La crisis estalla, se verán asombros


La confrontación entre las dos corrientes capitalistas, el gobierno y la oposición gringa, toma rumbos definitorios. El diálogo en México es la vitrina de los movimientos que ocurren en el resto del mundo. Los gringos y europeos mandan señales claras al madurismo, lo cercan para que en la mesa de México firme la claudicación, es decir, las elecciones vigiladas; saben que el madurismo no tiene apoyo suficiente, que no le gana unas elecciones más o menos limpias ni a una carretilla. El madurismo se defiende como puede, aunque tiene poca holgura en esta batalla.

La prisión “oportunísima” del pollo carvajal, la disposición del general clíver de cooperar, la extradición del plenipotenciario saab, el informe de la comisión de la onu, los movimientos en la corte penal internacional, todas son señales, mensajes, para la cúpula madurista, y para los factores que la apoyan. Les dicen: o firman la rendición, o apretarán la soga que tienen en el cuello. El madurismo por su parte pide amnistía, permanecer, sólo le queda el pataleo, por eso lanzan al fiscal a la hoguera, lo envían a abrirle una investigación a guaidó. Son movimientos agónicos, el capitalismo mundial considera que el madurismo cumplió su papel histórico: desmontar al chavismo, eliminar la esperanza socialista, y ahora no tiene nada que ofrecer.

En las próximas horas presenciaremos las consecuencias de estos movimientos. Es posible que se den deserciones en las altas esferas del madurismo, abandonarán el barco ante la inminencia de naufragio. Seguramente el madurismo herido arreciará la represión, buscará medidas efectistas, espectáculos que eleven la moral de su gente. Y la sorpresa mayor será qué jerarcas el madurismo esté dispuesto a entregar en este negociado de México.

Esta es la situación, el madurismo fue a México por lana y salió trasquilado, no encuentra con cuál excusa tumbar la mesa. Está acorralado: si se levanta pierde, cierra las salidas pacíficas; si permanece en la mesa tiene que ir a unas elecciones, fiscalizadas por los capitalistas internacionales, que perderá. El desespero, el acorralamiento, es mal consejero. Atravesamos momentos de alto peligro.

El madurismo, y no sería la primera vez en el mundo, en su desespero profundiza su carácter fascista. Ya imputa a un grupo terrorista, por ahora difuso, culpable de todos los males, desde la falta de electricidad, hasta la caída de la plataforma de un banco. Falta que le ponga nombre y apellido a este supuesto grupo terrorista. Tendrán, en la supuesta pertenencia a este grupo, la excusa para reprimir sin dar más explicaciones, sectores de las masas ignaros, manipulados aceptaran que esos son sus enemigos, origen de todos los males, al acabar con ellos se acabarán las penurias…

El capitalismo procura completar la transición que el madurismo cumplió en su primera etapa, esa es la razón de la mesa de México. Aunque, una cosa piensa el burro y otra quien lo arrea, la historia en el trópico tiene muchas sorpresas, y un día de estos, una madrugada despierta el espíritu del 4 de febrero, el Paso de los Andes, la pasión de las luchas de los sesenta, y regresa la esperanza a este pueblo…

¡CHÁVEZ LA ESPERANZA!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1565 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: