Reflexiones Ingenuas: Asamblea Nacional "revolucionaria" …He ahí el detalle"

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo

El llamado para elegir la nueva Asamblea Nacional constituye un mandato soberano consagrado en la C.R.B.V. y un imperativo político y social dentro del marco de la Revolución Socialista Bolivariana en marcha.

En primer lugar es un mandato que el pueblo venezolano consagró en el año 1999 luego del proceso constituyente que culmina el 15 de diciembre de ese año.

En segundo lugar, es un paso siguiente del proceso constituyente destinado a adaptar a la Carta Magna a la nueva realidad histórica y social del país para solventar las omisiones, ausencias y hacer las correcciones necesarias a fin de construir el Estado Social y de Derecho en los términos que el momento histórico reclama. Es un deber social e histórico además de una deuda y compromiso con el soberano que espera cambios positivos para mejorar sus condiciones de vida, tanto en lo político, económico, social, cultura, seguridad…

Si bien es cierto construir un blindaje político para la defensa de la soberanía y la economía del país en términos de leyes destinadas a proteger la nación de las amenazas y actos de piratería internacional por parte del imperio y sus secuaces tales como el bloqueo, ocupaciones, saqueos al igual que ataques a instalaciones públicas, sistema eléctrico nacional, terrorismo es sumamente complicado, no es menos cierto que los efectos que ocasionan estos actos afectan directamente a la población en la calidad de vida, salud mental y social por lo tanto hay que darle prioridad en su elaboración, sin embargo también es necesario recalcar que la capacidad adquisitiva de la población producto del aumento desmedido en el precio de los artículos de primera necesidad, medicina, alimentos, repuestos, vestido, calzado, etc., y el bajo ingreso económico ocasionado por los salarios de hambre con que se cancela a los empleados públicos, educadores, médicos, empleados de la salud, seguridad, defensa, transporte entre otros afecta directamente a la salud, seguridad, educación del pueblo, quien es el que elige a los diputados y con ellos a los encargados de hacer valer sus aspiraciones personales, sociales y políticas.

Pero es importante también destacar que el Cte. Eterno nos puso una tarea en el año 2007 que fue transformar la Constitución de la R.B.V. en términos de reordenación del espacio, de los poderes públicos, tipos de propiedad, a través de un referéndum y que los mismos legisladores del momento se encargaron de sabotear y no se lograron los objetivos, situación que hoy constituye una debilidad en cuanto al basamento legal y jurídico que sirve de piso al Socialismo Bolivariano.

De tal manera que la nueva Asamblea Nacional tiene la obligación histórica de construir un basamento jurídico y un marco legal que permitan la transformación social, económica, jurídica, política de la nación en una sociedad verdaderamente socialista, revolucionaria, clasista y no en un injerto de capitalismo, feudalismo y socialismo, "visión progresivista" los cuales han desvirtuado los procesos revolucionarios en Latino América y otras partes del mundo generando fracasos, desesperanzas en los ciudadanos, desposeídos, marginados, "pobladores originarios", es decir, en el proletariado histórico.

Para tales efectos se hace necesario, obligatorio, que la Mesa Directiva de la Asamblea Nacional incluya en su agenda, con carácter de urgencia, la discusión abierta acerca de las leyes y medidas a tomar por parte del Gobierno Nacional para garantizar un salario justo a los trabajadores, el fortalecimiento de la moneda nacional hoy devaluada a niveles prehistóricos por la especulación del dólar, el bachaqueo, el acaparamiento, la corrupción, la delincuencia de todo tipo, así como la creación de un sistema nacional de productores nacionales con estímulos por parte del Estado para activar el aparato productivo nacional en áreas tales como alimentación, agricultura, mediana industria, innovaciones tecnológicas, artesanía, piscicultura, electrónica, medicina natural y otras. Igualmente diseñar estrategias que permitan profundizar el proceso de educación en valores patrios, ciudadanos, históricos para crear la base cultural de la sociedad socialista en construcción.

De la misma manera es fundamental que se revise la organización del estado, los derechos y deberes de los poderes (Definir y aclarar que es el poder popular, poder regional y poder local), reorganización del territorio nacional), revisar la Ley de las Comunas y de los Consejos Comunales)

Y una cosa de vital importancia, se revise, actualice y mejoren los mecanismos de control y seguimiento así como los reglamentos, normas, obligaciones y sanciones de los empleados públicos a todos los niveles (Presidente y Vicepresidente, Ministros, Gobernadores, Legisladores, Jueces, Presidentes, Directores y empleados de Empresas Nacionales y mixtas, Fundaciones, Alcaldías, Concejos Municipales, Comunas y Consejos Comunales, CLAPs, etc.)

Consideramos de importancia capital que se cree y se incorpore en forma ad hoc, observadores del poder popular para que hagan auditarías y observaciones permanentes a las propuestas y estatus de su atención por parte de las Comisiones de trabajo que las atienden a fin de aligerar los mecanismos para su aprobación y ejecución por parte del Ejecutivo Nacional.

Los venezolanos y venezolanas que votaron por los candidatos ´a ser Diputados de la Asamblea Nacional lo hicieron convencidos que éstos continuarían el proceso revolucionario iniciado por el Comandante Chávez a fin de transformar el país en una sociedad pujante, progresista, independiente, soberana, incluyente, revolucionaria. La confianza que pusieron en sus candidatos no debe ni puede ser traicionada, frustrada. Es imperante respetar el mandato de los electores a fin de mantener la esperanza en la revolución y los revolucionarios. Cualquier falta, omisión, descuido constituye un delito de lesa patria y una traición al pueblo, a los niños y niñas, ancianos y ancianas, trabajadores y trabajadoras, estudiantes, campesinos y campesinas…

La diferencia entre una Asamblea Nacional y una Asamblea Nacional "Revolucionaria" es radical, abismal. La Asamblea Nacional recién electa está obligada a ser "Revolucionaria"

Lo demás son cuentos de camino.

#RebeldesSiempreSumisosJamás

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 924 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: