La eurodiputada Isabel Santos debe ser nominada a los Grammy por su decisión de echarse al hombro a Venezuela

Se sospechaba pero ya es un hecho relevante y purgante para nuestro consuelo o desconsuelo de que, en realidad los europeos nos vean como una co-lo-nia más que está muy atrasada en este mundo que contaminamos de estrecheces y que, nos pone patasparriba por no saber vivir como ellos a la voluntad que quieren. Razón por la cual no dejaremos de ser indios y pazguatos que por más que hayamos vivido de traspiés en traspiés no hemos aprendido nada, ni siquiera a tratarlos a ellos con respeto de "diga usted mi eura" como los obtusos que somos que, tiene que venir de Portugal no como venían antes los portugueses a este país a tratar de conseguir trabajo y a comer pan con pepsi cola caliente, pero no, ella vino a decirnos que hacer y que no hacer y como se debe hacer, a ver si damos unos pasitos hacia adelante, epa, y no lo hace con descaro ni con regaños de opresión, no señor, lo hace de tal forma que el que tenga cuatro dedos de frente tiene que callar y agarrarse no de las manos para aguantar ese balde agua que salió de su boca como la eurodiputada que es, y jefa de la comisión que fue invitada a observar el proceso eleccionario del pasado 21 de noviembre en el país.

Si nos atenemos a las apreciaciones que con tan sabia particularidad extensiva que nos encamina a por lo menos a obedecerles y hacer las cosas con su visión transformante de Europa Unida, ella como una representante de la misma, se entretiene en decir que han estado 15 años ausentes de nuestros procesos electorales que de cangrejo no tiene las patas pero si la voluntad de precisión como ella, una agradable ciudadana por supuesto de la Unión Europea, cálida como nuestro clima, teñida de bellas canas de experiencia y quizás de mucha sabiduría y ganas sobresalientes de enderezar lo que acá según ella anda, más inclinado a superarse que La torre de Pisa, pero que según sus aditivos consejos ve lo está mal con sombra sobre el espacio que ocupamos y que no sabemos hacerlo más natural no como Dios manda, porque pensamos que Dios no tiene velas en nuestro entierro, sino más bien las voces de una oposición más afuera que adentro que la sembró mucho antes de su venida a que se prestara a soltar, lo que de su boca salió como una afrenta de su injerencia que, nada tiene que ver con el proceso que ella vino a observar y nadie le ha pedido consejo alguno que la haga la directora presidenta del CNE de este país, tal cual ya lo hizo con el preciso apuro para desbocarse sin freno de paciencia ni de respeto alguno hacia nosotros. Se entrometió en cosas que no son de su incumbencia, absolutamente no lo son, y su comisión como lo reiteró al final de su exposición, no son independientes, ni neutrales, ni imparciales y como observadores con toda su desfachatez de injerencia política no se apegaron al código de conducta a cumplir y, eso ya estaba en el ambiente como se lo dijo días atrás Diosdado, y ella ya explotó con:

La campaña electoral para estas elecciones estuvo marcada por uso de los recursos del Estado, no existieron sanciones ante las irregularidades que se presentaron y que el Consejo Nacional Electo (CNE). Eso no lo dedujo del proceso de observación, claro que no. Ya eso estaba escrito.


"Durante los últimos días ha habido muchas especulaciones sobre nuestra misión. Quiero aclarar que se trata de una misión neutral e imparcial. Todos nuestros observadores se han apegado al código de conducta, se han comprometido a respetar la soberanía, mantener una estricta imparcialidad y no interferir. Las misiones no son un instrumento de injerencia sobre las venezolanas y los venezolanos", destacó Santos. No fueron especulaciones sra. Isabel Santos, fue Diosdado como vicepresidente del PSUV quien lo dijo, y no se equivocó, porque ese era y es el guión.

De igual forma, señaló que este era un informe preliminar, y que aún quedan aún etapas críticas incluyendo el escrutinio, por lo que la Unión Europea continuará observando.. O sea ese es un adelanto y con más tiempo para pensar y coger más y más sobre lo mismo, bien desnudos queda la misión que, debe ser la última vez, si es que este país se respeta y se da a respetar.

"Las elecciones se han implementado en mejores condiciones en comparación con procesos electorales anteriores", aseguró. "El Consejo Nacional Electoral, que fue renovado en mayo de 2021, es visto como la administración electoral más equilibrada que ha tenido Venezuela en los últimos 20 años, lo que es clave para reconstruir la confianza en la vida política". Y cómo es es eso si ellos tenían 15 años que no venían a observar, a observar no, más bien a criticar lo que se sabe dentro de su guión. Es más la confianza la dan ellos con su explícita órdenes a la colonia y cúmplase. Tamaña ironía.

También lamentó el asesinato de un votante en el estado Zulia, las agresiones a un observador electoral y a defensores de derechos humanos. "Eso no tiene cabida en un proceso democrático", recalcó. Esto es el colmo de los colmos, o sería que el CNE mandó a hacer eso, o el gobierno quizás. En Colombia, en Estados Unidos ese es el pan de cada día, o acaso en Europa no han existido mortandades, claro no en elecciones.

Lo demás que dijo Isabel Santos de Portugal es harina del mismo costal, lo mismo que siempre había dicho la oposición para no asistir a los procesos electorales en el país y, que más se puede esperar de esa representante, bueno, que le den su Grammy como se la dieron a los representantes de la oposición cubana, y a ella por la perseverancia de vernos como ellos todavía creen que somos es como la cruz que todavía llevan en su conciencia y en su alma de ignorantes como retrógrados.

Pareciera que Isabel Santos y Bachelet tienen los mismos sentimientos respecto a Venezuela y posible es que no tuvieran un poquitico de vergüenza, una pizquita.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 475 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: