¿Salto cualitativo, revolucionario y pedagógico entre el cuadernito caribe al cuaderno y útiles escolares de súper bigote?

Chela, ¿qué tienes mija?

Ay Chucha, he tenido una noche de convulsiones teóricas.

¿Y qué es eso mi burrita?

Yo a ciencia cierta mi comay, no sé. Es como un espantoso sueño o pesadilla Chucha. Mi primera convulsión, comenzó mi cotorrita al haber pensado en esa vieja idea de la Escuela de Frankfurt y ese esfuerzo por echar las bases de una teoría crítica. Esta escuela mi cotorrita presagiaba más o menos en la década del cuarenta del siglo pasado, un mal uso de la teoría marxista y quería dar su aporte para que eso no sucediera. Creo Chucha, que intentaba buscarle un lugar a esa cosa que llamamos cultura, como un proceso de control o una forma muy violenta de fuerza. Un tiro "cultural" hace más daño que un garrote. La "cultura" Chucha se ha vuelto un recurso contra la consciencia.

Fue muy importante el esfuerzo, pero hay un déficit importante Chucha de esa manera de dudar. No logramos entender la capacidad de la crítica como un arma del pensamiento y esto le ha permitido al poder, despolitizar y cuestionar la crítica y esto permite avances de los diferentes procesos de colonizadores de derecha y de las nuevas formas de colonización que pone una supuesta nueva izquierda. Está izquierda mi cotorrita, le echa mano y con mucha efectividad a procesos de alienación que ya la derecha envidia.

Ver al obrero súper bigote en portadas de cuadernos, en traje como de Superman y acordarme de todo ese esfuerzo teórico y político por entender el papel que la "cultura" en este proceso de alienación, me produjo otra convulsión, que me sobrevino con la imagen de Ariel Dorfman y Armand Mattelart y su esfuerzo por hacer entender el papel colonizador/invasor de estas figuras "cómicas". https://n9.cl/ya9sd

No sé mi cotorrita, si el multisápido vendió cuadernos y en la portada, él se dejaba ver como Batman. No sé si Lusinchi, Cap I y Cap II se pasearon por esa idea y vendieron útiles escolares con sus imágenes. No sé si Caldera, "aceptó" la idea de producir cuadernos y lápices y él se veía con apariencia de San Pedro o de la Virgen María.

Chela, me acuerdo de aquellos cuadernos Caribes que eran muy flexibles. Uno podía llevarlos en un bulto o podía tenerlo dobladito en el bolsillo. Ese cuadernito tenía la imagen de un indígena y mi Burrita, tenía una asociación entre ese cuadernito caribe en el bolsillo de atrás del patalón y el boletín de ese estudiante que llevaba ese cuaderno atrás. Yo calculaba que cuando el cuadernito iba en el bolsillo de atrás y no en bulto, el boletín lucía mucha tinta rojas.

Si me acuerdo Chucha. Esta idea ha podido convertirse en un proyecto pedagógico importante. En vez de Superman o super bigote, se pudo pensar en otra cosa, pero esta especie de autoritarismo mezclado con otros ismos, no va a colocarse un cuchillo en su pescuezo o es de la idea de cambiar el rechazo con una imagen de Superman o super bigote. Por ejemplo Chucha, en vez de Superman de aquí, se pudo pensar en cuadernos regionales con figuras y reseñas que pedagógicamente puedan servir como elemento de afianzamiento de nuestro patrimonio cultural. En vez de Superman de aquí, que parece peor que el de allá, los cuadernos que se vendan en Margarita (por ejemplo) pueden traer en su portada una imagen de un Francisco (Cheguaco) Salazar, la de Augusto Fermín, José Ramón Villarroel, la de Chelía Villarroel, la de Beto Valderrama Patiño, la de Jesús Manuel Subero y otros tantos Margariteños, que le agregan valor a nuestra identidad.

En Sucre, los cuadernos pueden recoger la sensibilidad humana de Luis Mariano Rivera, la sensibilidad de Cruz Salmerón Acosta, el gran poeta Ramos Sucre, Andrés Eloy Blanco y otro montón de gente que también le agregan valor a nuestra nacionalidad.

Pero como el propósito es imponer, eso se hace, sin ver o considerar, que este simpático súper bigote, puede ser una forma de violencia política temprana, que genere incomodidad en los niños, adolescentes y jóvenes.

Bueno Chela, pero no tenemos de otra, que dar ese salto tan cualitativo entre el cuadernito Caribe de la IV y este de súper bigote de la quinta. Nos queda esperar por el cuaderno y el morral de súper Cilita.

¿Cómo te quedó el ojo?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1412 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: