En homenaje a Douglas Bravo (Sin mayores pretenciones)

Hola vagabundo..!!

Me decía al verme desde que era un niño hasta la última vez.

Crecí, oyendo su nombre. Como buen guerrillero se fue de mañana.
Hermano, Camarada de Laura y Francisco, mis padres, en las
circunstancias más adversas. Dignos e irreductibles. Audaz generación
que tomó el cielo por asalto.

Hoy, se fue Douglas… a su campamento en la Sierra de San Luis, a
reescribir el manifiesto de Iracara.

No se trata de endiosar a nadie, pero si de dar el lugar merecido a
estos seres que como Douglas, se jugaron la vida por su verdad, ahora
en tiempos de tanta farsa y engaño, hombres como él, son ejemplo vivo
e irreductible para un pueblo que buscará sin descanso su
emancipación.

Más allá de la muerte, que nos asalta en cada esquina y cubre el
espíritu de tristeza… están más que las palabras, la conducta
comprometida de hacer memoria viva y presente los importantes aportes
de estos seres, que rompieron con sus propios dogmas y ataduras para
atreverse a crear nuestro propio significado de revolución.

Me contaba mi padre en una oportunidad que Douglas le decía: Flaco, si
me matan, no permitas que el enemigo desaparezca mi cuerpo, entiérrame
tú, en la montaña.

Seres de alta moral, a pesar de las derrotas nunca fueron derrotados.

Te digo hasta luego… Vagabundo..!!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1531 veces.



Patricio Ramón Prada Pérez


Visite el perfil de Patricio Ramón Prada Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: