No pudieron

La escaramuza del PPT intentando escapar de la convocatoria unitaria ha sido supremamente ilustrativa en cuanto al verdadero carácter de esta organización, pero debemos reconocer que el “performance” recientemente escenificado por la junta de accionistas de Podemos constituye el mejor aporte a la sinceración del espectro político nacional de los últimos tiempos.

Estamos en deuda con los patronos de Podemos y PPT; han tenido el gesto generoso de confirmarnos con inusual honestidad lo que siempre hemos sospechado: la inequívoca y ahora confesa intención de continuar trabajando en favor de intereses particulares. Media decena de Gobernaciones, otras tantas Alcaldías, Concejales y Diputados son apenas la cara visible del poder clientelar corrupto que han acumulado durante años, escudados bajo la sombra de una supuesta lucha en favor del colectivo.

Como si estuvieran presenciando la debacle del movimiento unitario bolivariano, los medios de incomunicación se dieron a la tarea de difundir la debilidad carnal de quienes se funden con la contrarrevolución en el desesperado esfuerzo de conservar las prebendas estafadas a la ingenuidad del movimiento.

La fantasía de los medios se desvaneció el fin de semana, cuando a medianoche del domingo la carroza se convirtió aparatosamente en calabaza. Amanecieron el lunes silenciando a las bases que denunciaban no haber sido consultadas, exigiendo por cierto la elección de autoridades pendiente.

Los cascarones vacíos no podrán dar más largas al avance de la unidad revolucionaria, tampoco volverán a endosarse los votos del Comandante; desconociendo el carácter histórico del proceso, dejaron al descubierto los oscuros intereses que les divorcian del pueblo.

A medida que los topos de la quinta columna interna vayan saliendo de sus madrigueras, se irán mudando a la tienda de enfrente y aunque reconocemos que la historia del PCV es caso aparte, en definitiva y después de 75 años de luchas desde su burbuja pequeño burguesa, no han sido capaces de conquistar siquiera un caserío.

Por otra parte, la organización de los Consejos Comunales tiene aterrada a la burocracia partidista; constituye el hecho de mayor carácter revolucionario de toda nuestra historia política. El poder transferido al pueblo no tiene desperdicio y nos recuerda algo que dicen mucho los banqueros inteligentes: el pobre es el mejor pagador.

No hay que ser sesudo analista para visualizar que los tiros del partido unido van en la misma dirección de empoderar a las comunidades promoviendo a los verdaderos líderes desde la base, cachicamos que siempre trabajaron para lapas enchinchorradas hasta que llegó el comandante y mandó a parar.

Se acabo eso de que “el pueblo no sabe, no entiende”, con tan vulgar premisa nos han tenido dominados sin merecerlo siquiera, así que no se me achicopale Hugo Rafael, continúe transfiriendo el poder al pueblo, que es el mejor pagador.

Entre tanto, tendremos que pensar en un nuevo Camposanto para enterrar los cadáveres políticos de quienes NO PUDIERON representar los intereses del colectivo.

cordovatofano@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1891 veces.



Daniel Córdova Tofano


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor