Canto íntimo XV

Febrero inundado de luz

Se acerca febrero. El mes más bonito en La Habana. Entre otras cosas porque durante la Feria del Libro y el Congreso de economistas sobre Globalización y problemas del desarrollo, se nos reúnen los amigos y camaradas que durante el año sólo nos tenemos unos a otros por medio de un teclado y una pantallita de frías letras.

Aun así este febrero no sería igual. El mejor de los intelectuales, el primer lector del mundo, el más intrépido de los economistas estaba enfermo y desde octubre nada sabíamos de él.

Nada, ni la luz del cielo, ni el cariño de tantos hermanos sabría igual sin haber tenido noticias de este Comandante vivaz que siempre tiene alguna respuesta a cualquier pregunta por más inoportuna que la formulemos.

Es por eso que no se nos impregnaba del todo la emoción de febrero como años anteriores en vísperas de la feria. Esta feria, la más revolucionaria feria del libro sin dudas. Este encuentro de economistas, el de los especialistas más sinceros y comprometidos con la humanidad.

A esta fiesta le faltaría su protagonista.

Mas este lunes antes de salir de casa me llamó la atención que las rosas blancas que tanto cuida mi vecina se asomaron intrusas por los bordes de mi verja. Son rosas pequeñas y copiosas que carecen de espinas y les sobra elegancia

El aire brillaba y la ciudad estaba más despejada y amorosa que de costumbre.

Desde hace mucho tengo la precaución de hacerle caso al humor de la naturaleza. Ella nos habla con su música interior; sucede que a veces por tanto ruido de autos y tanto susto no alcanzamos a escucharla del todo.

Como es natural a la tarde del martes: La Mesa Redonda, el programa que con sus más o sus menos invade amorosamente nuestros hogares para darnos pistas del mundo.

Pero esta tarde algo sospechoso había en la sonrisa hermética de Randy Alonso, su moderador. Su sonrisa tiene siempre la misma longitud. Mas esta tarde se abrió espléndidamente y algo distinto brillaba en sus ojos, algo que por más que quiso, no logró ocultar con sus cargados lentes.

Me remonté a mi niñez cuando mi padre me escondía un regalo (casi siempre una muñeca)... Y a él no le alcanzaban la picardía y toda su política para tratar de ocultármela en la espalda....Así andaba Randy ocultándonos algún regalo...la más linda muñeca de mi niñez.

Y si Dios estuviera detrás de un mostrador para ofrecernos un regalo a pedido...de seguro que la mitad del mundo, (su mejor mitad por supuesto), le hubiese pedido éste, el de este martes, el que Randy apenas pudo ocultar. Reaparecía el protagonista de nuestras fiestas de febrero. Se nos aparecía Fidel.

¿Y de manos de quien se nos aparece el Comandante? Del más venturoso de los presidentes del mundo. De ese que ha echado a volar como palomas el vocablo socialismo. Si es del siglo XXI, o de la época precolombina o el socialismo egipcio, no es tan importante. Importante es cambiar las relaciones de producción y eso se hará más tarde o más temprano, si el sustantivo es verdadero.

Chávez sabe que sin este veterano comunista que es Fidel no volarían demasiado lejos las palomas, que no son blancas sino “rojas rojitas”

Hugo Chávez se ha convertido en nuestro mensajero de la felicidad. Y yo pienso que los cubanos deberíamos darle nuestra ciudadanía como hicimos como el Che. Creo que sería un buen comienzo para nuestra Gran Colombia Socialista. En definitiva Hugo Chávez se ha convertido en el camarada número uno de nuestro Fidel y por ley transitiva de todos nosotros.

Fidel de pie y charlando haciendo trizas el morboso y estúpido editorial del diario El País con sus infecciosas y macabras líneas que de alguna forma lograron hacernos perder un poco la fe. Pero yo tengo un camarada de 90 años, viejo militante trotskista que me aseguraba que Fidel se reponía “Los revolucionarios mueren en combate, Fidel le queda obra por hacer” Este delicioso anciano nunca perdió sus esperanzas en ver al Comandante recuperado. No ha perdido nunca la fe; ni siquiera allá cuando los estalinistas que nos invadieron silenciosamente, lo mantuvieron ocho años preso. Este “muchacho” sabe distinguir bien el trigo de la paja...sin tantos grititos de doncella asustada, como suele suceder con frecuencia, incluso últimamente Y reconoce estar viviendo sus mejores años de revolución permanente, con este aleteo por América y esta consecuencia de Fidel. Hay que escucharlo hablar al decir que no fue la revolución cubana quien lo apresó por criticar la burocracia de la ex URSS, sino que lo apresó lo contrario de ella, su usurpador. No en balde fue Ernesto Guevara quien por primera vez lo liberó de la cárcel.

Es por eso que mi buen camarada y yo disfrutamos estos aires de Revolución continua que se respira en este siglo.

Y allí estaba Fidel con su ropa deportiva abrazando a su joven compañero. Nada mejor que verlo con Chávez: Chávez con su linda camisa roja y esa desbordante salud es quien nos ofrecía el mejor regalo de febrero.

Como político honesto que es no lograba ocultar su felicidad en su penetrante mirada de pequeños ojos. “Buen humor, buen semblante y claridad en las ideas” dijo el presidente a los periodistas de la televisión.

Ya mucho había hecho con su intención de un partido socialista, ya su valor contra el imperialismo nos lo hacen sentir cercano, como en casa, por donde andan mis pequeñas rosas.

Allá aquellos otros presidentes timoratos en el Foro Económico Mundial de Davos, pretendiendo organizar la economía. Allí reunidos para que el dinero sea quien arregle al mundo e imponga el amor. Acá en mi linda Habana de febrero se reunirán para que el amor, la seriedad y el compromiso compongan lo que el dinero deshace.

Felipe Calderón demasiado parlanchín para ser presidente del buen México que evidentemente no lo quiso presidente tuvo la insensatez de cuestionar las nacionalizaciones y las dictaduras personales ¡Ja! Parecería una estupenda autocrítica. Chávez ha salido nueve veces electo por su pueblo y él, bueno, él no sabemos aun si al menos una. Eso de dictador le sienta mejor a él y a todos aquellos asesinos reprimiendo en Oaxaca.

Mas no nos ocupemos de ellos. Febrero nos devuelve el Sol con estas imágenes de Fidel. “El Dictador” del periódico el País va seguir “dictando” alegrías al mundo.

Estaba Fidel más delgado, pero visiblemente siendo él de nuevo. Resulta increíble como en medio de su enfermedad anda preocupándose por la salud del planeta. Eso es lo que mejor habla de su mejoría

La cámara tomo la fresca imagen del bolivariano. Con emoción dijo dejar su corazón en Cuba. Y él no sabe que a los cubanos él ya nos es imprescindible, y que su corazón lo tenemos bien pegadito al alma.

De regreso a Caracas los despidió el compañero Raúl, con muestras evidentes de alegría. Ya lo habían recibido el Vicepresidente Carlos Lage y...mi Canciller con una felicidad que no era capaz de contener. Este canciller que le ha devuelto la dignidad a la diplomacia, que tanto nos recuerda las épocas luminosas de Raúl Roa Su risa desbordaba el Aeropuerto y mirándolo comprendí una vez más que su maestro estaba mejorando. El compañero Felipe es su más aventajado discípulo.

Ya está Fidel de nuevo ¡qué tiemblen todos los que quieren despedazar el planeta para acrecentar sus bolsas!, porque este veterano dará lo que le quede de vida para impedírselo

Hasta la Victoria Fidel.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3613 veces.



Celia Hart


Visite el perfil de Celia Hart Santamaría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: