Cáscara Amarga 412

Tú te cuidas me cuidas y yo me cuido te cuido

El tú y el yo, el tú te cuidas y el yo me cuido, el tú te cuidas me cuidas y el yo me cuido te cuido, si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido, si tú te cuidas entonces me cuidas y si yo me cuido entonces te cuido, sí si tú te cuidas me cuidas y sí si yo me cuido te cuido, sí si tú te cuidas sí entonces me cuidas y sí si yo me cuido sí entonces te cuido, distintos contenidos que contiene el continente, el tú y el yo, lo sintagmático y lo paradigmático, la lengua y el habla, lo consciente y lo inconsciente, el exceso y el defecto, la tesis y la antítesis, contenidos que contiene el continente de continentes, el ser y el no ser, de la literatura védica upanishad sánscrita de la modernidad ilustrada originaria, a la que hay que ir a abrevar, que no de otra suerte, asina ansí asín así, sacudir las adormitadas conceptualidades existentes, y, aun y aún, mas y más, para complementar, esas síntesis conceptuales adormecidas, y, endenantes y endespués, margullir en el quiasmo río heraclitoiano, en que deviene lo conocido: "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" Una estructura, sintagmática y paradigmática, al igual que las demás, todas han de tenerse como casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, y, al través, y, en de por medio, por la calle de en medio, de lo sintagmático y de lo paradigmático, al medio robertohernándezmontoyaiano profundo, tanto como el medio ferdinandsaussureiano profundo, entre la lengua y el habla, tanto como el medio maleoiano abismal, del exceso y del defecto, del tercio excluso y del tercio incluso, y, toda la cadena similaricadente tautológica repetitiva platónica, de la indeterminación védica profunda, del ser y del no ser, de Buda de Heráclito de Lao-Tse, en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang, y del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño, en que Buda Heráclito Laozi, movíanse por el medio sin miedo con armonía simultanea contradictoria, margullendo en el quiasmo río heraclitoiano del descendemos y del no descendemos, del somos y del no somos. Y, ese pregón, "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" representando un cuarto pregón divulgado, que difunde el gobierno revolucionario del compañero presidente Nicolás Maduro, y, que ha sostenido, por la calle de en medio, por lo que va de la pandemia del corona virus, covic-19, del tú y del el yo, al través, y, en de por medio, por la calle de en medio, al medio robertohernándezmontoyaiano profundo, entre lo sintagmático y lo paradigmático. Y, entre la lengua y el habla: "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" La exitosa maniobra épica guerrera del presidente Maduro, que ha entendido la guerra desde la aparición del covic-19, como ningún otro presi lo ha hecho con un trozo y pedazo de trapo en la jeta atrevimiento belfo.

Con digresión y sin digresión, el tú y el yo, el tú te cuidas y el yo me cuido, el tú te cuidas me cuidas y el yo me cuido te cuido, si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido, sí si tú te cuidas me cuidas y sí si yo me cuido te cuido, distintos contenidos que contiene el continente, el tú y el yo, lo sintagmático y lo paradigmático, la lengua y el habla, lo consciente y lo inconsciente, el exceso y el defecto, la tesis y la antítesis. "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" La exitosa maniobra épica guerrera del presidente Maduro, que ha entendido la guerra desde la aparición del covic-19. Con lo que ha mandado a todo el mundo, no al carajo, sino, a taparse la boca, que no a callarse la boca. Que fue el presidente Maduro, el primer presidente del mundo en ordenar obedeciendo al pueblo democrático venezolano, el uso de la mascarilla, y, a mas y más, aun y aún, de seguidilla, a decir de todos los que llevamos el tapa jeta, a solicitar el permiso al soberano para despojarnos de esa herramienta al comenzar la perorata paraulata llanera cantarina cojedeña. Préstele atención a todo el que vaya a hablar, cuando dice, pido permiso para quitarme el tapaboca, esa es una rogatoria al pueblo con respeto. Y, eso lo impuso el presidente Maduro, quiérase y no quiérase. Mi modesto modestísimo tapa jeta negro, es de trapo, de unos pantalones viejos de los que hice un shore, y, de las derrengadas piernas sobrantes salieron varios de los instrumentos de lucha contra el coronavirus, y, a sus distintas gradientes en desarrollo, que ya vamos por la variante delta, y, a buen seguro que llegaremos a la gradiente omega, pero que en Venezuela las estadísticas de contagio y de mortandad, ha de ser de los mas y más bajos del mundo, debido a ese instrumento de trapo como el mío.

Con divagancia y sin divagancia, el tú y el yo, el tú te cuidas y el yo me cuido, el tú te cuidas me cuidas y el yo me cuido te cuido, si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido, sí si tú te cuidas me cuidas y sí si yo me cuido te cuido, distintos contenidos que contiene el continente, el tú y el yo, lo sintagmático y lo paradigmático, la lengua y el habla, lo consciente y lo inconsciente, el exceso y el defecto, la tesis y la antítesis. "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" La exitosa maniobra épica guerrera del presidente Maduro, que ha entendido la guerra desde la aparición del covic-19, como ningún otro presi lo ha hecho con un trozo y pedazo de trapo en la jeta atrevimiento belfo. Trapo de la prestancia y del prestigio mundial presencial del presidente Nicolás Maduro y la decadente decadencia mundial de Iban Duque presidente del rechazo del desprecio y del basirruque.

Si el tú y el yo, el tú te cuidas y el yo me cuido, el tú te cuidas me cuidas y el yo me cuido te cuido, si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido, sí si tú te cuidas me cuidas y sí si yo me cuido te cuido, son distintos contenidos que contiene el continente, del tú y del yo. Entonces sea dicho que lo sintagmático y lo paradigmático, la lengua y el habla, lo consciente y lo inconsciente, el exceso y el defecto, la tesis y la antítesis, el tú y el yo son contenidos que contiene el continente de continente el ser y el no ser, casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados. Ergo vergo sea dicho que "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" es contenido del ser y del no ser de la literatura védica upanishad sánscrita de la modernidad ilustrada originaria. Ergo vergo sea dicho que el presidente Nicolás Maduro ha margullido en el quiasmo río heraclitoiano con su "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!" Ergo vergo sea dicho que el presidente Nicolás Maduro no derribara, las Torres Gemelas Neoyorquinas, ansí con la trompeta de Josué tapaboca en la jeta, atajara al lienzo coronavirus covic-19, llevado, el presidente Maduro, por el tapaboca, similaricadencia tautológica repetitiva platónica trapo en belfa boca labiada, para la salud del pueblo de Venezuela y del mundo espacio temporal natural universal. Ergo vergo sea dicho que "¡Si tú te cuidas me cuidas y si yo me cuido te cuido!"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 348 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: