Mi palabra

El imperialismo amenaza y sus colaboradores se quitan las caretas

"La amenaza es el mecanismo del bandido,

el mecanismo de la bolsa o la vida"

Rafael Sánchez Ferlosio

A pesar de la enardecida verborrea de los voceros del imperialismo, amenazando y por momentos intentando por la fuerza acabar cualquier indicio del proceso bolivariano iniciado por el comandante Chávez, desde el mismo momento de asumir las riendas del poder; a cada momento conseguimos incansables escribientes coincidiendo con los intereses imperiales, de manera tan descarada, que, no nos queda otra, si no enfrentarlos con las mismas armas: las palabras, hasta donde no los permitan, ya que, son incontables los casos, donde esa relación se ha convertido en algo letal, con consecuencias aterradoras. El reciente recordatorio del golpe fascista de Chile, es una prueba, que no podemos borrar de nuestras mentes.

Para cualquier gobierno que se aposente en la Casa Blanca, es de vida o muerte seguir enseñando el mandador, con el cual aterrorizaban a los pueblos, aún, cuando por momentos cesan en la embestida. El desquiciado y padre del espanto político de Guaidó, Donald Trump, agotó todos los recursos posibles para repetir el caso chileno en Venezuela, pero pudo más la resistencia y conciencia del pueblo venezolano, que, las bravuconadas de este inhumano cargado de dinero y representante de las grandes corporaciones del gran capital en su fase imperial. Algunas personas les parecía raro, el comportamiento aparentemente de dialogo, pero todo el que sabe de los antecedentes en la aplicación de la política internacional de los Estados Unidos, nunca se tragaron el anzuelo.

El ejemplo lo tengo de un amigo entrado en años, la mayoría combatiendo en la medida de sus posibilidades al imperialismo y se salvó de morir, como un combatiente solidario, cuando la invasión de Estados Unidos a la República Dominicana, ordenada por el presidente gringo de aquel entonces Lyndon Johnson; me decía este compañero: "El imperialismo se la está jugando. Ahora, con una estrategia de callar por cierto tiempo, como para pasar desapercibido, después de haber revuelto el agua y darles rienda suelta a verdaderos mercenarios para reacomodarse y para esto se están prestando supuestos izquierdistas, aprovechando la compleja situación económica del país, en su empeño de hacerle oposición al presidente Maduro"

La claridad política de este luchador, es digna de admirar, ya que, nos ayuda a seguir desenmascarando al que busca cualquier pretexto para ponerse la máscara y seguir engañando con el gran poder mediático. Nuevamente los voceros del departamento de estado estadounidense recurren a la vil patraña de las amenazas, como si tienen enfrente a un grupo de niños en etapa prescolar. El chantaje en su máxima expresión lo sacan nuevamente en un momento, cuando han perdido la capacidad para asustar, como cualquier guapetón de barrio; hasta hace poco pegaban un grito y más de uno temblaba, ya que, si desobedecían en muy poco tiempo le mandaban los marines y lo demás era un arrase total. Todo ha cambiado. China y Rusia, han pasado a la disputa de la supremacía económica y garantes de la paz mundial, digan lo que digan, con lo que está pasando en Ucrania.

Lo que, si podemos asegurar, es que el antifaz utilizado en estos momentos por el imperialismo para incursionar es tan malo, que, en cualquier fiesta infantil queda al descubierto. Acusan nuevamente con el argumento de las drogas –respuesta inmediata con dignidad del gobierno venezolano– lo que no hicieron en ningún momento con el desvergonzado de Iván Duque en Colombia, quien se despidió, como lo que era: un peón de Uribe Vélez, impuesto por el gobierno de los Estados Unidos. Las comiquitas del imperialismo van a continuar y parece mejor oírlo hablar, que, verlo en un profundo silencio, ya que, así, es muy peligroso y no sabemos la travesura que, puede estar inventando. Esa especie de tesis de las drogas, para atacar al gobierno venezolano, en poco tiempo la van a utilizar contra Gustavo Petro, cuando vean, que, no responde a sus intereses y no lo han hecho, como los malos bebedores, porque la fiesta apenas comienza.

No les queda otra, si no elaborar un nuevo libreto y parece que en suelo venezolano están los encargados de esa tarea; por cierto, nada fácil, como lo acaba de demostrar el fiscal General de la República Tarek William Saab, con el sonado caso Carlos Lanz, al desbaratar una burda patraña, el cual quisieron endosársela al gobierno, como cualquier regalo de cumpleaños. Todavía muchos de ellos se encuentran tan callados, que parecen haber desaparecido y no se sabe, si, el silencio es para siempre o están haciendo, como algunos pájaros, que solamente realizan sus actividades de noche, como cantar, protegerse o simple comunicarse con otros de su misma especie, en estos casos de su misma calaña.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 666 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: