El nuevo goberandor de Barinas frustró los deseos de Rafael Ramírez y Héctor Navarro

Mi palabra

"Mide tus deseos,

pesa tus opiniones,

cuenta tus palabras"

Pitágoras

 

A medida que empieza a retoñar nuevamente la esperanza del proyecto bolivariano ideado por el comandante Hugo Chávez, después del criminal bloqueo y las brutales e innumerables sanciones de Donald Trump, que, todavía están vigentes apoyadas por el inigualable canalla de Guaidó, que, ni siquiera en los años de gobiernos bipartidistas de AD y COPEY existió algún personaje, tan entregado a lo que dijera el imperialismo para hacer lo que quisiera. Ahora, aparecen ex funcionarios del gobierno del proceso bolivariano, que, se pasaron con todo y ropa para el otro lado, donde se están apagando, pero apenas se les presenta algún motivo, como es el caso de la gobernación de Barinas, salen y ni siquiera las gallinas cluecas hacen tanto alboroto festejando acompañado de vaticinios.

En esta oportunidad hicieron su aparición dos tránsfugas de mucho renombre, pero con poco peso: Rafael Ramírez Carreño y Héctor Navarro, autores de centenares de cuartillas escritas, en contra de Nicolás Maduro, donde hacen una auténtica demostración de "honestidad", a pesar de haber pasado varios años en el mismo gobierno, que, hoy quieren devorar, creyendo en el naufrago del barco antes la fuerte tempestad creada por ellos mismos. Estos personajes han venido jugando al escondido, con tan malas intenciones, como si fueran un Guaidó cualquiera, y por supuesto no han acertado en su ansiada meta: acabar con el gobierno de Nicolás Maduro. Y ahora, cuando la nave parece enderezar el rumbo nuevamente la frustración es mayor, pero siguen, como las brujas que nunca apagan el tabaco para ver si les llega un nuevo cliente y la pegan.

Sí, existiera un aparato para medir el grado de frustración en una persona, estoy seguro que, en la primera prueba lo ¡explotan! después de la actitud asumida por el nuevo gobernador de Barinas, Sergio Garrido, apellido muy popular en los llanos de Apure y Barinas y algo debe tener de patriota, porque apenas tomó posesión, apartó cualquier indicio de guaidotadas, para asumir la posición ejemplar de un verdadero demócrata: reconocer a Nicolás Maduro Moros, como el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, dejando a muchos con los ojos enturbiados, como si estuvieran mirando estos soles tan candentes de comienzo de año. Uno de los primeros encandilados fue el propio Freddy Superlano, quien salió con una que, ni el mismo se lo cree ¡Si no reconoce a Maduro, no dura nada, como gobernador!

Rafael Ramírez y Héctor Navarro, apenas se enteraron del resultado, salieron, como los practicantes de brujería, que, todo lo sabían, pero además pronosticando lo que está por venir. Algo que todo el mundo conoce menos ellos: los deseos desesperados de los traidores anunciando una hecatombe. Pero al darse cuenta que, nada se parece a sus locas ambiciones, no les quedo otra, sino regresar a sus etapas convulsivas, para esperar el mínimo movimiento que les favorezca para presentarse nuevamente haciendo el papel de agitadores. Las aguas se calmaron, pero no así los oportunistas de oficio, al no entender que van quedando a la vera del camino desenmascarados por el proceso bolivariano, a pesar de haber comprado el disfraz completo.

Esta pareja de angelitos, se encuentran en la triste etapa de cualquier opositor enfermizo al estilo de Freddy Guevara y el mismo Guaidó, que, es bastante decir, ya que los deseos de estos señores, después del fracaso de las guarimbas es agarrarse de cualquier revés del gobierno, como en el caso de Barinas para justificar sus alharacas. No es raro que, hasta hayan visitado a los brujos para pedir fracasos y tragedias para Venezuela. Ya que, para ellos no cuenta la vergonzosa actuación en primer lugar, en los organismos donde ejercieron responsabilidades de primer orden, y después al quedar descubiertos por traidores para agarrar la torcida posición: Ramírez, huyendo de la justicia venezolana por corrupción, y Héctor Navarro, dándose la mano con Guaido, como si lo estaba felicitando al recibir el diploma en un acto de grado. Estos son los críticos de Nicolás Maduro. Dijera un amigo ¡Parecen mandados hacer!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: