El cuento de las trampas para las cotorras margariteñas y las trampas de Maduro para los chavistas

Cuéntanos Chucha, cómo lograste salvarte de las trampas en los montes de la Península de Macanao. ¿Fue dura esa vida?

Chela, como ya lo he intentado contar varias veces, por la Península había gente dedicada a cazarnos. Lo hacen de dos formas: 1) Ubican los nidos y cuando los pichones ya están más o menos crecidos se los llevaban y nos dejaban la vida, como una capilla sin santo. Perder los pichones es una cosa horrible. Juancho Marcano, que es un periodista militante de la vida natural, me han dicho que sabes de estas cosas.

En otras ocasiones, nos colocaban una trampa con una cotorra adentro y uno caía fácilmente. Uno trataba de llegar hasta el cotorro o la cotorra y caía. En otras oportunidades, en la trampa colocaban una fruta de cardón que aquí conocemos como yaguerey o una de otro tipo de cardón que llamamos pitahaya. Vi muchas cotorras caer en esas trampas. Yo me salvé, porque nunca me atoré. Observando, le encontré la mala intención a este "gesto" de darnos de comer.

Bueno Chela, pero no te creas que las trampas se hicieron única y exclusivamente para atrapar a los animalitos que no le hacemos mal a nadie. Yo veo Chela, que este procedimiento que nos aplican a los animales también se les colocan a las personas y son igualmente trampas. En el caso de nosotros los animales, esto se hace con sus propósitos: matar el hambre o vender los animalitos para tenerlo como mascotas.

En el caso de las personas, estas trampas, según lo que yo veo y entiendo tiene su finalidad. Sabes Chela, que Ñango me pidió que leyera mucho y uno de los primeros libros que me dio fue de un filósofo llamado Louis Althusser. Me cuenta Ñango, que la izquierda andaba con los libros de Althusser bajo el brazo y pienso por lo que veo, que ahora es que lo vienen entendiendo y aplicando finamente, tal y como lo aplica la derecha para dominar, domesticar e idiotizar. Este señor que vivió en Francia, se le ocurrió decirnos que habían unos Aparatos ideológicos de Estado" (AIE), que de alguna manera son formas de atrapar a la gente. Son como trampas. En aquella época, lo usaba la derecha para sus intereses: Reproducir el sistema dominante.

Luego me dio otro libro que tenía por título "La Reproducción" de Pierre Bourdieu y Passeron, que fue un libro de mucho impacto en el momento. Un educador de izquierda debía leerlo, porque la escuela era y es un AIE y este libro de los explica muy bien. Hoy curiosamente Chela, la derecha zurda le echa mano a esto, tal y como lo hace la derecha derecha.

A la gente en Venezuela le tienen su trampa armada y hay gente que se mete en su trampa de los más tranquilo y fácil. Son Chela trampas ideológicas. Te dije que a nosotros nos metían una cotorra, un cotorro y caímos. Te dije también, que nos metían unas frutas de cardón e igualmente caímos.

¿Aquí es distinto? ¿Dime es distinto?

No Chuca, es claro que es la mismita vaina. Una ley es un trampa casa bobos, le colocan una palabritas ahí y ya, la venden como una ley revolucionaria.

Es correcto Chela y fíjate la vaina. Para algunas personas, entender la ley (por ejemplo) de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) de la manera como lo desea la "revolución", es ser ingenuo o es una ingenuidad. La que te conté, o sea la camarada Pascualina, dijo hace muy poco esto: "Me preocupa la ingenuidad de quienes afirman que no habrá desmejoras laborales en la ZEE, cuando es justamente este aspecto la garantía de las mayores ganancia de capital" ¿Genial no? Una trampa deviene en una ingenuidad. www.aporrea.org/economia/a302985.html

Aquí Chela, en vez de una fruta de yaguarey, te colocan una frase de Chávez, un video de Chávez y ya te arman las trampa y por ahí te meten cualquier proyecto de corte neoliberal salvaje y qué sucede. La trampa ideológica hace su trabajo y logra el propósito: La idea, la ley, el proyecto o la decisión, es muy revolucionaria y la gente se lo cree y lucha por eso.

Hay muchas trampas ideológicas. El cuento de la "guerra económica" es otra. A este le ponen el dulcito Chávez y caen facilito. Los cañones en esta guerra, los colocó el gobierno con sus errores y ahora no le queda de otra, que usarla como una trampa. La ley antibloqueo es otra trampa ideológica. Colocaron algunas cositas y por ahí viene los camiones neoliberales descargando todo. La ley neoliberal de ZEE, la descargan con este camión.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1060 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: