Reflexiones ingenuas : "El camaleón colorado "

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensa de otra manera"

Rosa Luxemburgo

Uno de los elementos a través del cual la contrarevolución ha logrado (o ha intentado hacerlo) desmontar los procesos revolucionarios ha sido a través de la infiltración a los partidos, grupos, células, movimientos, consustanciados con dichos procesos.

Desde la Revolución Francesa, pasando por la Revolución Bolchevique, la Revolución Cubana, el gobierno de Allende y otros movimientos similares fueron intervenidos por los cuerpos de seguridad de los gobiernos de turno y en el caso de Chile, lograron el derrocamiento de Allende a través de la delación, por parte de estos grupos de importantes funcionarios socialistas y también de torturas, masacres, persecuciones perpetuadas a militantes, simpatizantes de los partidos y movimientos que apoyaban el gobierno socialista.

En el caso cubano, la CIA intentó infiltrar al Movimiento "26 de julio" pero la férrea disciplina de sus militantes, así como el apoyo popular con que contaba impidió que lograran sus objetivos desestabilizadores haciendo que huyeran, fueran apresados y enjuiciados la mayoría de ellos por lo cual la Revolución permanece incólume hasta ahora logrando sortear nuevos intentos.

Situación similar vivió la Revolución nicaragüense, la salvadoreña en América Latina, en África los movimientos revolucionarios de Argelia, El Congo, Sudáfrica y otros países.

En Vietnam el gobierno norteamericano logró infiltrar al Vietcong, pero la moral del pueblo vietnamita y la disciplina del movimiento revolucionario permitieron develar el movimiento de los contrarevolucionarios y alcanzar el triunfo en forma aplastante contra los gringos.

En Venezuela durante los años sesenta en contra el gobierno de Rómulo Betancourt se organizó un movimiento guerrillero que abarcaba el sector rural y urbano. Dicho movimiento sufrió igualmente un proceso de penetración, delación, prisión y muchos asesinatos de militantes y dirigentes a manos de los cuerpos policiales. El resultado de dicho proceso fue la disolución de los frentes guerrilleros y el encarcelamiento, muerte y exilio de muchos militantes y dirigentes de dicho movimiento y a través de un eufemismo llamado "paz democrática" plegarse a los planteamientos de los partidos puntofijistas y compartir las dádivas que les daba el Estado por esta derrota.

Pero el proceso de eliminar los procesos revolucionarios a nivel mundial sigue su curso para lo cual la derecha ha elaborado mecanismos cada vez más sofisticados y eficientes para confundir, neutralizar, eliminar cualquier intento por transformar la sociedad capitalista en cualquier parte del globo terrestre.

En el caso del Comandante Eterno Hugo Chávez el imperio captó a su entorno de atención médica personal asignándole la misión de aplicar una técnica de nano medicina a través de la cual inocularon el virus de cáncer muy agresivo lo cual lo llevó a su desaparición física tempranamente.

Con la desaparición del Comandante Chávez el imperio intenta detener el proceso revolucionario participativo incluyente que está en construcción en nuestro país y con ello evitar que en Latinoamérica se produzca un movimiento revolucionario que cambie las condiciones sociales, económicas, políticas de sus países.

Pero, uno de las condiciones más importantes para que la transformación social socialista ocurra en la sociedad es la madurez, claridad política, compromiso y moral combativa de sus pobladores. Y justamente ese es el punto central que el imperialismo viene debilitando introduciendo por una parte, una quinta columna a través de la cual se sabotean los procesos administrativos, ejecutivos, políticos del gobierno nacional. Por la otra, actos de corrupción a través de los cuales los miembros del gobierno, a todos los niveles enriquecen su fortuna personal pero generan críticas por parte de los ciudadanos que conocen tales desafueros. Además la desidia que caracteriza sus trabajos para resolver los problemas inherentes a sus funciones.

Públicas, masivas, viral se han convertido el "bájate de la mula" de funcionarios de la administración pública para solventar un problema, emitir un documento o simplemente atender a los contribuyentes. Igualmente de los funcionarios de seguridad que cobran por proveer de combustible a los pobladores. Solicitar la renovación de un documento de identidad o pasaporte se ha convertido en un calvario para los niños, ancianos, jóvenes. Esto entre otras cosas que resultan numerosas para su enumeración.

Todos estos desmanes son conocidos por el alto gobierno pero han sido muy pocos los que han sometido a averiguación y corrección, o no tanto como aspira el pueblo llano.

Un ejemplo evidente de lo que arriba denunciamos lo constituye la propuesta de la ONAPRE para aumentar el salario de los empleados públicos (Maestros, Profesores, empleados de la Salud, etc.) que ha generado molestias entre los trabajadores afectados y sus familiares.

Otro caso similar lo constituye la creación de las Zonas de Exclusividad Económica, propuesta que colide con el modelo de economía socialista y en contradicción con el Plan de la Patria, ya que reproduce una visión capitalista exclusivista sin ningún sustento económico ni legal.

De igual manera en el Proyecto de Modificación del Proyecto Educativo Nacional se introduce, solapadamente, el veneno de la ideología de género con el cual se pretende incluir como un derecho mecanismos que van contra la familia moderna al afectar la composición de la misma.

Los autores de tales dislates y otros similares son "camaleones colorados", es decir, militantes de la derecha que han sido colocados en cargos estadales y a través de ellos contaminan el proceso revolucionario venezolano en curso a fin de revertirlo y retroceder a la Venezuela rentística, capitalista, dependiente, excluyente.

Pero lo peor es que, quienes se oponen, difieren y denuncian tales galimatías son acusados públicamente de saboteadores, opositores, escuálidos, y denunciados públicamente por aquellos que no miran más allá de sus narices a fin de excluirlos de cualquier cargo en el gobierno.

Nuestro deber como revolucionarios es develar esta conspiración a fin de concientizar al pueblo de dicho plan a fin de desmontarlo y lograr la verdadera revolución socialista que inició el Comandante Eterno.

Para luego es tarde.

Chávez vive, la lucha sigue.

Hasta la victoria siempre. Venceremos.

Carrodcas@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 492 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: