Crítica acida

Imbecilidad opositora "TV informativa" revolución agradecida

Ni un ápice ha retrocedido en sus propósitos socialistas el gobierno que cumple el mandato popular constitucional. Firmes en las concepciones socialistas ante el país y el mundo, por encima de triquiñuelas oníricas de opositores en campaña electoral, la revolución bolivariana amplía su influencia y prestigio en el plano internacional, con buen viento y mejor marea.

Seré breve en los párrafos explicativos, y hasta el menos avisado de los televidentes se dará cuenta por qué esta "acida" retrata y delata la derrota diaria de la oposición, ante una población que por sobre el desgaste oficial que tiene todo gobierno -y este no es la excepción-, revela la amplitud socialista venezolana, bolivariana y soberana. Con métodos, fórmulas y actitudes demostrando independencia política.

El désfile diario de Presidentes de Cámaras de la más diversa índole en las entrevistas televisivas, casi que exigiendo volvamos a las condiciones anteriores a Febrero 1999, dejan ver que tenía razón el inolvidable Hugo Chávez cuando expresó "yo ya no soy yó, soy un pueblo muchacha, muchacho venezolano". Despierta el concepto chavista bolivariano jornada tras jornada, reflejado en los noticiarios mundiales sobre Venezuela.

En días sucesivos y en tres canales de TV opositores siempre, quienes dirigen organismos empresariales aprovechan el oposicionismo a ultyranza de los conductores de programas, para decirle al gobierno lo que debe hacer, algunos lo disimulan y otros cvasi que le gritan al presidente y su gente, que se larguen antes de cumplir el período para el cual fueron electos…

Se les ve ve pidiendo regresemos a la época de aquella ya lejana era bipartidista, cuando ellos los empresarios mandaban, mientras los políticos que pedían votos, pasaban a ser algo así como conchabados, sirvientes, o cuando menos se dejaban dirigir por los "muy honestos" empresarios, en realidad ductores corruptores en cada quinquenio y dueños de los presupuestos oficiales, siempre y cuando los políticos obedecieran fielmente.

 

Mientras tato hay verdaderos emprendedores que antes eran descalificados por acercarse al gobierno castrista, chavista, socialista, comunista, madurista de ocasión y póngale etcéteras. Son nuevos emprendedores y por lo general descendientes de europeos o de gente de otras latitudes, que comprenden dónde viven y para qué son cuando menos gentiles con la patria a la que vinieron a vivir sus padres.

He resumido lo que pasa y por qué resultan oposicionistas de lenguaje gestual en los programas de TV, propagandistas de las ganancias cada vez más fluidas por propósitos oficiales u oficialistas si los oye descalificar así al gobierno de turno. En definitiva compréndalos y sepa por qué les recomiendan que aprendan política racional. En realidad y con todo lo artero del tratamiento contra Venezuela, perdieron objetividad y razón, van recuperando conciencia social con respeto al socialismo.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 345 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: