¿Presidente Biden podría Ud. escucharme?



Ciudadano presidente Joe Biden me permito dirigirme a Ud., desde este pequeño país, la República Bolivariana de Venezuela, con el fin de comentarle algunas ideas que podrían ser importantes en su mandato. Pronto cumplirá diez meses en el poder, recordando el lamentable y vulgar espectáculo que brindaron los fanáticos seguidores del hotelero Trump; percibo que sus proyectos, sus ideas no se han podido implementar. Su país sigue en guerra, masacrando civiles y seres indefensos, se mantiene la política de cerco económico con sanciones absurdas contra más de 30 países, todo en el nombre de la libertad y la democracia, que sus jefes pregonan.

Quizás ha estudiado y sabía, desde sus años de Vicepresidente, que ahora son 800 bases militares, en 70 países las que tiene que controlar, gastando un presupuesto militar, de igual magnitud al que gastan los otros diez países que le siguen en ese reglón.

Ha llegado el momento de la reflexión profunda, podría tomarse unos minutos, un tiempo y meditar, pensando que la historia de Estados Unidos sería diferente si solo moviera algunas piezas y rectificara sobre el grave daño que su país viene haciéndole a la Humanidad. Sabe en lo más profundo de su ser que el tiempo, el implacable tiempo, juega en su contra. De modo que la historia puede escribirse diferente si se decide a cambiar y acabar con esos crímenes que se vienen cometiendo. En sus manos está regresar esa gran cantidad de soldados a su patria y convertirlos en verdaderos seres humanos útiles al país, evitar al máximo que sigan laborando como mercenarios. Entendiendo, que si su país es atacado el ejército debe estar preparado para la defensa de la Nación.

Debe recordar que el 9 de agosto, es un día especial, se celebra El Día Internacional de los crímenes estadounidenses contra la Humanidad, día que nos lleva a los años cuando su conocido, Harry Truman, después de hablar con Dios, decidió lanzar la segunda bomba atómica sobre Nagasaki, masacrando miles de civiles y sin tomar en consideración que tres días antes había lanzado la primera sobre Hiroshima, donde murieron miles de civiles. Se calcula que entre las dos bombas hubo más de 200 mil seres masacrados, su secuela aún perdura, sobre la población de Japón, sabiendo de antemano que ese país ya se había rendido.

Entiende Ud., que el vencedor de la II guerra europea fue la Unión Soviética, independientemente que la historia la cuenten diferente; además, el cine y los medios de comunicación han trucado la verdad, llegando al extremo que en su país, así como en otros países, mucha gente cree que son los gringos, los vencedores de aquella absurda guerra, donde un ser infeliz pretendía apoderarse de Europa y luego del mundo, un minúsculo presidente del partido nacionalista alemán, mentado Hitler, el fuhrer.

Sabe perfectamente que las guerras llevadas a cabo por sus jefes, han sido guerras desiguales, tomando en consideración que su país es un país poderoso, que ha atropellado países pequeños y a pesar de esto no han ganado las guerras. Solo han masacrado civiles y se han apoderado de muchos de sus recursos naturales.

Si nos vamos a 1950, recordará los crímenes contra Corea del Norte, donde no ganaron nada, podríamos decir salieron empatados, después de las masacres cometidas sobre ese país, situación que perdura hasta nuestros días. Vino luego los crímenes contra Vietnam, desde 1962, hasta que fueron vencidos gracias a la acción heroica llevada a cabo por Ho Chi Minh y su estratega Vo Nguyen Giap. Como podemos percibir salieron derrotados en 1975; algunos críticos, artistas, intelectuales y hasta el mismo Cassius Clay, conocido como Mohamed Ali, en Estados Unidos, cuestionaron esta absurda e irracional guerra.

Es necesario no olvidar los años de Bill Clinton, los 90´s cuando generó las guerras en Uganda y Ruanda, todo en función del uranio del Congo, y en especial, destruir el país. Es sabido que Estados Unidos, buscaba controlar el centro de África para dominar el continente y adueñarse de sus fabulosos recursos.

Desde 1990 Ruanda fue invadida por mercenarios entrenados y financiados por mandatarios de su país, cuando se llevó a cabo una guerra económica y mediática, contra el legítimo gobierno ruandés. Es por ello que el secretario general de la ONU: Boutros Ghali, señaló: “el genocidio de Ruanda de 1994 fue responsabilidad de Estados Unidos”.

Se calcula en más de 6 millones los asesinatos en el Congo: además, los muertos de Burundi y Uganda, forman parte de la agresión norteamericana. Agregando los miles de muertos de Ruanda. Recordará con vergüenza, que los dos responsables de este holocausto: Bill Clinton y Madeleine Albright, argumentaron que fue un error no intervenir a tiempo, pero habían intervenido a tiempo, para proteger a su hombre clave, el criminal Paul Kagame.

Debe tener claro los crímenes cometidos sobre Libia, Siria, Serbia, Yemen, Somalia, Irak, Pakistán y Afganistán desde 2001, países hoy día destruidos y algunos en lucha permanente. Caso Siria que a pesar de la agresión se mantiene activa. Crímenes que inicia el mandato de Bush, después de hablar con Dios y, comparándose a su gran admirador, el actor de segunda, el presidente Reagan, quien había declarado con una gran sonrisa que nunca en su vida había leído un libro. Conocido por sus triquiñuelas, su membresía en sectas, entrega el poder a otro mentiroso, la esperanza Obama, pero se convirtió en un continuador de los crímenes brutales contra los países que Bush había atacado.

Obama debería ser llevado ante un Tribunal Internacional, y si tuviera un mínimo de vergüenza, entregar el premio Nobel de la Paz, que nadie entiende aún como se lo otorgaron. Necesario recordar el bombardeo de Yemen en 2009, el que invadió el espacio aéreo de Pakistán para asesinar a Bin Laden en 2011. El absurdo asesinato cometido contra Muamar el Gadafi en octubre de 2011. No olvide, contando con su ayuda, declaró a Venezuela, en 2015 y 2017 una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de Estados Unidos.

Debe recordar que Obama prometió acabar con la guerra de Afganistán, algo que Ud. puede hacer y viene haciendo; él tiene bajo su responsabilidad el mérito de haber tenido una guerra todos los días durante 8 años de presidente. Sabemos de sus ataques aéreos y sus incursiones militares en el medio Oriente.

Los últimos años en la presidencia de Estados Unidos, son años de un presidente, famoso por sus mentiras, conocido como el hombre naranja, el hotelero Trump, quien fue liberado de un juicio y podría hasta participar en un futuro en política, no creo lo haga si tiene un poco de dignidad, aunque sabemos que es algo que no tienen, la mayoría de quienes han gobernado en Estados Unidos.

Dentro de sus muchas mentiras, insiste que ha construido "la mayor economía" en la historia de EE.UU. Señaló, en reiteradas oportunidades, que ganó en las elecciones, pero se le ha grabado divagando a través de una letanía de afirmaciones falsas sobre los resultados de las elecciones generales. Además, están las innumerables mentiras sobre la realidad en Venezuela. El ataque a Bolivia y los crímenes cometidos contra Irán, Yemen, Siria y otros países. Sin duda, este sujeto pasará a la historia como el presidente más vulgar, mentiroso y absurdo de los Estados Unidos.

Estimado presidente, nunca olvide su Continente, somos 35 países, que exigimos conversaciones de tú a tú, es su momento histórico, no puede seguir, a su edad y entiendo sus problemas de salud, pretender que Estados Unidos es el generador de la libertad y la democracia.

Debemos estar claros, presidente Biden. Su gobierno ataca a Cuba, bajo el argumento que ese país vive en dictadura y allí se tomó el poder por las armas. Ahora reflexione ¿qué pasa en Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Perú y México? Somos países que exigimos un trato digno, de respeto y nuestras democracias son por la vía del voto. De modo que debe ser ecuánime, no podemos aceptar sanciones sin juicio alguno, debe derogar el cerco económico contra estos países. Debe ser más reflexivo, más humano y pasar a la historia como el hombre que llegó a entender no un país sino todo un Continente. Es su hora Presidente, con amor, con sabiduría, con capacidad, con pasión puede convertirse en el gran hombre de América, el Continente, no el país.

Acepte estas pequeñas ideas y mantengamos los mejores contactos, en función de que estos pueblos se integren y previo, antes de morir, tenga el placer de ser admirado como el gran timonel él que llevó a Estados Unidos a la cima del gran poder del continente americano.

Asdrúbal Márquez

fernandocaro69@hotmail.com

Caracas, 15 de agosto de 2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 427 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Asdrubal F. Márquez C.

Asdrubal F. Márquez C.

Más artículos de este autor