Cáscara Amarga 622

Valores del entendimiento y los valores de la estética ética espiritual

Valores del entendimiento y los valores de la estética ética espiritual en la filosofía de las 4E de Maleo 2001, es tanto como decir los valores teóricos y los valores prácticos. Decir valores, es decir valoración, es decir valuación. Decir valores es decir gradiente, es decir grados, es decir jerarquización es decir polarización, es decir valores jerarquizados y valores polarizados. Decir valores, es decir medida. Decir valores, es decir que todo es cuestión gradiente, llevado, ese todo, por un tanto factual figurado factorial, ya una porción de hecho especulativo procurado, ya una medida tocante teórica solicitada. Agora ahora hogaño, de los valores del entendimiento y valores de la estética ética espiritual en la filosofía de las 4E de Maleo 2001, surge la definición del principio de lo borroso, de lo caliginoso, de lo difuso, de la grisura, de la sombría penumbra, lo que sorprendiera a Werner Heisenberg con sus proposiciones científicas, en que todo caso es caso cosa gradiente, llevado, ese todo, por un tanto factual figurado factorial. La máxima grisura encendida, el máximo gradiente puntual, ha de ser cuando, el símbolo de lo borroso, de lo caliginoso, de lo difuso, en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y el yang, sea iguales, esto es, el yin es igual al yang, en el contradictorio medio maleoiano profundo Maleo 2001, en la perogrullada primera vez de Perogrullo, en que se tocan los extremos rabioso repugnantes opositivos. Agora ahora hogaño, y, es increíble creerlo, créanme, que esto, la perogrullada primera vez de Perogrullo, fue lo que faltóle a Albert Einstein para articular su teoría del campo unificado, en el convite cuartel cívico mílite de las definiciones pascalianas del golpe feroz cesarvallejoiano. La perogrullada primera vez de Perogrullo, en el contradictorio medio maleoiano profundo Maleo 2001, asina que, al científico mayor del siglo XX, y, al físico relativista cuántico moderno, con toda su carga y recarga mental einsteiniana de derivadas e integrales, faltóle la curiosidad y el discernimiento, y, porque y para aventurarse, Albert Einstein, en el detalle filosófico cantinflasiano de Cantinflas, en que estaba la unidad de contrarios tensiva armónica simultánea contradictoria heraclitoiana del ser y no ser de Heráclito, y, porque y para aventurarse, Albert Einstein, que en el cri cri de las margaritas de don Federico, y, porque y para aventurarse, Albert Einstein, que en el ojo avizor radiante de don Francisco, estaba la teoría del campo unificado, y, en ningún momento, no lo supo Albert Einstein, que ahí, en el detalle filosófico cantinflasiano de Cantinflas, en la perogrullada primera vez de Perogrullo, han de hacerse iguales la materia y la radiación, ahí, han de hacerse iguales la materia y la energía, ahí, han de hacerse iguales el campo electromagnético y el campo gravitatorio, ahí, han de hacerse iguales la teoría especial de la relatividad einsteiniana y la teoría general de la relatividad einsteiniana de Albert Einstein, ahí, en el detalle filosófico cantinflasiano de Cantinflas, en la perogrullada primera vez de Perogrullo, ahí, en la complementariedad bohriana profunda de Niels Bohr, ahí, en la cornucopia complementaria contradictoria poética antoniomachadoiana profunda de Antonio Machado, ahí en la fe hebrea sanpabloiana profunda de San Pablo, ahí en la proposición científica heisenbergiana profunda de Werner Heisenberg, ahí en la indeterminación heisenbergiana profunda de Werner Heisenberg, ahí en la indeterminación védica profunda de los Vedas, ahí en el contradictorio medio aristotélico profundo de Aristóteles, ahí en el contradictorio medio romano profundo de los Romanos, ahí en el cuadrángulo cartón cuadrilátero contradictorio caliginoso borroso difuso endrino ebrio del botiquinero Miguelito de San Carlos, ahí, han de hacerse iguales la materia y la radiación, ahí, han de hacerse iguales la materia y la energía, ahí, han de hacerse iguales el campo electromagnético y el campo gravitatorio, ahí, han de hacerse iguales la teoría especial de la relatividad einsteiniana y la teoría de la relatividad general einsteiniana de Albert Einstein, ahí han de hacerse iguales en los valores del entendimiento y los valores de la estética ética espiritual en la filosofía de las 4E de Maleo 2001.

Con digresión y sin digresión, los valores del entendimiento y valores de la estética ética espiritual en la filosofía de las 4E de Maleo 2001, engastan con la tensa armonía simultánea contradictoria heraclitoiana de la unidad de los contrarios, del ser y no ser de Heráclito Buda y los Vedas, en la catedral catacresis y en el templo oxímoron cleuasmo quiasmo río heraclitoiano de Heráclito, en que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río las dos veces. Y, Albert Einstein estuvo tocándole el trasero a Heráclito con su quiasmo río de la realidad y las leyes de la matemática, en que las leyes de la matemática no son ciertas si se refieren la realidad y si se refieren a la realidad no son cierta. Y, en que Aristóteles le atocárale el trasero a Heráclito con su principio moral, a según, Aristóteles, que siempre que haya exceso y defecto, necesariamente ha de haber un medio, Y, el quiasmo de Heisenberg que atocárale las posaderas a Heráclito, a según qué, no todas las proposiciones científicas son ciertas y no todas las proposiciones científicas son falsas. Lo que desencaja con el principio de incertidumbre de Werner Heisenberg, a según, él, Heisenberg, si mides una cosa de una manera rigurosa, no puedes hacer lo mismo con otra. Asina, el caso de la posición y la velocidad, como el exceso y el defecto, en el detalle filosófico cantinflasiano de Cantinflas, en la perogrullada primera vez de Perogrullo, han de hacerse iguales, en lo que la sombría penumbra caliginosa de Chacumbele arropara a Werner Heisenberg, y, asina se asesina y con aquello del valatinero cubano, del, de él mismito se mató. Todo esto lo hemos de expresar por el principio moral aristotélico que engasta con la teoría holística unificada, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa, por la teoría del campo unificado einsteiniano de Albert Einstein, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa, principio moral aristotélico que engasta con el centro universal unificado reflexivo teilhardiano de Teilhard de Chardin, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa, con la fe hebrea sanpabloiana profunda de San Pablo, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa, con la proposición heisenbergiana profunda de Heisenberg, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa. O sea, ciencia poesía fe moral, engastadas por la filosofía de las 4E de Maleo 2001 y la teoría de los casos correlativos límite contradictorios caliginosos de Maleo 2001, y, aun y aún, mas y más, empero y pero, con quizás y sin quizás Maleo 2001, gracias a Heráclito, el abanderado y padre de las contradicciones, de quien nutriérase Hegel y Marx, en la tensa armonía simultánea contradictoria heraclitoiana de la unidad de los contrarios, del ser y no ser de Heráclito Buda y los Vedas, en la catedral catacresis y en el templo oxímoron cleuasmo quiasmo río heraclitoiano de Heráclito, en que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río las dos veces, y, es tanto como decir la onda y la partícula, es tanto como decir la partícula y la onda, en donde la posición y la velocidad son una misma cosa, son una misma vaina, tanto como lo invisible y lo visible, tanto como la proposición científica verdadera y la proposición científica falsa, tanto como decir la indeterminación y la determinación, la certidumbre y la incertidumbre de Heisenberg y San Pablo, tanto como decir el exceso y el defecto de Aristóteles, tanto como decir lo justo y lo injusto, lo humano y lo divino de la jurisprudencia y razonamiento Romanos, contenidos que contiene el continente de los valores del entendimiento y lo valores de la estética ética espiritual en la filosofía de las 4E de Maleo 2001.

Si los valores del entendimiento y los valores de la estética ética espiritual de la filosofía de las 4E de Maleo 2001 es continente que contiene a los contenidos de los valores científicos y de los valores de la belleza de la moral de la fe. Entonces sea dicho que los valores del entendimiento y valores de la estética ética espiritual de la filosofía de las 4E de Maleo 2001, ha de contener por reciprocidad activa al quiasmo río heraclitoiano de Heráclito, de Einstein, de Heisenberg, del botiquinero Miguelito de San Carlos. Ergo vergo sea dicho que los valores del entendimiento y valores de la estética ética espiritual de la filosofía de las 4E de Maleo 2001, expresa el derrumbe del principio de incertidumbre de Heisenberg, en que ahora la posición y la velocidad son una misma cosa, son un misma vaina en el detalle filosófico cantinflasiano de Cantinflas en la perogrullada primera vez de Perogrullo. Ergo vergo sea dicho que el contradictorio medio aristotélico profundo de Aristóteles, que el contradictorio medio romano profundo de los Romanos, que el contradictorio medio maleoiano profundo de Maleo 2001, que la complementariedad bohriana profunda de Niels Bohr, que la proposición científica heisenbergiana profunda de Werner Heisenberg, que la indeterminación heisenbergiana profunda de Werner Heisenberg, que el cuadrángulo cartón cuadrilátero contradictorio caliginoso borroso difuso endrino ebrio del botiquinero Miguelito de San Carlos, que la indeterminación védica profunda de los Vedas que la cornucopia complementaria contradictoria poética antoniomachadoiana profunda de Antonio Machado, que la fe hebrea sanpabloiana profunda de San Pablo, son contenidos que contiene el continente de los valores del entendimiento y los valores de la estética ética espiritual de la filosofía de las 4E de Maleo 2001.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 364 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: