¿Se está arreglando Venezuela o se está componiendo Pascualina?

Apareció Pascualina Curcio como si no hubiese roto un plato. Apareció suave, aparentemente precisa y certera en lo que nos quería dejar. Pienso que logró confundir con esta especie de purgante ideológico. Digo que apareció, porque tenía meses sin leer un artículo de los que publicaba en Últimas Noticias y me suena curioso, está especie de afirmación de Pascualina de una Venezuela que está arreglándose. Supongo, que si Venezuela se está arreglando, este artículo que le he leído en Aporrea, debe estar publicado en Últimas Noticias, como una señal muy chiquita, pero importante, que Venezuela se está arreglando y ese arreglo supone acabar con la censura, que debería ser una señal de ese cambio. https://m.aporrea.org/tiburon/a315983.html

En la lectura de artículo de Pascualina con el título: Venezuela se está arreglando, me llamó mucho la atención esta afirmación y el aspecto sobre el cual Pascualina nos afirma que Venezuela se está arreglando (crecimiento), el cuento (cierto) de la guerra económica y su hipótesis. En los primeros puntos que señalé (el arreglo y la guerra económica), Pascualina tiene casi absoluta certeza. En el último, que curiosamente dejó de último, la situación a "falta" de datos, es una hipótesis. O sea, Pascualina puede estar en una burbuja viendo solo el crecimiento y fija tiene la idea de la guerra económica, pero no ofrece un boletín político/militar que nos permita saber, cómo va esa guerra. ¿Pascualina hace mercado, va al médico, compra medicamentos?

Entrarle a esta cosa tan increíble de una Venezuela que está arreglándose, conociendo que Pascualina tiene una inclinación marxista y revolucionaria, no es fácil. Así que me voy, como si Pascualina fuera un espacio minado con bombas solo mata bobos. Debo llevar chaleco anti bombas para observar este terreno, que ya me parece invadido.

Lo primero que puedo tomar para entrarle al asunto de una Venezuela que se está arreglando, es pensar y apuntar, que según Pascualina (con su hipótesis) en Venezuela lo único interesante que hemos visto y "sentido' ahora, es el crecimiento económico. Si leen el artículo, observarán que este es el hecho clave. No quiero decir, que no sea un hecho importante, si creyera yo, que este es el punto políticamente importante: Crecer económicamente.

Si tenemos este hecho que Pascualina anotó como el central de esta Venezuela que se está arreglando, se habrán fijado que precisas unas causas y hay una, que ella registra como: Exenciones a las medidas coercitivas unilaterales. No ofrece detalles políticos de este hecho, registra situaciones, pero en esto se le "olvidó" temporalmente, el curso de la guerra, que si hago uso de las reflexiones y analices de Luis Brito García, veo otra cosa POLÍTICA importante. EEUU, ya no necesita de mercenarios.

Para Pascualina, lo verdaderamente importante de esta Venezuela que hoy está arreglándose es ese ese dato del crecimiento económico. En Venezuela no ha sucedido otra cosa (política) que merezca ser tomada en cuenta para ver cómo es este arreglo. Ella precisa con datos este proceso de arreglo.

En esto hay un hecho importante (para mí) que a Pascualina no le produce ningún ruido. Ella tiene certeza absoluta, que este es un gobierno revolucionario y además, es bolivariano. O sea, ella cree, como Bolivariana, como revolucionaria, socialista y participativa, que por la fuerza no nos dominan internamente.
No tiene nada de extraordinario, que en Venezuela no son los militantes de los partidos quienes decidan sus autoridades. Vimos no hace mucho, como el TSJ (por ejemplo) con el concurso de unas pocas personas fue cambiando partidos e hizo de esos partidos casi una extensión política del PSUV. No tiene ninguna importancia (ni de último) que en esta Venezuela que está arreglándose un TSJ sentenció que una cosa que le arruina la vida a los trabajadores no existe, pero si existe por la fuerza. No tiene importancia para Pascualina, que esta cosa que no existe (instructivo Onapre) pero que existe, les amargue la vida a los trabajadores y es un instrumento para ensanchar las desigualdades. No tiene importancia para Pascualina, que está medida de fuerza atenta contra lo que debería ser el alma de esta cosa, que ella sabe con certeza, es una revolución y es bolivariana.

A pesar de que se ve una política clara de destrucción del salario; Pascualina tiene está hipótesis:

"Sin embargo, dados los niveles de salario con respecto al precio de la canasta básica podemos plantearnos la hipótesis que, a pesar del crecimiento económico, la desigualdad ha registrado un aumento importante al igual que la pobreza, situación que consideramos debe ser atendida urgentemente por el gobierno revolucionario" https://m.aporrea.org/tiburon/a315983.html


¿Cómo un gobierno revolucionario permite el crecimiento de la desigualdad y tiene políticas para afincarla?

Termino esta reflexión con Luis Britto García: "Estos demoledores golpes no hubieran podido darse sin complicidad interna. La Asamblea Nacional ha ratificado tres decenas de Infames Tratados contra la Doble Tributación, que inconstitucionalmente someten los litigios sobre materias de orden público nacional a tribunales extranjeros. Desde entonces menudean normas y pactos en tal sentido. Con el amigo Fermín Toro Jiménez entablé demanda contra esta abdicación de la soberanía: la magistrada Luisa Estela Morales de Lamuño la rechazó en sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de junio de 2009 que reza: "esta Sala comparte el criterio que asentó la Sala Político Administrativa de la extinta Corte Suprema de Justicia (..) en relación con el artículo 127 de la Constitución de 1961, conforme a la cual (..) la redacción (..) no deja la menor duda de que el constituyente (..) se acogió al sistema de inmunidad relativa que ya había establecido la constitución de 1947 ". Inmunidad "relativa" equivale a soberanía relativa, pues la inmunidad de jurisdicción es irrenunciable principio de nuestra soberanía consagrado en el artículo 1 de nuestra Carta Magna (…) Parlamentarios que sancionan leyes que inconstitucionalmente someten a sus países a tribunales extranjeros, jueces que pretenden legitimarlas y administradores que contratan y colocan esos bienes en posesión del adversario, entre todos tejen la soga con la cual nos ahorcan los imperios "https://www.aporrea.org/contraloria/a315508.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: