Reflexiones ingenuas : "Del ocaso del Silbón "

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo

Carlos Marx, en el prólogo a la su obra "El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte afirma que "la historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa" esto para referirse al golpe dado por Luis Bonaparte como una imitación al Golpe de Estado dado por Napoleón Bonaparte el 9 de noviembre de 1799 en Francia en el cual la burguesía toma definitivamente el poder.

Esta frase nos sirve para analizar el comportamiento de los hombres en los diversos hechos históricos en los cuales la trascendencia de sus actos se desfigura por su postura acerca de hechos que verdaderamente ameritan una posición firme, genuinamente revolucionaria.

Las luchas que libran los educadores para que el Estado reconozca y corrija lo inconstitucional de la decisión del TSJ con relación a la decisión de la ONAPRE de desconocer los derechos de los trabajadores de la educación en torno a los beneficios contractuales de los bonos por vacaciones, ascensos, nivelaciones constituyen acciones apegadas a derecho las cuales cuentan con el respaldo de la CRBV y de las leyes que regulan las acciones legales y públicas para la defensa de sus derechos.

Ahora bien, si tales acciones cuentan con el basamento legal para su realización, independientemente que nos guste o no, es indispensable que sean respetadas tanto en su organización, desarrollo, culminación y protegidas por los cuerpos de seguridad encargados de tal fin.

Pero, tomando como base el párrafo de inicio de este artículo que algunos dirigentes (aunque el nombre de dirigente les quede grande) se han dedicado a despotricar, amenazar, ofender, difamar a quienes organizan y/o son participantes de dichas acciones.

Y lo peor del caso, el dirigente de marras (por referirme a quien más alharaca ha formado) utiliza un lenguaje escatológico en los medios de información hecho que realmente constituye un agravio a los hogares de los televidentes niños, adolescentes, padres y madres de familia, que ven dicho programa, con el cual ofende, agrede verbalmente, amenaza con ser agredidos a quienes participen en las marchas y acciones programadas por los gremios de los docentes, personal administrativo y obrero.

Dicho pseudo dirigente ha llegado al ocaso de su vida como revolucionario y si antes sus actos constituyeron una tragedia tal como nos dice la frase de Marx hoy ha pasado a ser una comedia barata que culminará en el basurero de su fracasada vida.

No queda más que decirle como dice la canción: "Fallaste tu Silbón, no vuelvas a apostar".

Hasta la victoria siempre, Venceremos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 532 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: