Yo, el saqueador

Estamos en la conmemoración de los 22 años de la rebelión popular del 27 de febrero de 1989. Para las clases dominantes de ayer y hoy. Un mal ejemplo que no debe repetirse. Hay esta ese ejemplo vivo en la memoria colectiva por si acaso como suelen decir por las esquinas.

Ese lunes 27 aconteció la más hermosa jornada de Democracia directa ejercida por el bravo pueblo venezolano, como no ha sucedido en ningún país de esta América mestiza. Precisamente Venezuela paraíso petrolero y supuesto modelo de democracia representativa continental, no podía ser de otra manera siendo esta cuna de bolívar y de la generación libertadora de América.

La burguesía cobarde se multiplicaba en apelativos que denigraban del pueblo creyendo que este iba a continuar siendo el mismo craso error, desde ese día no hemos regresado seguimos. En la calle ojo pelao. Saqueadores, delincuentes, malandros, ñangaras. Para ellos seguimos siendo eso, para otros simple pueblo libertario, mártir y justiciero

El modelo neoliberal fue vendido como la salvación para nuestros países. Siendo el neoliberalismo  la mas nefasta estrategia del capitalismo redomado para la dominación de nuestros pueblos. Pero siempre las clases dominantes subestiman al pueblo y se llevaron la más grande lección que abrió paso a nuevos tiempos históricos que estamos viviendo.

Para ese momento el tristemente célebre presidente Carlos Andrés Pérez recientemente fallecido… Por cierto en qué paila lo tendrá el maligno.  Él pensó que, con su política hambreadora dictada desde la casa blanca el pueblo venezolano se quedaría adormecido. Ya ustedes saben lo que pasó.

El Estado Venezolano se aplicó a fondo, a través de sus fuerzas armadas comandadas por el gorila fascista Ítalo del Valle Aliegro. A los más jóvenes jamás debe olvidársele ese par de nombres. Pensaron que ahogándonos en la paz de los sepulcros  doblegarían la determinación y la dignidad  del pueblo. Pero para la mala suerte de las clases dominantes los pobres jodidos y pendejos, somos más…

La hoy tan cacareada  propiedad privada fue  abolida  de facto ese día y se impuso la colectivización, ese glorioso y doloroso 27  de febrero cayeron en Venezuela algo más que vidrieras.

No dejar  que  la desmemoria se apodere de la gente es una forma de rendir homenaje sencillo a ese pueblo que murió y abono el camino que aún no finaliza. Por eso recuerdo a esa gran mártir y ejemplo de lucha Yulimar Reyes, valiente mujer caída en combate por los sueños de siempre y a todo ese pueblo heroico que con pecho alzado   se hizo eterno en la conciencia de los seres sencillos de esta patria.

HONOR Y GLORIA A YULIMAR REYES Y A LOS MARTIRES DE FEBRERO…………….
LUCHAR HASTA VENCER…………………………

patricioprada@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1562 veces.



Patricio Ramón Prada Pérez


Visite el perfil de Patricio Ramón Prada Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: