¿Cuándo dejará de ser letra muerta el artículo 91 de la constitución?


Si una noticia destaca recientemente en Venezuela, es la relativa a las reuniones sostenidas en el exterior entre voceros del Gobierno de Maduro y de la oposición, en las que uno de los temas sobresalientes fue el de la protección social a los venezolanos comunes en tiempos de pandemia y de fuerte crisis económica. Ahora bien, ¿por qué tales voceros no consideraron, al menos por “cortesía” populista, la necesidad de realizar un importante ajuste salarial acorde con el alto costo de la vida?, ¿acaso olvidaron que existe el artículo 91 de la constitución nacional, clave para garantizar el pago de salarios dignos, muy por encima de los míseros ingresos percibidos por millones de trabajadores hoy día? Ciertamente qué interés podrían tener unos sujetos que viven en la opulencia (a pesar de que el país está casi quebrado), en que se ayude a los pobres en Venezuela y en que se cumpla dicho artículo, por medio del cual se establece que:

“Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales (…) El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento”.

Ya que se hizo mención del artículo 91 en los párrafos precedentes, cabe señalar que la dirigencia dizque socialista lo incumple y viola de forma abierta y descarada, teniendo en cuenta en primer lugar que los trabajadores peor pagados y con menos beneficios laborales de Venezuela pertenecen al sector público, a tal punto que en promedio no ganan ni para alimentarse de forma adecuada. Simple y sencillamente a dicha dirigencia, que es tan derechista como la opositora, no importa ni importará el bienestar de la mayoría en el país suramericano, ahora más empobrecida por las consecuencias de la emergencia sanitaria por el coronavirus. En pocas palabras, tanto la “izquierda” gubernamental como el liderazgo de la oposición son la misma m….a en cuanto a su relación con los asalariados, y los diálogos recientes serán útiles solamente para preservar la gobernabilidad, la estabilidad, la paz social y en general el Statu Quo, en el marco de las próximas elecciones estadales y municipales en Venezuela. Otra versión del famoso pacto de Punto Fijo nada más y nada menos, favorable a la minoría pudiente y perjudicial para millones de ciudadanos hundidos en la pobreza y miseria.

www.rubenhernandezrealidadvenezolana.blogspot.com







Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: