). Es coinvestigador en el Proyecto: “Historia de los frentes guerrilleros Antonio José de Sucre y Américo Silva: 1966-1990”, Centro Nacional de Historia (2016-2017). Investigador principal en el proyecto “Identidades en el estudiantado de la Universidad del Zulia” y del programa de investigación “Universidad del Zulia: comunidad, organizaciones e identidades” (2017-2019).

 @cruzcarrillo09

Visite el perfil de Roberto López Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a3179.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO