Cáscara Amarga 406

Libre albedrío

El libre albedrio, es la capacidad de la facultada voluntad humana, llevado, el libre albedrío, por los casos contiguos contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados. Lo contiguo, lo colindante, lo cercano, lo confidente, el límite, es libertad, llevado, el límite, por la liberación de las limitaciones, en que ha de encajar, sin más vueltas de hoja, el libre albedrío escolástico.

Con digresión y sin digresión, el libre albedrio escolástico, es la capacidad de la facultada voluntad humana, llevado, el libre albedrío escolástico, por los casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, en que lo contiguo es el límite, llevado, lo contiguo, por la libertad por la liberación de las limitaciones. Los escolástico, han de ser de la corriente teológico-filosófica predominante del pensamiento medieval, llevado, lo escolástico, por la coordinación entre fe y razón. Los escolásticos, definíanlo, el libre albedrío, como la facultad de la voluntad para elegir más allá de cualquier condicionamiento, el libre ejercicio. Los escolásticos, definíanlo, el libre albedrío, como la facultad de la voluntad para optar entre diversas formas y figuras explicativas de las cosas y de las no cosas coordinadas armónicas simultáneas contradictorias, lo libre de la especificación, entre la fe y la razón, entre lo espiritual y el entendimiento. Los escolásticos, es de los atributos límite dialécticos difusos dialógicos, llevados, los escolásticos, por casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, llevados, los escolásticos, por la definición y el concepto, el género y lo específico, lo propio y lo impropio, lo propio y lo ajeno, la sustancia y el accidente, lo conveniente y lo inconveniente, el entendimiento y la estética, el entendimiento y la ética, el entendimiento y la espiritualidad, la certidumbre y la incertidumbre, la esperanza y la desesperanza, la convicción y la no convicción, lo visible y lo invisibles, la fe y la razón. Llevados, los escolásticos, por entre el exceso y el defecto, por entre el tercio excluso y el tercio incluso, y al través y en de por medio la coordinación maleoiana profunda, la fe hebrea sanpabloiana abismal, la teoría holística unificada einsteiniana, el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, tanto como entre el exceso y el defecto, tanto como entre el tercio excluso y el tercio incluso, tanto como entre lo consciente y lo inconsciente, tanto como entre la tesis y la antítesis, tanto como entre la natura y la persona, tanto como entre el universo en expansión y el universo en contracción, tanto como entre la partícula y la onda, tanto como entre el entendimiento y la estética ética espiritual (4 "E"), casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, contenidos que contiene el continente de la complementariedad nielsbohriana abisal, de equilibrio dinámico dialéctico difuso, entre la partícula y la onda. Los casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, de la forma y figura del ser y del no ser, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita, al través y en de por medio, la indeterminación védica profunda, en que ha de estar el libre albedrío escolástico atributivo dialéctico, en de por medio de la definición y el concepto, del género y de lo específico, de lo propio y de lo impropio, de lo propio y de lo ajeno, de la sustancia y del accidente.

Con divagancia y sin divagancia, el libre albedrio, es la capacidad de la facultada voluntad humana, llevado, el libre albedrío, por los casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados. Hegel, definía, el libre albedrío, como la definitiva en todas las cosas, de una vez para siempre, por la presencia en ellas de las contradicciones, que era lo que expresaban los escolásticos, y estos, apoyáronse en Heráclito y en Buda.

Con concordancia y sin concordancia, el libre albedrio, es la capacidad de la facultada voluntad humana, llevado, el libre albedrío, por los casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados, Heráclito y Buda, optaban, el uno, por las armónicas simultáneas contradictorias equilibradas, en el quiasmo río efesoíta. Y, el otro, asina, también optaba por la calle de en medio sin miedo. En que los extremos tócanse en el medio sin miedo en equilibrio simultáneo contradictorio. En el medio maleoiano profundo de definitivas definiciones de entes definidos del golpe feroz convite cívico mílite, hacia trascendentes conceptualidades simplificadas de las cualidades escolásticas atributivas entre la tesis y la antítesis, del consciente y del inconsciente, del exceso y del defecto, del tercio excluso y tercio incluso, de la fe y la razón, de la partícula y la onda, de lo visible y de lo invisible, del universo en expansión y del universo en contracción, al través y en de por medio, el medio maleoiano profundo de equilibrio dinámico dialéctico difuso de la complementariedad congruo coordinada nielsbohriana, armónica simultánea contradictoria heraclitoiana del consciente y del inconsciente, de natura y de persona en el quiasmo río efesoíta, en que un río no es dos veces el mismo río y es el mismo río las dos veces, en que ascendemos y no ascendemos, en que somos y no somos, lo que es y lo que debe ser. En que las cosas no siempre son lo que parecen y las cosas no siempre son lo que son. La teoría contradictoria heraclitoiana hegeliana marxista surge de lo escatológico y la teoría de los casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados surgen del derrumbe de las Torres Gemela Neoyorquinas el 11/09/2001, día de la Virgen de la Coromoto Venezolana, del nefasto parlamento georgebushiano, del, o estás conmigo o estás con mi enemigo, de la explicación exclusiva no pedida y de la culpabilidad sentida en el nefando discurso georgebushiano, discurso de la exclusión capitalista aristotélica y contrapuesto al libre albedrío ejercitado liberador de los escolástico contradictorios heraclitoianos hegelianos marxistas entre la fe y la razón, y, por la calle de en medio la fe hebrea sanpabloiana abismal, el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, la teoría holística unificada einsteiniana, tanto como el medio maleoiano profundo, entre lo visible y lo invisible, entre la fe y la razón, del libre albedrío ejercitado liberador escolástico. El libre albedrío, ha de estar a mas y más, entre la fe y razón, contenidos que contiene el continente de continentes, de la forma y figura del ser y del no ser, casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang y del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño, símbolos de la borrosidad y del libre albedrío ejercitado liberador escolástico.

Si el libre albedrio, es la capacidad de la facultada voluntad humana, llevado, el libre albedrío, por los casos contiguos contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados. Entonces sea dicho que libre albedrío es ejercicio liberador escolástico. Ergo vergo sea dicho que el nefasto parlamento georgebushiano, del, o estás conmigo o estás con mi enemigo, es de la explicación exclusiva no pedida y de la culpabilidad sentida en el nefando discurso georgebushiano. Ergo vergo sea dicho que el discurso de la exclusión capitalista aristotélica es contrapuesto al libre albedrío ejercitado liberador de los escolástico contradictorios heraclitoianos hegelianos marxistas, entre la fe y la razón. Ergo vergo sea dicho que entre la fe y la razón, ha de estar por la calle de en medio la fe hebrea sanpabloiana abismal, el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, la teoría holística unificada einsteiniana, tanto como el medio maleoiano profundo, entre lo visible y lo invisible. Ergo vergo sea dicho que el libre albedrío ejercitado liberador escolástico ha de estar entre la fe y la razón. Ergo vergo sea dicho que el libre albedrío ejercitado liberador escolástico entre la fe y la razón, es contenido que contiene el continente de continentes, de la forma y figura del ser y del no ser, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita, al través y en de por medio, la indeterminación védica profunda, en que ha de estar el libre albedrío escolástico atributivo dialéctico. Ergo vergo sea dicho que el libre albedrío ejercitado liberador escolástico es el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, es la fe hebrea sanpabloiana abismal, es el medio maleoiano profundo, y, ha de estar entre la fe y la razón, casos contiguo contradictorios caliginosos complementarios congruos coordinados de equilibrio dinámico dialéctico difuso dialógico en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang y del cóncavo convexo contradictorio caliginoso concupiscente 69 cojedeño. Ergo vergo sea dicho que el libre albedrío ejercitado liberador escolástico es símbolo de la borrosidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 322 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: