La prepotencia del criticón

Existen algunos analistas políticos que se autocalifican como los más fieles exponentes de algo que a ellos les encanta que los valoren de esa manera: "los antimaduristas"…que cuando escriben a diario, su eterna y monotemática "literatura panfletaria anti gobierno"…lo realizan desde diferentes ángulos estratégicos para disfrazar su intrínseca relación argumental basadas en el binomio odio – ataque…el cual realizan supuestamente desde una crítica racional y equilibrada a su más feroz enemigo ideológico – político constituido por un concepto acomodaticio creado por ellos: "el madurismo"…el que por cierto, ninguno de sus más encumbrados intelectuales y sabios de las ciencias políticas, se han dignado en explicar públicamente, en que consiste eso que ellos insisten en llamar "el madurismo"… en la que no terminan de esbozar cuales son las características esenciales que forman parte de las especificidades y constructos teóricos que sostienen al "madurismo" como corriente doctrinaria que la identifica dentro de un sistema de pensamiento ideológico – político…pero no lo han hecho y tampoco lo van hacer porque no les interesa explicar lo inexplicable…

Lo que si podemos caracterizar es a los prepotentes criticones…1.- les gusta escribir sobre "el prepotente opresor"…cuando no se miran en el espejo de la reflexividad política, que les permita mirarse y observar que están en frente de un narciso político, ya que se consideran extremadamente autosuficientes para autoproclamarse "los escritores antimaduristas" como los únicos y verdaderos dueños de la verdad política y que nadie sabe más que ellos…2.- basta que alguien los critique o le haga la más mínima observación a sus argumentos políticos, porque saltan como fieras heridas para atacar despiadadamente sobre aquel que haya osado cuestionar sus insuperables y sólidos conocimientos que tienen sobre las ciencias políticas…3.- cuando atacan no se detienen a pensar de que ellos son los verdaderos prepotentes y opresores de las ideas con respecto a los que piensan distintos a ellos…4.- son muy echones, petulantes y burlones por naturaleza…

La prepotencia del criticón se maneja bajo unos terribles dogmas, tales como: "lo que yo critico es la verdad"…"nadie tiene la estatura intelectual para criticarme"…"solo nosotros estamos capacitados para realizar una crítica"…

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 784 veces.



Oscar Bravo

Un venezolano antiimperialista. Politólogo.

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: