Voto castigo en urnas, la abstención (58.20%), contra gobierno y oposición (41.80%)

De acuerdo a nuestra óptica, y percepciones, que tuvimos la oportunidad de observar y oír, leer, a unos cuantos analistas políticos, encuestas, opiniones en diversidad caso de columnistas de APORREA, a la misma dirigencia de diversos partidos, del gobierno, de las oposiciones radicales, que decidieron acogerse a las leyes y a los, que desde México dialogaron con los enviados del gobierno, y los opositores de partidos, muchos en el exterior al margen de la cotidianidad de su país; y, a quienes desde la diversidad ideológica decidieron escoger el camino cotidiano de la confrontación y legalidad para acogerse y participar con sus líderes y partidos en el proceso electoral, sin irse por las ramas, y así decidieron hacer política dentro de las normativas legales vigentes desde meses antes de la campaña, no obstante fueron objeto de descalificaciones al colocárseles epítetos denigrantes, una mala costumbre, que nada deja, nada enseña a futuras generaciones, que debieran recibir buenos ejemplos de quienes se precian de ser ‘’demócratas’’, pero no, el lenguaje denigrante persiste hasta en alta dirigencia de unos y otros por igual.

Durante la campaña y propaganda política, su retórica, sus proposiciones, sus críticas, promesas, planes a desarrollar, percibimos que los dirigentes que se fueron por el camino de buscar ayuda foránea para salir del gobierno, estaban en constantes vacilaciones; sin embargo desde sus trincheras en otros países lograron colocar a muchos de sus testaferros políticos para finalmente participar en forma directa o indirecta en el proceso electoral, cuando ante el CNE, se inscribieron, eso sí, se fueron solos con su MUD, mientras los otros de Alianza democrática, hicieron acuerdos con independientes, y así se lanzaron a la conquista del voto, otros tantos partidos participaron solos o con algunos aliados, el caso es que el tarjetón estaba bien pintado con las diversas opciones, y los resultados fue la dispersión de los votos, en un proceso controversial y hasta atípico, porque se buscaba entrar nuevamente en la confrontación democrática y volver a la lucha política en sentido o contexto amplio, no fue así, pero el proceso se realizó sin mayores trastornos y en paz.

Pero las oposiciones finalmente cada quien escogió su rumbo, hasta cierto punto, con esas actitudes demuestran los distintos intereses ideológico-políticos y los compromisos con corrientes o doctrinas extranjeras, aunque sin excepción es un mal que no tiene cura, derechas o izquierdas siempre buscando apoyos de doctrinas foráneas, esto no es nada nuevo, es como la ley de la costumbre, pues tenemos una doctrina autóctona, que es republicana y democrática, está en el legado histórico de nuestros héroes independentistas, pero los liderazgos en gobiernos y oposiciones siempre andan buscando a Dios por los rincones, y, las leyes que estos mismos elaboran siempre les favorece, por cuanto muchos líderes negativos ya debieran estar fuera del juego político por tener precedentes contrarios al interés nacional.

Sin embargo entran al poder, salen de este, y así no hayan cumplido con el país, sus juramentos y promesas, vuelven como si nada pasara, ejemplos hay a montón, y al pueblo lo encierran entre votar o no votar, a veces por cumplir con el deber ciudadano y decidirse a votar, no le queda más camino al elector, que elegir entre los malos, el menos malo, así este haya pasado por el poder y no haya hecho nada o cumplido con el pueblo, al final todo se olvida y se vuelve a caer, mientras la ley electoral no contemple que es menester no permitir que vuelvan los fracasados y que tengan antecedentes de malos manejos administrativos, pero por ahora eso no cuenta, por eso volvieron algunos que no debieran, y llegaron otros cuyos antecedentes políticos no pasan las pruebas, pero el pueblo entre la espada y la pared, escogió el menos malo y a quien promete solucionar sus graves problemas, en especial los servicios públicos, salud gratuita y educación también, puras utopías, en la realidad nada de eso es verdad, siempre estamos en constante crisis, los míseros salarios, sueldos, jubilaciones y pensiones en la Administración Pública, arrebatados, aunque la CRBV y LOTTT, contemplan esos derechos, por eso digo que los viejos quedamos como parias.

ELECCIONES SIGNADAS POR LA INCERTIDUMBRE LAS AMENAZAS LA DESESPERANZA Y DIATRIBAS POR DEMÁS ESTÉRILES Y DAÑINAS A LA PATRIA AL PROGRESO Y BIENESTAR ECONÓMICO Y SOCIAL QUE DEBIERAN LOS GOBERNANTES OPOSITORES, QUE SE ENALTECEN DE SER DEMÓCRATAS REPENSAR Y ESCOGER LOS CAMINOS DE LA VERDADERA FILOSOFÍA DE LA CIENCIA POLÍTICA Y LA GOBERNABILIDAD EN BENEFICIO DE LA SANA CONVIVENCIA DE LA SOCIEDAD Y EL PUEBLO COMO UN TODO Y CERRAR LA RETÓRICA DE LA DEMAGOGIA Y POPULISMO EN CONTRA DE TODOS.

Es deplorable que, a 63 años de estar hablando de ‘’DEMOCRACIA’’, primero representativa, después participativa y protagónica, que hayan llegado al poder diversos líderes, investidos de genuinos demócratas, que hayan gobernado con el favor del pueblo que acude a las urnas a sufragar, confiando en que esos liderazgos cumplan sus promesas, planes de la Nación o la República, y que en 63 años el balance sea negativo, es porque hay problemas agudos de independencia y soberanía política, porque como sabemos siempre hemos estado atados a influencias de gobiernos foráneos, cuyos países hegemónicos siempre han influido en nuestros gobiernos, como quien dice una cosa son nuestras constituciones, leyes o el ordenamiento legal, y, otra cosa es lo que en la praxis se hace, al margen de los intereses nacionales, también ha faltado el real liderazgo, en la historia política para haber gobernado según la geopolítica, la autoridad, la diplomacia, las estrategias, para haber concretado nuestro real progreso y desarrollo, en base a nuestras sobradas riquezas, que más bien se han derrochado de muchas maneras, bastante hemos hablado de burocracias, corrupciones, vicios y demás rémoras que nos mantienen a estas alturas, como si no hubiéramos logrado la Independencia y la soberanía, se sigue arando en el mar.

Siempre salen los políticos a defender sus ideologías o doctrinas, así no sean propias y aun fracasadas en el correr del tiempo histórico político y social, los testimonios actuales nos lo corroboran, así digan los que iniciaron la democracia desde 1958 que, éramos felices y no lo sabíamos, es como un desahogo ante la grave crisis actual, en manos de quienes prometieron la democracia plena y seguir al pie de la letra el legado de nuestro Libertador; que lejos estamos de toda esa historia y esa doctrina republicana y democrática, sin híbridos de otras latitudes como estamos acostumbrados, esto no es indicativo, que no sigamos ejemplos de ciencia y sapiencia foránea si fuera el caso, pero, no doctrinas ya trogloditas, que aquí y más allá han fracasado, de lo contrario fuéramos desde hace unas cuantas décadas un país sin carencias.

Prácticamente tipificado de subdesarrollado o sub capacitado, en donde la salud, la educación, los servicios públicos y la industria agropecuaria nos surtiera de alimentos, y progreso científico, profesional, de las artes y manualidades, que serían las banderas del avance, pero permitimos la fuga de cerebros nuestros, no me dirán que la Reforma Agraria de la Cuarta o de la Quinta, porque ninguna logró el desarrollo alimentario, tampoco la salud y la educación han sido consecuentes con lo establecido legalmente, las malas administraciones, el politiqueo, la demagogia y populismo es el virus que dieron con el traste de lo que hoy seríamos un país con salarios, sueldos, jubilaciones, pensiones dignas, tal como reza la Ley Máxima; muy lejos de la realidad teórica, menesterosos somos la ancianidad con 3.33 $ mensuales.

Cuando decimos que la incertidumbre, la desesperanza, las amenazas y diatribas estériles, asoman en cada proceso electoral, es porque pareciera que, en 63 años con unas 37 elecciones realizadas, de las que, muchos dirigentes del gobierno y oposición hacen suyas según sus tendencias y afirman de ejemplares, y exaltan el civismo del pueblo, también como para optimizar el punto más importante de la democracia que es el sufragio libre y secreto, pero en el fondo, los protagonistas que lo son los líderes de los partidos políticos en orden mayoritario, no han correspondido al pueblo, ni tan siquiera cuando administraron abundantes recursos, principalmente por la Industria petrolera, pero también se exportaba hierro, aluminio, oro y otros recursos de los que Venezuela ha sido privilegiada, las promesas en sus planes de gobierno eran del progreso y desarrollo, la Venezuela potencia hablaron en los últimos 20 años, pero que lejos quedamos de todos esos planes y programas, lo que se hizo fue lo elemental e indispensable, pero para la estabilidad económica y política, todos se quedaron cortos.

El tiempo se les fue y se va en pugnacidades infructuosas, cuyos beneficios usufructúan los adversarios de la República, los sembradores de cizaña, los que esperan las pugnas intestinas para ellos sacarles el mayor provecho, eso ocurrió en la cuarta, con las deudas y las privatizaciones, y en la quinta, por el desespero de un socialismo del siglo XXI, y las expropiaciones al margen legal, sin que las bases de sustentación y estructuras hubieran sido creadas, incluso ni en la CRBV, se habló de esa estructura, fue un híbrido posterior, de ahí se agarraron los radicalismos de derecha encabezados en el norte y sus aliados de aquí, para torpedear cualquier avance democrático de a verdad, como lo establece la CRBV, entonces cundió la división, la anarquía, la incertidumbre y los que fueron fortalezas se convirtieron en amenazas y debilidades hasta nuestros días donde todavía no se recompone el rumbo expedito de la República, en ascuas precisamente por los antagonismos extremos de la pugnacidad y fanatismo ideológico político entre dos corrientes que no son nuevas en el mundo, pues capitalismo y comunismo, y todas sus derivaciones tienen casi 200 años siendo hegemonía de poder, según los continentes y acuerdos entre potencias, que sin duda, los tentáculos alcanzan a los países más vulnerables, no precisamente por carecer de riquezas sino por su dirigencia, que por diversas circunstancias se han plegado y pliegan a los más poderosos industrialmente, tecnológicamente, militarmente y cuyos gobiernos siempre asoman sus garras a favor de sus hegemonías, tanto que muchos de estos se obnubilan en el poder y cometen arbitrariedades, violando el derecho Internacional y Carta de la ONU y otros tratados.

LOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES DEL 21-11-2021 SE DISPERSARON EN UNA PARTICIPACIÓN DEL 41.8 POR CIENTO ENTRE EL PSUV-GPP Y LA COLCHA DE RETAZOS EN 35 PARTIDOS Y MÁS DE 70 MIL CANDIDATOS PARA 3082 CARGOS DE ELECCIÓN POPULAR: GOBERNADORES, ALCALDES, CONCEJALES Y DIPUTADOS AL CONCEJO LEGISLATIJO.

Sí el número de inscritos en el CNE pasaba de los 21 millones, y solo participó un 41.8 por ciento, lo que arrojó unos 8.1 millones de votantes, que se repartieron entre los partidos del gobierno y los numerosos de la oposición, dónde por cierto hubo un triunfo de un sector independiente llamado Fuerza Vecinal, que en compañía de la Alianza democrática, ganaron una gobernación y varias alcaldías y otros cargos en disputa, mientras que la MUD, la fuerza radical ganó dos gobernaciones, alcaldías y otros cargos, según cifras aportadas por el CNE, el oficialismo ganó 205 alcaldías y entre la MUD y la Alianza democrática ganaron más de 100, aún está en disputa la gobernación del Estado Barinas, pues cuando se emitieron los primeros cómputos, hubo dos gobernaciones cuya diferencia era muy reducida, la de Táchira que era por más de 3000, aquí se aclaró todo, y en la de Barinas por 673 votos, y faltaban por escrutar el 8% de los votos, al parecer ahí estuvo el problema, de la irreversibilidad, y por eso siguen revisando actas, pueden ser ligerezas al no detectar en este caso la corta diferencia de votos entre dos candidatos, lo que originó las dudas y por eso los reclamos.

El análisis a nuestro modesto pensar es que, la abstención sigue ganando, en elecciones anteriores la abstención: en las de ANC en 2017 fue de 58.5%; en las presidenciales del 2018 la abstención fue del 54%; en las parlamentarias del 2020 fue de 69%; y en estas últimas regionales la abstención fue del 58.2%. y el perdedor en relación a votación absoluta es el PSUV-GPO, que sacaron 3.530.00 millones de votos, y 446.192 mil votos, juntos 3.976.192 millones de votos, refleja el desgaste de los partidos de gobierno en los últimos años, tanto que este gobierna con el 19% del total de inscritos en el registro electoral, lo que a primera vista no debiera ser desde el punto de vista legal, pues un gobierno debe mandar con más del 51% del total del registro electoral que vote, tal vez por eso las segundas vueltas en algunos procesos electorales, porque aquí se evidencia que una minoría gobierna a una mayoría, y eso es lo que permite las distorsiones por parte de la misma dirigencia política, el caso Chávez este siempre estuvo por arriba del 51%.

La oposición es esta ocasión superó los votos del gobierno según por más de 900,000 mil votos, mayoría pero sin poder porque sus pugnas e intereses internos, ambiciones, liderazgos al estilo caudillismo, los aventó a perdedores, sí hubieran seguido la estrategia del 2015 cuando ganaron aplastantemente al gobierno, pero las agallas se abrieron, se pelearon y nada concretaron, ni siquiera el referendo que era lo prioritario, sus errores los pagaron bien caros políticamente, hasta el punto que todos esos cabecillas o líderes hoy llamados del G4 perdieron su liderazgo, ya debieran retirarse por su propia voluntad, harían más que seguir desde el exterior haciendo papeles ilegales y perdiendo cada día más liderazgo, si cualquiera de esos se lanzara en un futuro a la presidencia seguramente serían derrotados, pues deben abrir caminos a nuevos valores políticos, nuevos liderazgos.

Lo mismo vale para el gobierno, ya con un desgaste electoral cuyas cifras lo evidencian, pues deben darle paso a nuevos líderes con perfil y tipología, que por lo menos demanden ofertas más cercanas a la ciencia política, el pueblo exige o espera a políticos independientes, y no de la cerrada disciplina partidista, que los obliga a gobernar para grupos o élites, el pueblo está cansado de las mismas caras desde hace unos cuantos años, los de la vieja guardia se asoman como alternativas, en estos días entrevistaban a un diputado Adeco, y decía que AD es la única referencia de oposición, lo afirmaba como con cierta egolatría, y ya esos tiempos de líderes caciques, caudillistas, autoritarios no son bien percibidos por los electores, una cosa es la autoridad, seriedad, mesura y otra la echonería, y esta ha predominado en muchos liderazgos de partidos de gobiernos y oposición, muchos herederos de la generación del 28 tratan de elevarse y decir que gracias a ellos Venezuela vive en ‘’Democracia’’, pero la realidad nos dice que las semillas no eran las más fértiles, porque de haber sido así, no tuviéramos el país que tenemos, quiere decir que le hemos fallado a las generaciones en ebullición y las que les ha tocado salir en busca de caminos a mejor futuro.

CONCLUSIONES:

Por los que hemos observado post proceso electoral, la conducta política de algunos líderes sigue siendo invariable, por informaciones y noticias por las redes, y también por algunos noticieros de Radio o Televisión, ha ocurrido algunos hechos muy lamentables, casos de alcaldes, dirigencia política de base, que generaron hechos de violencia, incluso también se ha dicho de la mala costumbre de llevarse los bienes nacionales de alcaldías u otras oficinas públicas, son acciones que desdicen de la madurez y el respeto al pueblo como a las leyes, y ahí es donde la autoridad debe imponer la dictadura de la ley, no es posible que cuando se trata de hacer una recomposición de la vida política en alcaldías o gobernaciones, se generen actos de tal naturaleza, no debe seguir siendo que en nombre de la política y la democracia se violenten las leyes y predomine la anarquía, señales que nos hacen pensar en que por esos caminos no habrá evolución del pensamiento político.

También percibimos que liderazgos de oposición tampoco están ganados para la real unidad de una oposición que quiera la Patria, que tenga vocación de identidad nacional, que abogue y trabaje por la sana convivencia humana, el progreso, desarrollo de toda la sociedad sin distingos de ninguna índole, sea político, religioso, social, económico y cultural, debe haber coherencia entre la dirigencia política tanto dentro del gobierno como de los opositores, la pésima lección la dieron en estas elecciones que no fueron capaces de unirse en base a una fórmula política con independencia y que llene las condiciones y perfiles políticos y tipologías para en consenso trabajar con los reales objetivos de la ciencia política para la ‘’DEMOCRACIA Y LA SANA GOBERNABILIDAD’’, por lo visto tampoco se pondrán de acuerdo para el Referendo Revocatorio, porque han expresado varios líderes ganadores que su proyección es para el 2024, cuando se realizarán las elecciones presidenciales, habrá que analizar si ese es el mejor camino político para la salud de la República o por el contrario, tales decisiones pueden empeorar o mejorar lo que queda de este mandato, pensamos que ya el presidente Maduro, no querrá volverse a lanzar, pues esto estaría en contra de lo expresado por nuestro Libertador, el poder en manos de un solo ciudadano por largo tiempo, no es lo más democrático posible.

Mientras tanto el tiempo sigue su marcha inexorablemente, lo que deseamos es el saneamiento de la República en las facetas trascendentales para la mayor suma de felicidad posible de su pueblo, que esto no siga siendo utopía o letra muerta, que quienes gobiernen lo hagan con honestidad o probidad, y gobiernen para todos, sin que se continué con las mismas rémoras neocoloniales que nos atan a la extrema dependencia y al despojo de nuestros derechos laborales, de salud, educación, seguridad social, y beneficios que como sabemos el país dispone de riquezas, que hasta ahora han sido mal distribuidas y derrochadas, en mengua de los más vulnerables; la visión es a la superación de todas estas inconsecuencias por culpa de quienes dirigen destinos superiores, que la INTELIGENCIA COMO PRIVILEGIO NATURAL DEL SER HUMANO SE POSICIONE DE NUESTROS LÍDERES A FIN DE QUE NO SIGAN OBNUBILADOS EN SUS EJECUTORIAS DE PODER Y SIGAN AL MARGEN DE LEYES Y PROMESAS A LA SOCIEDAD O PUEBLO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 760 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: