Diario de una Cuarentena. Capítulo 268

Tomando las banderas de William Izarra y Hugo Chávez

A 569 días de enfrentar una dura contingencia en Venezuela producto de la pandemia global de la Covid 19, en el transcurso de la semana 82 y siendo el día martes 05 de octubre de 2021, esta columna pretende rendir un sentido homenaje al Comandante William Izarra.

En lo personal, de alguna manera pretendo seguir el ritual de la idiosincrasia de nuestro país, que en el momento en que un ser que forma parte de nuestros afectos cambia de paisaje, la gente tiende durante 9 días a elevar oraciones para su eterno descanso. En este caso, no es la religiosidad lo que pretendo caracterizar sino el solidarizarme un poco con lo que fue esta vida que el Comandante William Izarra compartió con muchos y muchas de nosotros y nosotras, pero, sobre todo, una invitación a tomar las banderas que nos ha legado.

No es para menos que aún muchos y muchas de nosotros estemos consternados y consternadas por lo mucho que tenía que dar William Izarra a este país. Como lo diría Bertoltd Brecht. El profe Izarra es uno de los imprescindibles.

Sin duda que nuestro querido Comandante al igual que el gigante Chávez han traspasado a otro plano. Y no va a fallecer mientras su recuerdo y su legado permanezcan en nosotros.

Ayer, aunque físicamente no estuvimos presentes, gracias a las cámaras de Venezolana de Televisión, pudimos acompañar a Yuraní, la esposa de William, y a sus menores hijos, en la capilla ardiente que se realiza en el Salón Simón Bolívar de la Casa Amarilla, sede de la Cancillería de la República Bolivariana de Venezuela. Vaya desde aquí mi reconocimiento a las palabras que dio el Canciller Félix Plasencia, en homenaje al Comandante William Izarra no sólo por su labor como embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte), sino como Viceministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores para Asia, Medio Oriente y Oceanía.

Pero lo más importante que expresó nuestro canciller ayer, tuvo que ver con el compromiso que adquiere la cancillería para apoyar y continuar la labor de difusión y formación ideológica a la que el Comandante Profesor William Izarra dedicó la mayor parte de sus energías durante su vida terrenal. Y es en ese sentido que me he permitido pese a tantos temas que hay en la agenda político mediática, he privilegiado éste.

En estos difíciles y complejos tiempos que vive el país, gracias a las políticas de bloqueo y asedio que desde EEUU y Colombia se promueven contra la cuna de los libertadores de América, por momentos creo que hemos descuidado la de la necesaria formación político ideológica de nuestro pueblo, que nos dote de razones sagradas para continuar la lucha.

Es por ello, aún con las lágrimas en los ojos, algunos y algunas pensamos que el mejor homenaje que podemos hacer al Comandante William Izarra, es que debemos seguir en la medida de las posibilidades que tengamos los que en sus últimos tiempos tuvimos la fortuna de compartir muy de cerca con él; de retomar las actividades pendientes, lógicamente adaptados a la realidad que nos impone no sólo la situación país sino la contingencia producto de la pandemia global de la Covid 19 en nuestro país.

Así se hizo en vida del Comandante Izarra. A través de plataformas como el whatsapp y el google meet pudimos impartir los cursos del Curso de Socialismo Bolivariano y el Comandante Izarra se apoyó en un grupo de personas con una extraordinaria capacidad humana, ideológica y política (él tuvo la deferencia de llamarme para esa tarea, la cual agradezco) y armando grupos por esas plataformas, estuvimos en capacidad de interactuar con un grupo de personas y realizar aportes importantes en la disciplina y esa formación que algunos y algunas planteamos a través de esta vía.

Incluso dando esta semana por la tristeza que sin duda embarga a los familiares más cercanos que estaban como el Comandante Izarra, pero sería bueno, en un tiempo que ellos tengan y puedan además, que habiliten algunos de los grupos que él administraba, bien ellos mismos o con administradores y administradoras que ellos a bien tengan designar, de manera de activar la comunicación, los grupos que dejó el Comandante Izarra y organizarnos para darle continuidad al trabajo del CFI, mayor legado que nos ha dejado Izarra. Ese será el mayor y mejor homenaje que le haremos.

A 47 días de unas megaelecciones que más que la renovación de unas autoridades regionales y municipales o una mera evaluación de sus gestiones, serán desencadenantes de los próximos acontecimientos que podrían definir el futuro de nuestro país por los próximos 50 años, no podemos darnos el lujo de dispersarnos en las luchas. Y nuestra mayor fortaleza, además de la unión de la que tanto hablaba Chávez e Izarra, es nuestra formación ideológica.

En ese sentido, es por ello que en una primera instancia, es bueno que a través de las plataformas tecnológicas, una vez superado los días de duelo por parte de los familiares del Comandante Izarra, designen a un administrador que facilite este proceso que me permito proponer en cada uno de los grupos de whatsapp legados por el Comandante Izarra, aunque luego se designen otras personas responsables.

De mi parte, el grupo de compañeras y compañeros del Curso de Socialismo Bolivariano que me correspondió acompañar por instrucciones de Izarra he ido retomando los contactos, y espero contar con ellos y con ellas para esta tarea que implica dedicar tiempo y esfuerzo. Esperamos poder realizar reflexiones y apoyar a las personas que necesiten el apoyo en esa labor de formación. Estoy ganado para esa idea, al igual que sé que hay otros y otras que lo están. Por ello es muy importante mantener el contacto con las personas y con los grupos de los cursos de Socialismo Bolivariano que vayan a impartirse en lo sucesivo.

Existimos personas preparadas, académicamente, pero sobre todo política e ideológicamente para echar hacia adelante el trabajo que inició William Izarra. El comandante no pudo haber arado en el mar.

Indudablemente que para el cumplimiento de esta tarea habrá que reunirse (las reuniones virtuales a través de algunas plataformas tecnológicas son una buena alternativa de momento), revisar el material que el Comandante Izarra nos dejó, leer, estudiar y debatir cada tema, analizarlo y reflexionarlo hasta que todos y todas tengamos claros los conceptos a los cuales Izarra se refería, para así poder reiniciar e impartir esos cursos de socialismo bolivariano.

Por ello mi invitación a varios y a varias camaradas que compartimos muy de cerca con el camarada Izarra y que conocemos el temario de los cursos y los materiales para ponernos de acuerdo en este cometido y luego establecer el contacto con los familiares del Comandante para solicitarles con el correspondiente respeto al dolor por tan irreparable pérdida, de que permitan la apertura de los chats de los grupos legados por el profesor Izarra, para así poder dar continuidad a su trabajo.

Incluso en aquellos grupos de whatsapp en la que algunos y algunas no estemos, que se nos permita incluirnos. A este respecto ya yo me puse en contacto con uno de los administradores de uno de esos grupos y le hice la solicitud de mi reincorporación.

William Izarra dejo un semillero muy bueno, y los que le amamos y las que le amamos tenemos que jurar y comprometernos a ser los multiplicadores y multiplicadoras de su legado.

Incluso tomándole la palabra al canciller Plasencia, a quien reconozco y felicito por sus palabras ayer en el homenaje al Comandante William Izarra, nos sumamos junto a usted en la tarea de multiplicar y apoyar en la formación político-ideológica a la que tanto tiempo, esfuerzo y pasión le dedicó el Comandante William Ernesto Izarra Caldera.

A 47 días para una nueva cita con la historia y a escribir nuevas páginas doradas y una nueva victoria que permita a la Revolución adoptar la senda del no retorno. Así como el Comando de Campaña del PSUV- GPPSB ha tomado el nombre y las banderas defendidas por Aristóbulo Istúriz, mi llamado es que también en esta campaña electoral y más allá tomemos y retomemos las banderas de Hugo Chávez y William Izarra.

Ahí les dejo esa idea, y en la medida en que avancemos en este cometido, espero poder mantenerlos informados e informadas.

¡Bolívar y Chávez Viven! ¡Y sus luchas y la patria que nos legaron siguen!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 572 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: