Crítica ácida

Hasta desde un cráter Venezuela ejemplifica

Ondeando la bandera tricolor con las ocho estrellas que sugirió hace doscientos años El Libertador, la buceadora zuliana María del Mar Dosil acaba de ser la primera suramericana en sumergirse en las aguas termales del cráter Homestead, en Midway, Utah, Estados Unidos. La profundidad es de 21 metros y la temperatura promedio 45 grados centígrados. Una venezolana que por su hazaña debería ser entrevistada, noticia grata que ojalá los comunicadores dejen el ridículo de no cubrir, acostumbrados a minimizar, manipular e incluso ocultar, si alguien presenta con orgullo nuestro pabellón nacional y sus 8 estrellas.

El temple de la mujer criolla, la claridad valiente de sus propósitos, son características decididas de nuestras compañeras, no me interesa saber si a la buceadora le gusta o le disgusta el proceso político venezolano cumplidos 22 años, cuatro meses y una semana al momento de este escrito. Para semejante prueba en las aguas de un cráter solo dan permiso a buzos certificados y hay estrictas reglas al respecto, los estadounidenses no dejan intentarlo fuera de la ley, ni a riesgo de cualquier supuesto audaz, el que lo haga puede pagar caro su atrevimiento, con arresto y multa.

Las condiciones dan la razón a quienes establecieron en los USA reglas para bucear en el cráter termal en Utah. "Al resistir bajar 21 metros en aguas tan calientes me gané la palabra récord por ser la primera suramericana en descender en esas aguas termales que se calcula tienen 10 mil años", afirmó alegre y confiada la zuliana María del Mar al postear exhibiendo la bandera de su Venezuela e insistiendo que las tomas escogidas corresponden a una hora de buceo, "tratando de iluminar lo más posible en las aguas oscuras debido a su fondo, rocas y sedimentos".

Ver a nuestra compatriota llena de satisfacción, y compararla con psicópatas de la vidiotización, comunicadores sociales de la manipulación y últimamente a covidiotas de toda edad profesión u oficio que se niegan a usar tapabocas, para que les entiendan mejor cada vez que tratan de desacreditar la revolución, y sin comprobaciones testimoniales crean incertidumbre. Insisto en que son excesivamente engreídos e intentan desafiar a la Organización Mundial de la Salud, "bravitos" porque no hay más muertos por la pandemia en Venezuela.

No me cansaré de revelar la imbecilocracia contrarrevolucionaria nacional y exógena, que utiliza cualquier vía en la difusión de insensateces que rayan en paranoia, los seguiré haciendo objeto de estas ácidas, considerando y comprobando cuanto se lo merecen por mostrencos, totalmente alejados de la realidad que los aturde y los lleva a negarle al país informaciones edificantes, no criticarlos es poner la comunicación social a manos de lo que no debe ser ni en la derecha ni en la izquierda, en el entendido que cada gobierno tiene medios exclusivamente destinados a defender su gestión, y la obligación de oír al pueblo en su derecho a la denuncia.

Luego de su buceo espectacular la compatriota María del Mar afirmó desde EE UU, "La verdad el calor te agobia dentro del cráter, pero la experiencia vale la pena". Imagino deben estar ardidos quienes la criticaron hace unos meses por sumergirse en el Lago de Maracaibo, ella lo rememora de esta manera "generé polémica por bañarme en mi lago, mientras me reía al saber que lo haría mil veces sin importar opiniones de los que llenan sus vidas de límites, normas y miedos, a ellos también les dedico el video." Gracias María, el amor al lugar donde se nace, se demuestra y defiende, por mi parte respeto al opositor, y apoyo esta incansable revolución bolivariana.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 401 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: