Reflexiones ingenuas: "propuesta de modificación al curriculo de la escuela basica venezolana...

O... la ratificación de la escuela como aparato ideologico del estado"


"La libertad es siempre la libertad de aquellos

que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo


Uno de los aportes más importantes a la crítica de la educación en la sociedad capitalista es la consideración hecha por Althusser que ésta, la educación y el aparato escolar, constituyen aparatos ideológicos cuya función consiste en la dominación de los ciudadanos para imponer los valores, principios, formas de vida de la visión burguesa capitalista, es decir, la cultura burguesa.

La ideología es considerada como falsa conciencia en el sentido que ésta, (la ideología) constituye un conjunto de ideas, conceptos, valores, tradiciones -válidos para la clase burguesa - destinados a imponerlos a la clase dominada y con ella la fantasía que el capitalismo constituye el modelo ideal para vivir, es decir, mantener el orden económico burgués.

A través de educación se impone la ideología burguesa al reproducir el modelo burgués, tanto del currículo académico como los principios, valores, supuestos epistemológicos, cientificos y otros elementos imponiéndolos desde la educación de la infancia hasta el resto de los niveles educativos.

Con la evolución del capitalismo a su fase consumista o capitalismo de mercado la burguesía ha desarrollado nuevas estrategias a través de las cuales logra instalar al resto de la población la falsa conciencia que a través de la adquisición de los productos por ellas producidas, pero que son propiedad de la burguesía ya que los medios de producción son propiedad de ella, se logra la felicidad, es decir, adquirir, consumir o exponer los objetos que son producto de su trabajo, por la clase obrera pero adquiridos en forma de mercancía.

Pero hay más. La burguesía, en su afán de producir más capital, ha invadido al mercado psicológico de la población con nuevas formas propagandísticas, que han afectado los supuestos morales y éticos de la familia moderna al introducir la ideología de género como una forma de inclusión reivindicativista.

Para tales efectos ha utilizado los medios de comunicación masivos, TV, emisoras radiales, redes sociales, memes, canciones y otros agentes encubiertos para inocular a la población con el virus de dicha ideología. La industria de los celulares inteligentes cada vez más avanzados, vestuarios, drogas, bebidas alcohólicas, vehículos a corriente, aviones, armas, zapatos y un sinfín de mercancía a través de los cuales imponen la necesidad emanada por la imposición de dicha nociva ideología.

Hay toda una producción de elementos que se levantan sobre el supuesto reivindicativo de la ideología de género, tanto desde el punto de vista del consumo de mercancías a través de los cuales se construye un mundo basado en dicha cultura; ropa, calzado, artículos para el cabello, colores, modas que hoy dominan mundialmente a jóvenes, padres, madres…

En Venezuela se ha hecho una propuesta emanada del Ministerio de Educación y Cultura la cual va a ser sometida a la consideración de los padres y representantes a través de la firma de los mismos. En dicha propuesta se incluye, en el aparte 4 de la Parte 3, el cual dice textualmente:

4. Expectativas Sociales Desde la Consulta Nacional Por la Calidad Educativa.

"Promover un clima escolar caracterizado por la convivencia; La consulta arrojó una reflexión importante acerca del clima escolar de convivencia como uno de los determinantes para el logro de las finalidades de nuestra educación. Los y las estudiantes perciben que se deben promoverse prácticas de convivencia para combatir las distintas formas de discriminación: por edad, embarazo, género, orientación sexual, color de la piel, religión…"

Introduciendo, solapadamente la ideología de género como uno de los aspectos que deben promoverse desde la escuela.

Pareciera que intencionadamente, aquellos que confunden participación e inclusión, consideran que con el concepto de "genero" como valor intrínseco a una visión mixtificadora, la obligatoriedad de defender los nuevos desechos de una economía irracional que atenta contra la familia, sus valores y principios éticos y morales.

Pero lo peor está en que la propuesta proviene de supuestos intelectuales de izquierda llamados por el Ministerio para el Poder Popular de Educación y Cultura para su elaboración.

Y más grave todavía, a través de un instrumento, cuya aplicación no es supervisada, monitoreada, evaluada y si lo fuese, esta evaluación es hecha por parte de los mismos que produjeron tal adefesio.

En mi opinión, la sociedad capitalista ha llegado al punto donde su supervivencia está basada en la necesidad de destruir al hombre a través de mecanismos que van desde la desaparición física con la producción de virus destinados a enfermar y diezmar la población mundial, la violencia física y armada en las comunidades, la producción de drogas, guerras entre naciones, destrucción de recursos naturales de donde sobrevivirán los más aptos a fin de garantizar también de un sociedad capitalista más desarrollada.

Con la ideología de género se ataca el punto central de la familia moderna al disolverse la unión entre los hombre-mujer para así hacer desaparecer la base material y espiritual de la existencia humana y garantizar así lo que describimos en el párrafo anterior.

El deber de los revolucionarios está en denunciar dichas intenciones a fin de garantizar por una parte la existencia de la familia moderna y por la otra, luchar por garantizar el ejercicio de los derechos de las mujeres, adolescentes, niños, desposeídos, indigentes, comunidades indígenas, en fin, por un mundo mejor sin clases, explotación, exclusión.

Para ello sólo queda una alternativa: Socialismo o Barbarie

Patria, Socialismo o Muerte.

Es ahora o nunca.

carrodcas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 774 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: