¡… Isnotú es el Santuario Nacional Dr. José Gregorio Hernández!

¡…Enmendar es de sabios Cardenal Baltazar Porras...!

Estimado Padre, Baltazar Porras, pastor de nuestra amada Iglesia Católica, le manifiesto mi alegría y agradecimiento por su buena voluntad en llevar a los Altares unos de los grandes anhelos de las familias venezolanas, la beatificación de uno de sus hijos más queridos y honorables José Gregorio Hernández, la decisión tomada por el Padre Bergoglio, el Papa Francisco, nuestro Papa latinoamericano, fue escuchada, como usted lo manifiesta el 26 de octubre en la Solemne ceremonia religiosa de la exhumación de los restos del médico de los pobres "José Gregorio Hernández ya era un santo entre los santos, antes de llegar al cielo. Eso lo repiten los venezolanos sin cesar, y aunque oficialmente el papa francisco autorizó su beatificación el pasado 19 de junio, el aun venerable ya estaba en los altares, pues la ciudadanía le pedía con devoción y desde las entrañas"

En los medios de comunicación digital publican las declaraciones del Cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de Caracas y Arzobispo de Mérida, donde nos informan sobre las actividades celebradas el pasado 26 de octubre de la exhumación de los restos del venerable Dr. José Gregorio Hernández, que se encuentran en la Iglesia de nuestra Señora de Candelaria, el contenido de sus declaraciones es que la Iglesia Católica tiene previsto instalar en honor una vez ,que se culmine con el proceso de beatificación, previsto para los primeros meses del próximo año "UN SANTUARIO NACIONAL EN CARACAS Y UN SERVICIO MEDICO QUE FUNCIONARA COMO UN CENTRO DE INVESTIGACIONES". Al referirse donde se encontrará el santuario, el Cardenal Porras aseveró que "" queremos que este en el norte de Caracas, porque esa fue la zona de hábitat de José Gregorio Hernández’’. Asimismo, reiteró que cada diócesis del país colocase santuario de veneración

En mi condición de ciudadano, católico dentro de la formación normal de la familia cristiana venezolana y creyente en la Fe de la intercesión de Milagros de nuestro venerable paisano Dr. José Gregorio Hernández , me disculpa que mi corazón esta llenó de dudas ante el anuncio del Cardenal Porras, al proclamar que el lugar de ubicación del santuario nacional del cuarto beato venezolano serán los espacios indefinidos de la vieja Caracas, desconociendo el lugar de nacimiento del nuevo beato, sus vivencia de Niño y adolescente, la formación cristiana hasta los doce años en el seno de una familia campesina, humilde, trabajadora honorable, que fue el lugar donde se modeló su personalidad, para este tipo de decisión es prudente y útiles tomar en consideración referentes, personas con Obras escritas que poseen el mayor conocimiento, investigación humanista, histórica y religiosa de la vida y obra del Hijo predilecto de Isnotu, consultar a la feligresía, a los sacerdotes al conjunto de la iglesia, la veneración al médico de los pobres surgió desde el mismo momento en que fue llevado en hombros por la inmensa manifestación de duelo de todo el pueblo caraqueño hasta el cementerio general del sur.

En la ceremonia solemne del 26 de octubre ante los restos del venerable, que usted presidio en su condición de ser nuestra máxima autoridad eclesiástica, estimado Cardenal Porras en cumplimiento de los procedimientos para la beatificación, más esperada, esta fue recibida con la mayor alegría del pueblo, a pesar de los actuales sacrificios, dando la mayor paciencia y fortaleza de fe en el hijo de Isnotú y para continuar celebrando los nuevos milagros que plenen de felicidad a todo el pueblo venezolano y lo eleven a su Santidad. Sus palabras recordaron a los que partieron adelante. ‘Por eso nuestra primera mirada va dirigida con profundo agradecimiento a todos aquellos que a lo largo de un siglo quisieron ver este momento y ya no están, pero sus oraciones, empeño y devoción por nuestro medico son parte de esta celebración. Desde el cielo únanse al coro de los ángeles que anima de fe de los que permanecemos en este valle de lágrimas’’, en ello permítame Cardenal Porras recordar la misión pastoral en tierras trujillanas de nuestro primer Obispo venido de las tierras tachirense: el Dr. José León Rojas Chaparro y del Obispo sucesor oriundo del Valle de Boconó Monseñor Vicente Ramón Hernández Peña.

Nuestros Obispos de la Diócesis de Trujillo, pastores en su compromiso con Jesucristo y nuestra Patrona La Virgen De la Paz, se llenaron de sabiduría para entender la espiritualidad en un Hombre bueno, generosos, científico, profesor, buen hijo ejemplar, que apenas al recibir su título de Doctor en Medicina otorgado por la Universidad Central de Venezuela por ser el primero en su graduación, el más brillante en la historia de la facultad, él podría haber seleccionado cualquier lugar del país, lleno de comodidades, como la misma Caracas, para ejercer el inicio de su profesión ,José Gregorio Hernández optó por los humildes, el compromiso con sus paisanos, lo más pobres, los provinciales, sus amigos los campesinos, retornó a su lejana tierra natal a prestar los servicios de atención a los enfermos los más necesitados, Nuestros Pastores de la Diócesis de Trujillo permitieron que en sus corazones se abrieran la puerta de la fe, mientras otros Obispos y Prelados del alto clero de la Iglesia, aposentados durante muchos años y hasta hace pocos días en las grandes ciudades y en la capital de los Techos rojos cerraban hasta las hendijas para impedir la luminosa e inmensa figura humilde del Dr. José Gregorio Hernández

El pueblo humilde todos los pueblos y caseríos de Venezuela que arribaban a Isnotu, todos los días, en recorridos a pie a todo sol y lluvias desde la ciudad de Valera, en pago de promesas sentidas hasta el lugar de nacimiento del querido Santo Venezolano, peregrinos que desde la década de 1960 eran recibidos por el Sacerdote de origen Español el Padre Prudencio Baños, eran en los propios espacios de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, donde los cobijaba con el refugio y alimentación centenares de peregrinos que todos los días llegaban desde lo más apartados rincones y de los pueblos vecinos del Caribe, hasta de las islas Canarias del reinado de España.

Más de cuatro décadas, de vida pastoral del Padre Prudencio Baños y la unión de la voluntad de la feligresía, se construyó el mayor monumento a cielo abierto en homenaje al siervo de Dios, que son la miles de miles de placas en formatos metálicos con las leyendas que describía el milagro concedido a toda la familia por la intersección ante Dios del médico de los pobres, este hecho único en el mundo cristiano, donde los peregrinos anclan sus testimonio de fe, como los marinos al llegar a puerto seguro, plantando bandera con sus promesas cumplidas, su verdad y fe, que son ofrendas permanentes, públicas, en evidencia de los milagros de Dios y la intersección del médico de los pobres , son miles los milagros durante decenas de años, en este registro público por quienes recibieron la devoción divina de encontrar salud, de continuar con vida, no hay lugar en el mundo cristiano que evidencian estos agradecimiento, notorios, tapizado todas las paredes espacios externos e internos de la capilla del Divino Niño Jesús, el museo y la casa de solidaridad a los peregrinos, conjunto de edificaciones que lleva el nombre Santuario del Divino Nino Jesús, porque la Iglesia en sus formalismos no aceptaba ver los miles de milagros, y no podía bautizar como el Santuario Nacional Dr. José Gregorio Hernández.

A qué se debe esta manifestación de que todo un país, que se identifica con el Siervo de Dios, de donde surge este amor del pueblo en este Valle de lágrimas con su natal Isnotu, cuando sus restos están desde hace décadas en la iglesia de Nuestra Señora de Candelaria en Caracas, manifestaciones de fe inocultables, con devoción hacia el lugar de nacimiento del Santo Venezolano, desde hace más de sesenta años existe en el corazón del pueblo venezolano el reconocer el Santuario Nacional del Dr. José Gregorio Hernández está en Isnotú, a el llegan los peregrinos a confesar su agradecimiento, oran ante Dios por los favores recibidos, al llegar se posan de rodillas en un acto contrición de fe cristiana ante los vestigios de la humilde vivienda que lo vio nacer , donde dio los primeros pasos de vida, el lugar que formo su personalidad de hombre humilde, sabio, cristiano, proveniente de una familia al igual que las familias venezolanas, su casa apuntalada con cuatro horcones de cedro y los pisos con la arcilla quemada de Betijoque, el Santo del pueblo venezolano esta erguido, los recibe con su manos extendidas con los frascos de medicamentos, para sanar el espíritu, es el Dr. José Gregorio Hernández resucitado, luminoso ante los ojos de su pueblo, que acude en fe en Dios y Cristo. Este lugar su cuna es EL SANTUARIO NACIONAL DR JOSE GREGORIO HERNANDEZ.

La Iglesia tiene sus normas del derecho Canónico para elevar sus lugares sagrados, y quienes son los competentes para autorizar la elevación, "en la parte III de los Tiempos y lugares Sagrados en el capítulo III De Los Santuarios.1230. Con el nombre de santuario se designa una iglesia u otro lugar sagrado al que, por un motivo peculiar de piedad, acuden en peregrinación numerosos fieles, con aprobación del ordinario del Lugar.1231 Se requiere la aprobación la Conferencia Episcopal para que un santuario pueda llamarse nacional y la aprobación de la Santa Sede, para que se le denominación internacional". La feligresía a nivel nacional tiene años en devoción en el santuario nacional ubicado en Isnotú, hace muchos años la sabiduría de los Obispos de la Diócesis de Trujillo le otorgaron la elevación a santuario divino niño Jesús , los peregrinos el fervor popular lo santificaron como el santuario nacional , solo están a la espera que la Conferencia Episcopal presidida por el trujillano Monseñor José Luis Azuaje e integrada por varios obispos paisanos Proclamen el Clamor sentido del pueblo venezolano y el lugar que le dio la formación cristiana al modelar con la arcilla de Isnotú la personalidad de un Hombre al servicio del prójimo.

Hace pocos años fue elevado a Santo el Papa Juan Pablo II, la Santa Sede aprobó la construcción de un Santuario en su Homenaje al Papa bueno y viajero, en la ciudad de Cracovia de su Polonia natal, el lugar seleccionado fue el terreno que ocupaba la industria química Solvay donde trabajó como obrero el joven Karol Wojtyla, quien estaba confinado y preso por la fuerzas militares alemanas de ocupación nazis en la segunda guerrea mundial, ese fue lugar seleccionado, una referencia histórica en la vida como ciudadano de la formación humanística y cristiana donde se forjo en clandestinidad su amor a Dios en el seminario mayor de Cracovia que dirigía el Arzobispo Adam Stefan Sapihea Hoy la ciudad de Cracovia con el Santuario del hijo predilecto, le cambio el destino económico a sus pobladores, reciben centenares de miles de peregrinos a visitar el lugar de nacimiento del santo Padre su espacio ahora está en la Industria sin chimeneas que es el turismo religioso, permitiendo que arriben miles de peregrinos a compartir los espacios físicos del Santuario de San Juan Pablo II.

El pretender borrar del mapa de los lugares de peregrinación como es Isnotú, la cuna del Siervo de Dios, es quitarles el pan nuestro a sus pobladores, es escarbar más hondo el hueco en donde se encuentran actualmente, el turismo religioso es su fuente de trabajo, es la manutención de miles de familias trujillanas, que atienden a miles de peregrinos, perdóneme la magnitud de la comparación para con la ciudad de Roma, el turismo religioso es muy importante son las fortalezas económicas de la sociedad italiana y uno de los mayores soporte financieros de la propia Santa Sede y la Iglesia Católica.

El anuncio del cardenal Porras de la ubicación del santuario nacional Dr. José Gregorio Hernández, mediante una fría y solitaria rueda de prensa, sin la compañía de otros prelados de la iglesia católica, pretendiendo crear artificialmente un santuario en la parte norte de Caracas, es propio de las decisiones rancias del centralismo, sustentadas en no querer ver a la provincia el interior de Venezuela, visión de enseñanza del joven médico al ir al interior de su tierra, devolverle a su terruño natal, el agradecimiento de su formación integral como ser humano.

Permítame hacerles llegar la última homilía del Papa Francisco del 06 de noviembre, muy oportuna en estos amargos momentos y donde requerimos de los mensajes de nuestro Papa Latinoamericano:

"puedes tener defectos, estar ansioso y vivir enojado a veces, pero no olvides que tu vida es la empresa más grande del mundo. Solo tú puedes evitar que se vaya cuesta abajo. Muchos te aprecian, admiran y aman. Si pensabas que ser feliz es tener un cielo sin tormenta un camino sin accidentes, trabajar sin cansancio, relaciones sin desengaño estabas equivocado.

Ser feliz no es solo disfrutar de la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza, No solo es celebrar los éxitos, sino aprender lecciones de los fracasos. No es solo sentirse feliz en el anonimato. La vida vale la pena vivirla, a pesar de todos los desafíos, malentendidos, periodos de crisis. Ser feliz no es un destino del destino, sino un logro para quien logra viajar dentro de si mismo. Ser feliz es dejar de sentirse víctima de los problemas y convertirse en el autor de la propia historia.

Atraviesas desiertos fuera de ti, pero logras encontrar un oasis en el fondo de vuestra alma. Ser feliz es dar gracias por cada mañana. Por el milagro de la vida. Ser feliz es no tener miedo de tus propios sentimientos. Es saber hablar de ti. Es tener el coraje de escuchar un ‘No". Es sentirse seguro al recibir una crítica, aunque sea injusta, es besar a los niños. Mimar a los padres, vivir momentos poéticos con los amigos, incluso cuando nos lastiman. Ser felices dejar de vivir a la criatura que vive en cada uno de nosotros. Libre feliz y sencilla.

Es tener la madurez para poder decir "Me equivoque’. Es tener el valor de decir ‘‘perdón’. Significa tener la capacidad de decir ‘‘te amo’’. Que tu vida se convierta en un jardín de oportunidades para ser feliz. Que tu primavera sea amante de la alegría. Que seas amante de la sabiduría en tus inviernos. Y cuando te equivoques, empieza de nuevo desde el principio. Solo entonces te apasionara la vida. Descubrirás que ser feliz no es tener una vida perfecta. El uso de las lágrimas es para regar la tolerancia. Utilízalas pérdidas para entrenar la paciencia. Utiliza los errores para esculpir la serenidad. Usa obstáculos para abrir ventanas de inteligencia. Nunca te rindas. Nunca te rindas con las personas que te aman. Nunca renuncies a la felicidad porque la vida es un espectáculo increíble’’ Papa Francisco.

aliriorangel1959@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2019 veces.



Alirio Rangel Díaz

Ingeniero Agrícola. Agricultor

 aliriorangel1959@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Rangel Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: