Crítica ácida

Se difuminan en la maldad de su salsa

Las ambiciones trasnochadas de quienes se niegan a entender los cambios en la política venezolana, van de la mano, la boca y los gestos de quienes hacen uso de un comportamiento público lastimoso, atrasado y poco atractivo ante la situación que vive la nación venezolana, eso los difumina y hace etéreos, por lo que sus razones de la sin razón no calan, se las lleva el viento.

Grupitos que por las calles de Venezuela reciben atención de la prensa opositora irreverente, incongruente y retadora, prosiguen anotándose en una conducta repetitiva y desafiante pese a las derrotas electorales incapaces de comprender que el colectivo ha visto sus mamarrachadas mediante prensa opositora, ancla de incontables desaciertos multi difuminados.

Cuesta trabajo a quien no sea familiar o socio de entrevistados por la incansable TV opositora venezolana e internacional, evitar el desgano que se han ganado los contrarrevolucionarios ilusos descalificadores ilusas del proceso independiente y soberano de cambios socialistas en la Venezuela nueva, país que ya no milita afortunadamente bajo el apocado pitiyanquismo denigrante.

El dicho "cocinarse en su propia salsa" es perjudicarse a sí mismo a pesar de la "metida de extremidades inferiores" por quienes persisten en sus traspiés, sin corregir yerros. En política, así usted cuente con propósitos de prensa comprometida en nuestro caso con derrocar al gobierno chavista, van poco a poco difuminándose por engañadores.

Persistir en descalificar torpemente al Presidente que culminará mandato en 2024, es adelantarse a acontecimientos sin fijarse en la reacción lógica y el derecho a la defensa, nuestra oposición descolocada persiste en difuminarse y decepcionar a su propia gente restandose confianza y credibilidad.

El colectivo reitera una advertencia a esos declarantes opositores provenientes de fuentes empleadoras que compraban gestores para no pagarle impuestos a los gobiernos de la democracia representativa, olvídense de presentarse como empleadores de buena intención si no logran aceptación, Venezuela los conoce bien sean del gobierno o la oposición.

Preocupa la explotación del hombre por el dólar, panorama diario de oportunista, que continuarán difuminados de la opinión pública, aferrados desde la oposición a la aparición de un títere de los que antes de 1999 fabricaban en La Casa Blanca en Washington, para darles órdenes y enriquecerlos a espaldas del pueblo mayoritariamente abandonado y víctima de represión.

Somos modelo de los gringos intentando convencer al mundo que si no se está a la orden de ellos y sus dictámenes, se incurre en pecado político, los difuminados pitiyankis resultan cada vez más rechazados por colectivos que responden a lo: Colombia, Perú, Brasil, Honduras y gran parte del mundo, donde se vote inteligentemente por el poder del socialismo pensante.

En próximo artículo comentaré la infeliz campaña que despliegan por el mundo los yanquis, indeseados vecinos de las y los mexicanos decentes a quienes los imperialistas robaron y ocuparon mucho terreno, campaña orquestada al acceder a la presidencia Andrés Manuel López Obrador, hombre humilde y de izquierda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 440 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: