Delsa con mi Ferrari no te metas


Que vaina con esta gente de la derecha, apenas se asoma la noticia de que en Caracas se van a vender autos de la marca Ferrari y ya comienzan con su criticadera.

Esos mismos que desde siempre se han pretendido defensores e impulsores del libremercado, del mercado sin regulación, del capitalismo en sus distintas expresiones y en general de la filosofía de que quien tiene más saliva que trague más harina, ahora vienen a pretender echar por el piso las ilusiones que ya algunos comenzabamos a hacernos con la idea de que aquí hasta ferraris pueda tener la gente.

La verdad es que uno sigue sin entenderlos antes, en tiempos de Chávez, se arrecharon con las expropiaciones y todavía muchos sangran por esa herida, y eso que aquí no se le tocó ni un pelo a la burguesía; ahora pretenden hacer algo semejante cuando el gobierno se abre al mercado y comienza a “brindar oportunidades” a que vengan capitales al país.

Ellos no quieren entender que quienes están apostado a la consolidación de una “burguesía revolucionaria”, sencillamente podrían estar interesados en una “revolución burguesa” y que se fijen que en la historia de las revoluciones las de este tipo han sido las más exitosas. Entiendan de una vez por todas que, esto de ahora poco tiene que ver con Chávez y con el Socialismo que él profesaba. Que les pasa, ustedes opositores que siempre acusaron a Chávez de dogmático y de intransigente, dejen la intransigencia y el dogmatismo ahora.

Claro que aquí la clase trabajadora no va a comprar ferraris. Aunque les digo sinceramente, el derecho que ellos tienen a pensar que alguien salga a la carrera a vender su 4x4 barata para ponerse en su Ferrari, es de cada quien.

Si ya se, algunos me dirán que cómo con ese sueldo los trabajadores no pueden comprar ni bicicletas de remate.

Pero bueno, insisto, alguien lo podrá hacer y así funciona el capitalismo y su bien instalado “sistema de valores y creencias”. En ningún país del mundo ningún trabajador común llega a ser propietario de un Ferrari, pero en todos los países capitalistas la mayor parte de los trabajadores creen que pueden llegar a serlo, y eso le basta al sistema.

Ahora parece que la cosa es un “fake news”. Ya les digo que no me vengan con eso, después que comencé a hacerme ilusiones de que ahora que decidí definitivamente dejar el ministerio, después de 21 años de servicio, y montar un “emprendimiento” con mi compadre. Apenas salió la noticia comenzamos a acariciar la posibilidad de “lavar ferraris” que algunos buenos dólares nos dejaría esa actividad. Ya comienzo a entender lo de que la dolarización es un “complemento”. Lo que pasa es que esos conceptos son nuevos y uno que se la pasa trasnochándose no termina de entenderlos.

Pero créanme, tengo la esperanza de que independientemente de que aún la Ferrari no ha llegado a Venezuela, llegará. Llegará con este gobierno, para quienes no me creen fíjense que el recién electo Diputado Jorge Rodríguez, actual Presidente de la Asamblea Nacional declaró “Queremos lo que históricamente Venezuela siempre ha hecho con Estados Unidos: buenos negocios”. Sólo le faltó decir que éste vínculo con Estados Unidos se rompió fue con Chávez pero él ya no está y ya no hay razones para no retomar esos “buenos negocios”. Claro hay cosas que no se dicen pero se hacen, el esclarecido Jorge ha dicho lo que puede decir, el gobierno hace lo que está haciendo. Les prometo que no es un “fake news”.

Bueno estimados, yo seguiré esperando y apostando a que llegue la Ferrari a Venezuela. Por los momentos dejaré de trasnocharme y seguiré pensando en el emprendimiento ese del que les comenté, quizás al convertirme en empresario comience a recibir apoyo del gobierno y a la larga quien sabe si hasta pueda terminar pensando en ponerle la mano a uno de esos ferraris, aunque sea de segunda mano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2064 veces.



Juan González


Visite el perfil de Juan González para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: