Crítica ácida

Tercer domingo de julio niños vs amargados

Qué grande es mi patria y cuanto contraste negativo significa la mezquindad de los medios negando cobertura a miles de actividades dominicales en los 23 estados y el distrito capital. Indigna el desempeño denigrante de prensa impresa, radios y telev¡soras particulares. No logran que el pueblo les devuelva la credibilidad de otras veces, cuando mantenían notable influencia. Hoy el colectivo se enorgullece y agradecido al estado- nación con inmensa satisfacción, permea en su comportamiento que de nada valen los tormentos inventados por adversarios contras, minimizando hechos vividos el DIA DEL NIÑO 2021, lo que se manifiesta es afecto popular en sectores antes desasistidos, ahora entusiastas hacia el buen trato.

Medios sin remedio rehacen transmisiones egoístas, imposibilitados de encontrar remedio a sus malévolos padecimientos, imbuidos en medio del activo accionar social del pueblo parecen lamentar actos festivos a los consentidos de la casa, que han sido brindados, se repiten y deben sostenerse, vigilando desviaciones corruptas posibles sustentadas en la herencia encontrada por el proceso de cambios Venezuela siglo XXI. Nada del corrompido pasado al que desean retrotraernos, no hallan donde meter sus críticas a la "revolución bonita" y se les salta la bilis cada vez que ven niñas y niños brincando felices en su jornada anual festiva, y disfrutando en las cada vez más numerosas canchas deportivas inauguradas frecuentemente.

Hay daños muy difíciles de sustraer en la reacción antigobierno de opositores que a pesar de recibir como nunca cuidados en la salud y bonos destinados a paliar la situación económico familiar, por algún lado niegan los beneficios así los estén tratando de manera excelente. Un caballero septuagenario explicaba que muchachos muy jóvenes lo habían conducido con extremo cariño y cuidado adonde le correspondió vacunarse con la "rusa Sputnik esa", al menos él fue a medicarse, porque hay quienes se niegan a colocarse "esa vacuna", por ser hecha en Rusia…, les arropa el viejo complejo anticomunista ridículo.

Ante el relato que me hacía, comenté cortésmente que a esos muchachos de programas y misiones oficiales les cancelan por chamba juvenil, lo que provocó que de inmediato me dijera "no les pagan nada, porque así pasa". Se trata de lo pertinaz alcanzado por formación mediática y las redes sociales durante años, actitud que sigue intentando la contrarrevolución, confundir labor socialista de la población con el abuso al que nos sometieron las escasas ideas oficiales durante 40 años de indecencia representativa 1959–1999. Evite que digan de usted, a ese señor o a esa señora no le gusta ni el día del niño.

Continuar alimentando odio oposicionista es el "éxito" que prima en la comunicación mezquina, pero estoy seguro que vale más la alegría de los niños en todo el país, la de sus padres y las comunidades y de los organizadores por lo general jóvenes, quienes lo dan todo por sus semejantes, al contrario de súper amargados del desatino, muy poco dados a entender y reflexionar, por cuanto perjudican su salud y desalientan su existencia. Gente a quien catalogan por lo general como intratables porque viven molestos. De buena intención los invito a que recomienden y envíen esta reflexión fraternal, en nombre del futuro: hijos, nietos, etc.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 290 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: