Cosa difíciles de entender

Al uno pensar con detenimiento, se da cuenta que en Venezuela ha existido desde hace mucho tiempo algunas cosas que no son correctas; pero así son aceptadas sin más ni más. Estimado lector, vea como en varias ciudades de este país acostumbran a principio del mes de Diciembre anunciar la próxima llegada del niño Dios encendiendo eléctricamente unas gigantescas cruces en las cúspides de altos cerros, sin embargo, el mundo entero sabe que la cruz, aparte de ser el símbolo por excelencia del cristianismo, es representación de tristeza, padecimiento, calvario y muerte, sucesos dolorosos que nada tienen que ver con la alegría y complacencia que produce el nacimiento de un ser humano, o de cualquier otra especie; ¿no sería más apropiado que se anunciara el advenimiento de aquel hombre con una estrella cuya representación entre otros placenteros significados es el de vida?

En la ciudad de Valencia del Estado Carabobo, en su teatro municipal, uno no puede dejar de admirar la maravillosa cúpula de esa edificación, allí existe una tremenda obra pictórica del excelente artista valenciano Antonio Herrera Toro; usted también ve un recuadro en la parte de debajo de la pintura, frente al escenario, y distingue los signos: MDCCCLXLII. Cualquier visitante a esa regia instalación interpreta que se trata de un escrito en números romanos que pudiera referirse al año en que se terminó la obra, 1.892, sin embargo, en números romanos, lo usual es escribir ese año de la siguiente manera: MDCCCXCII; algo muy sencillo de hacerse sin causar absolutamente ningún daño a la obra.

Lea ahora el comentario sobre algunas estrofas de una popular canción. “Gloria al bravo pueblo que el yugo lanzó, la ley respetando, la virtud y honor” ¿Qué yugo se puede quitar de encima un pueblo si tiene que respetar las leyes que impusieron aquellas mismas personas que establecieron ese yugo? al contrario, tales normas tienen que ser desobedecidas por el bravo pueblo pues solo funcionan en beneficio de la oligarquía que lo subyuga; aquí no hay otra forma para hacer se respete los derechos de un pueblo oprimido. “Abajo cadenas gritaba el señor y el pobre en su choza libertad pidió” Se sabe que es precisamente el señor, la clase pudiente, quien normalmente encadena a un pueblo, por lo tanto, parece incomprensible que el señor grite abajo cadenas, ¿será que se quiso reír del pobre que estaba en su choza pidiendo libertad?; de qué otra manera se puede entender este fragmento del canto popular. “A este santo nombre tembló de pavor, el vil egoísmo que otra vez triunfó” Explicar que el vil, el infame, el desalmado, el horrendo egoísmo tiemble de pavor al oír el santo nombre de LIBERTAD y que sin embargo triunfe, es como decir que el miedo del cobarde se impone a la valentía de los hombres de temple, o que la indiferencia domina la voluntad de ser libre; esta redacción es todo un despropósito que invierte el sentido de los valores que conoce la humanidad.

Apreciado amigo, los conceptos emitidos sobre nuestra canción patria no pretende ser en nada irrespetuosos, sino que la intención es dar a conocer algunas apreciaciones que hacen pensar que la letra original de algunas de sus estrofas fueron alteradas. Hay que recordar que esta canción popular fue declarada Himno Nacional de Venezuela por decreto de fecha 25 de mayo de 1881, hace casi 126 años, refrendado por el Presidente de la República, general Antonio Guzmán Blanco; siendo muy probable que el otrora canto patriótico fuera expresamente alterado en algún momento de nuestra historia con la pretensión de excluir algunas frases perturbadoras contenidas en él.

Debemos estar de acuerdo con modificar nuestro himno nacional, tal como lo planteara hace algunos días el Ciudadano Presidente Hugo Chávez, y hoy nos encontramos en un momento propicio para retocar su letra; y a su música hay que darle un compás enérgico e impetuoso, y no la entonación adormecedora que escuchamos actualmente.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7449 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a30208.htmlCd0NV CAC = Y co = US