Santiago Arconada le embarró (paje…) un sudao de quinche con chipichipi a Chela y Chucha

Para el viaje rumbero, cuyo destino era el sur del país, la burrita Chela y la cotorra Chucha, previamente le exigieron a Ñango Marín un cómodo "motorhome" donde ellas viajaran casi con la misma comodidad del emprendedor Ñango.

El día y hora previsto para el arranque hacia el Ferry, fue acordado en franco diálogo. La partida quedó pautada para este 16-F y el regreso sería después de la octavita de carnaval porque El Callao con sus carnavales, estaba entre los lugares del recorrido. Este 15-F en la tarde, Chela y Chucha se fueron a dormir temprano. Necesitaban estar bien despiertas en la madrugada para salir rumbo a Punta de Piedra. En Barcelona tomarían rumbo al sur en dos aviones alquilados por Ñango y ya en horas de la tarde de hoy miércoles, la burrita Chela se veía de lo tierna con Chucha, contemplando el cielo desde muy cerquita y sentadas en una inmensa piedra.

Ñango programó uno de los relojes Patek Philippe Grandmaster Chime de campana, que tiene en cualquiera pared en su humilde rancho para que justo a las 3 de la madrugada, sus campanas se oyeran en todos los conucos. Un reloj como el de esta marca, no se adelanta ni se atrasa. Está hecho para la precisión. El reloj Patek Philippe Grandmaster Chime fue preciso y Ñango también.

Esta madrugada ya dispuesto para salir, estuvo esperando a Chela y a Chucha. Sintió que el tiempo se le complicaba y presionó el botón de la corneta de su Hummer y los conucos se vistieron por un instante y en plena madrugada con una interpretación corta pero sublime de las cuatros estaciones de Vivaldi. Esperó Ñango, pero al ver, que ni Chela ni Chucha reaccionaron ante Vivaldi, bajó de la gran camioneta negra y se dirigió al lugar donde esperaba encontrar a Chela y a Chucha. Notó Ñango, que el aire 35 Btu no estaba encendido y se preocupó .

Al entrar al ranchito se encontró con la soledad. Fijó la vista en un papel que ambas dejaron colocado en unas de las paredes del cómodo y humilde ranchito. Tomó entre sus mano el papel y comenzó a leerlo:

"Camarda Ñango, muy tarde en la noche de este martes, Chucha y yo, tuvimos la suerte de leer el artículo (carta) que publicó Santiago Arconada en Aporrea y nos acordamos inmediatamente, que usted tiene en su ruta de este miércoles, preparar una parrillada de marisco y un sudao de quinche con chipichipi arrechón sacado en la playa de La Pared en Macanao. Leímos que en la bitácora de viaje, usted escribió: "bajo la luz de la luna que se puede agarrar con las manos en el tepuy Kusari, preparé una parrillada de marisco y un sudao de quinche con chipichipi". Esta parada con parillada hoy miércoles y en el tepuy Kusari nos pareció muy riesgosa. Como usted puede ver y entender camarada, suena muy sospechoso que ningún encopetado ha caído (por ahora) "en caiga quien caiga" . ¿Usted se imagina camarada Ñango, cómo hizo el cristiano que supuestamente le echó bolas para reunir más o menos 1.200 millones de dólares entre el 2007 y el 2010 por comisión en el manejo de las divisas? ¿Nadie vio ni sospechó nada? Usted debe saber, cómo se puede estar batiendo el cobre con esta cosa de la mano de hierro y de la operación "caiga quien caiga". ¿No habrá por ahí una mano peluda también? http://www.aporrea.org/actualidad/a309999.html

Para más vaina mi compay Ñango, el camarada Santiago Arconada le pide al camarada Diosdado, que este miércoles 16-F diga quiénes van caer por esta vainita del tepuy Kusari y este 16F, según el cronograma de rumba, estaríamos en ese tepuy en la parillada y se me ocurre, que podemos ser Chucha y yo (por pendeja), quienes paguemos los platos rotos por la basurita que dejaron en el tepuy.

Te imaginas Ñango, que toda Venezuela vea a Chucha y a mi, en una de las carteleras del camarada Diosdado. Con qué cara regresamos al conuco. Imaginate Ñango, al camarada Diosdado apuntándonos con su mano de hierro en la cartelera de caiga quien caiga y diciéndole a Santiago Arconada: mira pajarito, aquí te tengo a este par de bandidas con los ganchos puesto y listas para pasar un largo rato en la sombra. No camarada. Se ve como muy de pinga, uno sentado en una piedra del tepuy Kusari hartándose de quinche sudao. Eso será muy relajante, pero Chucha y yo decidimos irnos a la montaña de San Sebastián a pasar unos días con el guacharaco Carrao" http://www.aporrea.org/actualidad/a309999.html

Usted puede ser muy emprendedor pero no tiene el pedigree del camarada Osmel Souza ni calza (todavía) los puntos para sentirse vacunado ante caiga quien caiga. Esa vacuna, usted no se la ha puesto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2045 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: