Los comandantes que no conocí

Los revolucionarios somos los únicos animales que a conciencia nos llevamos a la tumba las cosas que por dos (2) razones no debemos revelar: la primera por razones obvias, y la segunda por obvias razones.

La vida clandestina del revolucionario se parece a la forma que hace vida la alta burguesía que vive enconchada en sus urbanismos donde nadie conoce a nadie, nadie conoce a ninguno y ninguno se da a conocer por nadie.

Quizás ese estilo de vida sirvió de inspiración a Lenin para decir que después del triunfo de la revolución (si es verdadera), las mujeres de la burguesía se verían tentadas a compartir cama con ese pueblo que por razones de clase no conoció.

LOS COMANDANTES QUE NO CONOCÍ:

A Carlos Betancourt (Comandante Gerónimo), lo conocí de trato cuando cumplía tareas de retaguardia para la guerrilla de Bandera Roja, en las mismas circunstancias conocí al Comandante Roberto Rincón Cabreras (el catire). días antes de ser asesinado en la Masacre de Centaura

Pero no fue sino después que cambiaron de paisaje cuando les conocí físicamente (en foto).

Más acá de aquel entonces, conocí de trato a Argenis Betancourt hermano de Gerónimo ambos fugados del Cuartel San Carlos.

Se me en comendo la tarea de mover a Argenis de Valencia a Caracas y viceversa con el cuidado de no conocernos físicamente por razones de seguridad. En ocasiones nos toco reunirnos de espaldas pegadas para evitar conocernos, ya en Valencia nos despedimos y a los días cae asesinado en la Urb. Prebo por los uniformados de la Policía de esta entidad.

En lo interno, sabíamos los pormenores del hecho, mientras su cadáver permanecía en la morgue sin ser identificado, gracias a la cedula falsa que portaba; razón que dio tiempo para informar a los familiares y reclamar el cuerpo. Después de todo hacen pública su foto, siendo así después de todo como conocí al camarada

La historia se repite pero no igualmente EL Domingo 10/10/2021 fallece por Covi el Prof. Universitario (UC), Osbaldo Martínez (74), que a diferencia de los antes mencionados conoci de vista trato, comunicación y acción, lo que no conocía es que "EL CABEZON", era su seudónimo de COMANDANTE. Moralejas de la vida revolucionaria

¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTES!!

Hermes Escalona Acuña

Periódico Alternativo Dígalo Ahí

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 537 veces.



Hermes Escalona Acuña

Miembro del Periódico alternativo DIGALO AHI

 digaloahiprensa@gail.com

Visite el perfil de Hermes Escalona Acuña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: