Arcadia Fugaz

Doble moral en la voluntad de diálogo entre USA y Venezuela. La importancia del petróleo

La personalidad genera una gran fuerza que nos lleva a un destino, porque es más poderosa que el Estado y la sociedad, porque en esa conceptualización desarrollamos la libertad, en este tiempo, buscan proyectarla con una ética idealista con un marco económico. De modo que la historia es otra realidad, donde se dan conflictos en diversos niveles y su progreso se da a través de los cambios de la estructura social que resultan de ello.

Cuando alcanzamos alguna meta en la estructura clasista de la sociedad, se constituye la fuente de la servidumbre. Es también, en la misma medida la fuente de un desarrollo orientado hacia la libertad. Así tenemos que la libertad se ha convertido en un precepto social que entra en conflicto con el interés del orden establecido, el interés encarnado con la clase dirigente.

Cada hombre debe integrarse a su destino y no subyugar a otro y, su progreso es individual. De modo que la yuxtaposición de un yo real y un yo empírico resulta en una ambigüedad, lo que implica un dualismo significativo. Por lo tanto, debemos desaprobar la fuerza empírica y el automatismo, porque entramos en un absolutismo hacia el nuevo orden mundial 2030. Hobhouse señala que esta definición tiene cabida en el esquema de cualquier autoritarismo absoluto.

Las nociones dialécticas tienen que ver con la verdad y el conocimiento filosófico, solo es superior a la experiencia y a la ciencia, en la medida en que sus nociones contengan esa relación con una realidad de hechos, nada puede ser estático, esto, contempla las nociones del cristianismo. Donde algunos desean lograr unas abstracciones en un proceso escatológico que se disuelve por sí mismo. Entonces percibimos esa realidad como una totalidad para fragmentarla y entender que el mundo de los hechos no es natural, sino como lo conforman el hombre en la búsqueda de ese absolutismo.

Por lo tanto, el mundo en sus contenidos vivenciales nos presenta una realidad concreta que pretende ser una narración irracional y para lograr su consecución a la verdad, solo la razón nos llevará a lo que aparece como mero suceso de los cambios de movimiento de ese mundo estático.

Indudablemente que el punto céntrico de la vida moral es la voluntad Ella tiene una condición doble, por una parte, es puramente espiritual para con Dios. Por la otra, enteramente material para con el mundo exterior. En tres palabras puede resumirse la manifestación espiritual o cristiana de nuestra naturaleza, a saber: la conciencia, fe y amor. Es una perfecta armonía y conformidad para el desarrollo de la vida espiritual, son principios de una ley moral absoluta. En su estado natural, la voluntad encuentra ocasión de obrar tanto en su naturaleza inferior y externa, como en la interior que mira hacia Dios En este sentido, el hombre en su condición natural esta a un nivel de esclavitud y, debe restaurarse en conformidad con la voluntad de Jehová que es en Cristo. Entonces, el mundo cristiano nos impone una moral que se desarrolla de una manera consciente. Entonces, nuestras palabras, acciones tiene relación con una nueva voluntad, en la cual, dicha convicción y compresión se combinan para ejercer una influencia suprema y dominante sobre toda nuestra naturaleza tanto en lo exterior como interior, es la plenitud de vivir bien.

El amor no fue creado para desplazar el conocimiento, el misticismo contemporáneo trata de confundir al género humano. No le pertenecemos a ningún hombre, tenemos convicciones de conciencia guiadas por La Palabra de Dios. Más allá de los pensamientos involuntarios, debemos aislar la ignorancia material y espiritual, porque la existencia del hombre en la tierra es cumplir un papel de dominación sobre ella, porque tenemos la esencia de Cristo y todo se constituye en una doctrina para hacer el bien o el mal.

Menos un presidente progresista puede adueñarse del país que preside y engañar a la población en base a la propaganda y publicidad, donde los recursos energéticos salen al exterior en pagos de deudas o a menor precio por capacidad de pago por carencias de alianzas. En este sentido, el gobierno centralista de Moscú tiene una alianza con Israel para atacar ciertos territorios sirios, pero no tuvo capacidad de dialogo con Ucrania y en conjunto manejar campos políticos comunes y, de esta manera no estimular la prosecución de esta guerra que se extenderá unos cuantos años por motivos cristianos, de religión y bélicos.

Hay amonestaciones de parte de la Ley, que en todo sentido debe respetarse para tener conciencia de los hechos y, donde el todo nunca debe tener un carácter de impulsividad. Entonces, hay que respetar la geopolítica, los territorios y el sentir espiritual de cada región.

La Ley es un relámpago para obediencia y el hombre esta llamado a vivir en el Espíritu del amor perfecto, es una doctrina y un sistema de perfección. Hay un orden en la tierra, mientras permanezcamos en ella le debemos obediencia y, olvidemos el pasado, estamos en un presente, por lo tanto, estamos en esencia unido al varón perfecto que es Dios.

La Ley de por sí tiene una abstracta universalidad y no debe hacer caso omiso de la esencia humana del individuo. Entendiendo que el objeto de la Ley es en esencia un derecho real.

La noción hegeliana de la voluntad aspira a demostrar que la voluntad tiene un doble carácter, constituido por una polaridad fundamental entre el elemento particular y el universal. Esto requiere una voluntad adecuada para producir un orden jurídico y social. Donde se requiere otros factores de la historia para entender su largo proceso de armonizarse con otras voluntades o ciudadanía.

Manuel López Obrador, como presidente de México habló claro sobre esa integridad ahora entre Venezuela y EE. UU. Jamás se puede tener una doble moral, menos entre presidentes del Occidente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 385 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: