El que tenga ojos que vea

El gobierno de Maduro ha sido revocado también en el replay electoral. NO creo que el pueblo de Barinas haya salido a defender la revolución de Chávez, porque, de alguna manera él sabe que esa revolución no existe, les fue despojada. La culpa de la derrota madurista va mucho más allá de los Chávez, el viejo Hugo, Adán y Argenis, tiene que ver con esa obediencia servil y ciega a los jefes y al "nuevo modelo económico" de Maduro, "nada que ver" con el proyecto socialista de Hugo Chávez Frías, el comandante Chávez. Esa derrota fue por forfait y adelantada, porque Chávez no estuvo ahí. Desde que Maduro es presidente de la república, fue secuestrado por la burguesía "revolucionaria" de Castro Soteldo y otros disparates afines, el "socialismo en lo social", o la Venezuela "emprendedora" donde cada quien se salva como puede.

Allá lejos quedaron los "fundos zamoranos", las empresas socialistas, abandonadas y cedidas a oportunistas privados; allá quedaron sin espíritu, sin apoyo político, técnico y financiero de los seudo revolucionarios, ministros vagos, cobardones, cómodos, ¡pragmáticos pues! – eso sí, maduristas obedientes –.

Algunos tontos culpan a Claudio Fermín de la derrota de Arreaza, se mueven por el suelo impenetrable del cálculo electoral. No son capaces de sentir debajo de sus pies el lodazal madurista en Barinas y en el resto del país, porque ganaron 19 gobernaciones pero en la superficie electoral, sobre su lógica de porcentajes (los números dicen que perdieron en todo el país el apoyo de su base). En Miraflores a nadie le preocupa el apoyo popular por lo que hacen con el país, o si hay entusiasmo verdadero en la masa que los acompañó en el poder hasta ahora, lo que les importa es sostenerse en el gobierno, con o sin el sostén de sus electores de siempre; ¡conque el mismísimo imperio santifique sus fechorías les sería suficiente!

Sin Chávez y sin un proyecto de cambios verdaderos, distintos al modelo capitalista liberal, o a la fórmula clásica neoliberal con ropaje reformista socialdemócrata, el madurismo no le queda otra opción que perder elecciones; en el camino más calmo perderán un revocatorio, como se ha dicho hasta el cansancio, ganará la restauración capitalista más retrasada, claramente gomera y colonial, sin muchos maquillajes. Y como se ha dicho hasta el cansancio, se instalará en cualquier caso un régimen fascista, necesario para contener el descontento social.

De cualquier manera el madurismo es responsable de la "salida fascista" que se nos asoma este año, si no prevemos los acontecimientos. EL escenario está puesto para que el gobierno acuse al descontento social de "conspiración imperial", y usando como pretexto el caso de Kazajistán, instaurar un régimen claramente fascista. O que la otra derecha lo use para una intervención de tropas pacificadoras y de la misma manera se instale una tiranía fascista. Desde ya debemos buscar el control político en el punto donde lo dejó Chávez a su muerte.

La historia nos enseñó el 27, 28 y 29 de febrero de 1989 que sin líderes inteligentes capaces de leer el devenir de la realidad, de la historia, y hacer del descontento una acción política clara en favor de los cambios sociales, los dividendos de estas revueltas masivas siempre serán para los capitalistas, oportunistas y de todo tipo de aprovechadores, sin mostrar la más mínima inquietud por los problemas sociales, comunes, nacionales; "pescar en rio revuelto", es lo propio de los oportunistas, del capitalismo rentista y gomero y de los "inversionistas extranjeros" que lo alimenta.

Desde ya hay que organizar una acción política que pueda defender a la sociedad venezolana mostrando la verdad verdadera y no el manto de mentiras con el cual nos distraen las dos derechas; defender la patria socialista de su fragmentación definitiva, del fascismo, cárcel, persecución, exterminio, saqueo de nuestra soberanía, de nuestros recursos y destrucción de la naturaleza. Hay que hablar con la verdad a las masas, hay que educar desde ya a la masa chavista para que no se suicide en una acción sin objetivos claros, en una desbandada anárquica como la del 27 de febrero aquel.

Para algo sirve la historia, la reciente y la de Bolívar, Zamora, hasta Chávez. Después no digan que no se los advirtió. El análisis dialéctico de la realidad tiene hoy más importancia que nunca, que no nos sorprenda el fascismo y el saqueo colonial adormilados, indiferentes, nostálgicos. Hablar con la verdad, educar, educar, educar; "Moral y luces", para no dejarnos esclavizar.

VOLVER A CHÁVEZ



Esta nota ha sido leída aproximadamente 771 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: