La Columna del Guerrillero

Las primarias del PSUV y el síndrome de la división

Hay muchas maneras que utilizan los partidos políticos para seleccionar a sus candidatos a los cargos electivos. Una de ellas, la mas odiada por muchos y adorada por pocos, es la DEDOCRACIA, le sigue EL CONSENSO, que sirve a los grupos para repartirse sus cuotas de candidatos, la captación la que más le gusta a las cúpulas, tanto del gobierno como de la oposición, en ese mismo orden utilizan las encuestas acomodaticias ,que sirven de excusas a las estructuras para convencer a los que no les convienen, indicándoles que no gozan de apoyo popular, las cuales les permiten hacer el papel de Pilatos y la menos querida por las llamadas estructuras, son las primarias porque traen consigo el síndrome de la división, ya que por lo general reflejan el sentir de la mayoría de la militancia del partido, cuya opinión tradicionalmente es contraria a las practicas utilizadas por las autoridades del partido para seleccionar a los candidatos . De allí que al darse los resultados de dichas consultas internas en la cual la mayoría de los candidatos postulados por la militancia no corresponden a los que la estructura quería, tienden a modificar dichos resultados para favorecer a sus pupilos como ocurrió con las primarias de los adecos cuando decidieron transitar ese camino en los años 60 . Y salieron con las tablas en la cabeza. En el sentimiento de la mayoría de los militantes de los partidos políticos LAS PRIMARIAS lucen como el método más democrático, el problema surge cuando las estructuras que juegan a la hegemonía pretenden manipular los resultados, allí pierden precisamente ese carácter democrático y abren las puertas a las divisiones, no por culpa del método, sino por la pretendida intención del gobierno de turno a imponer sus candidatos contra la voluntad de la militancia. AD el otrora partido fuerte de la “DEMOCRACIA REPRESENTATIVA” por llevar la contraria a la voluntad de su militancia, se partió en varios trozos, que finalmente la convirtieron en lo que es hoy un partidito más del montón. Desde ese entonces para acá a ningún partido de la socialdemocracia, ultra derecha o de izquierda, le ha gustado ese método para escoger sus candidatos. De allí que los partidos de estos tiempos, por miedo a perder el control que tienen sobre sus militantes, se han aferrado al método de la dedocracia, negándoles su derecho a los militantes a elegir a sus candidatos por los cuales saldrían a votar con entusiasmo y voluntad. Desempeño de las estructuras partidistas que no funciona en correspondencia con su predica de democracia interna, convirtiéndose en una manifestación engañosa, para cubrir su apariencia de partidos democráticos. Hoy día se hace más difícil para los partidos acudir a prácticas democráticas, para resolver sus problemas internos por cuanto en muchos de ellos existen los llamados grupos con sus correspondientes acólitos a los cuales deben proteger y garantizar sus posiciones en los eventos electorales y por otra parte necesitan la dedocracia para satisfacer las cuotas políticas de sus aliados circunstanciales que normalmente ocurre como consecuencia de los pactos políticos. Estos acuerdos políticos entre las cúpulas, por lo general lesionan la voluntad de los militantes, que son obligados a respaldar a candidatos, por quienes ellos no han votados en las primarias. Aquí es donde aparece el síndrome de la división en los partidos que asumen el método de las primarias, cuando por intereses de grupos tienden a torcer la voluntad de su militancia. A Raíz de las primarias realizadas en el partido PSUV el domingo 27/6 han comenzado a oírse voces inconformes con los resultados de las mismas, que presagian vientos de tempestad en las filas de dicho partido. El partido de estos tiempos más parecido al otrora poderoso partido ACCION DEMOCRATICA es el PSUV, antes de que realizara sus primarias en los gobiernos de Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, que representaron el comienzo del fin de su invencible maquinaria electoral, que no solo se distinguió por su organización, sino por su arrogancia y prepotencia y por la conducta sectaria de su dirigencia. Partiendo de ciertos hechos que han trascendido a la opinión pública de los desacuerdos que están aflorando a raíz de conocerse los resultados de dicha consulta interna en el PSUV , me hace presumir que nuevamente el fantasma de la división está tocando las puertas de este “poderoso” instrumento electoral en que han convertido el partido que fundó el Comandante Chávez , que según su visión, estaba destinado a hacer una revolución que se desvaneció con el pasar de estos primeros años después de su forzada desaparición física. Muchas son las manifestaciones de ánimos caldeados dentro de la militancia de ese partido a raíz de la aparición en las redes sociales de eventos donde supuestamente alteraron los resultados de dichas primarias realizadas el domingo 27 de Junio. Acción que se la acreditan a la llamada “estructura”, mediante la cual borraron del mapa a militantes que fueron postulados con suficiente respaldo, pero que extrañamente no aparecieron en las listas publicadas por los voceros oficiales del partido. Muchos de los postulantes se preguntan ¿que pasó con ELIAS JAUA en todo el Estado Miranda, donde aparece ganando en postulaciones por encima de Héctor Rodríguez y zúas le apagaron la luz a la voluntad expresada por la militancia o el caso JULIO CESAR MARCANO en Ocumare del Tuy, que en opinión de muchos militantes fue respaldado mayoritariamente y tampoco apareció entre los candidatos seleccionados y así ocurrió con otros tantos en la zona de Barlovento. También se preguntan que ocurrió ¿Con ARIAS CARDENAS y MARTINO en el Zulia?, por nombrar unos pocos, pero no hay un solo estado incluyendo a Caracas con ERIKA FARIA, donde no haya expresiones de descontento en la militancia por lo que está ocurriendo con los resultados de esas primarias. Ahora el partido PSUV se prepara para el segundo round de esa Batalla entre “estructura” y “militancia”. El 8 de Agosto. Preparémonos para ver el espectáculo que nos tienen reservado, candidatos aparentemente postulados, que no cuenten con el respaldo del aparato del estado y de la “estructura” no va paz/ el baile de las elecciones del 21 de noviembre. La pregunta obligada que se hacen los observadores, ¿Resultara afectada la unidad del PSUV producto de las primarias? ¿Podrá superar el síndrome de la división? ¿Surgirán candidatos del chavismo enfrentados a los candidatos de la cúpula del PSUV?. Amanecerá y veremos, como decía uno de los artífices de la división de AD, quien para ese entonces cumplía órdenes de Betancourt, atizando la candela desde adentro del partido contra el maestro PRIETO FIGUEROA, SAEZ MERIDA Y DOMINGO ALBERTO RANGEL. Con tantos allegados de esa escuela, que hoy militan en ese partido, creo que “deberían poner sus bardas en remojo”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: